El INTI fomenta el desarrollo local junto a la Fundación Loma Negra

Mediante la firma del convenio entre Fundación Loma Negra y el INTI se prevé la instalación de tres centros de producción panificados en las provincias de Catamarca, Neuquén y Buenos Aires.

Ver nota aquí:

INTI – El INTI fomenta el desarrollo local junto a la FLN – 26.10.13pdf

 

Un programa para la ocupación creativa de la juventud

 

El programa Socializar, impulsado por el CDC (Consejo de Desarrollo Comunitario) La Bebida – San Juan,  promueve la iniciación, formación deportiva, recreativa y cultural de los jóvenes de dicha comunidad.

 

Ver nota aquí:

NUEVO DIARIO – Un programa para la ocupación creativa de la juventud – 16.10.13}

Buscan medir la calidad de vida y el empleo joven en seis localidades de Olavarría

Fundación Loma Negra junto con la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) y la Municipalidad de Olavarría pondrán en marcha un Censo Social en Olavarría que apunta a proporcionar datos prácticos y generados científicamente para una efectiva planificación, monitoreo y evaluación de proyectos de desarrollo del municipio con un enfoque en temas de Desarrollo Humano, Demografía, Salud, Empleo, Educación y Emprendedorismo local.

Ver nota aquí:

DIARIO EL POPULAR – Buscan medir la calidad de vida y el empleo joven en seis localidades de Olavarría – 05.11.13

 

Se realizará un censo social en las localidades

INFOOLAVARRÍA – Se realizará un CeNso Social en las localidades – 05.11.13

Censo social para una efectiva planificación en desarrollo en el municipio de Olavarría

El pasado 4 de noviembre la Fundación Loma Negra firmó el convenio junto con la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) y la Municipalidad de Olavarría para poner en marcha un Censo Social. Dicho proyecto apunta a proporcionar datos prácticos y generados científicamente para una efectiva planificación, monitoreo y evaluación de proyectos de desarrollo del municipio con un enfoque en temas de Desarrollo Humano, Demografía, Salud, Empleo, Educación y Emprendedorismo local. Se llevará a cabo en las localidades: Sierra Chica, Hinojo, Colonia Hinojo, Colonia San Miguel, Villa Alfredo Fortabat y Sierras Bayas, pertenecientes a la Municipalidad de Olavarría; y Barker y Villa Cacique, pertenecientes a la Municipalidad de Benito Juárez, que alcanzan en un total a 7000 familias.

Cabe mencionar que el Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNICEN es la unidad ejecutora del Censo Social, cuyo costo total es de $ 762.500. A fin de brindar oportunidades para que los jóvenes puedan formarse para el acceso a un empleo digno, el Municipio de Olavarría contribuirá con la aportación de sus propios recursos humanos y técnicos, valorados en $145.000, que representa el 19,02 % del costo total, mientras que $125.000 (16,39 %) serán aportados por la Fundación Loma Negra para su ejecución.

El Superintendente de Desarrollo Organizacional de Fundación Loma Negra, Carlos Pica expresó “orgullo y satisfacción por la firma de este proyecto” y destacó que “lo importante es que los resultados que vamos a esperar de este Censo van a ser muy focales muy orientados a una problemática, que a partir de tener datos técnicos nos va permitir enfocar los proyectos futuros de la Fundación Loma Negra, y de las comunidades, con sentido práctico y orientado a la juventud”.

Este proyecto contempla numerosos beneficios para la gestión de ambos municipios dado que propone llevar a cabo un estudio de investigación sobre empleo juvenil y espíritu empresarial mediante la metodología del Sistema de Monitoreo de la Pobreza basado en la Comunidad (CBMS por sus siglas en inglés) en Argentina e implementar el  Sistema CBMS en los municipios de Olavarría y Benito Juárez. Asimismo se plantea  analizar la situación del desarrollo (pobreza) en las localidades de implementación de los proyectos por medio de indicadores y datos generados a partir de la realización del censo, generar indicadores y datos para comprender mejor los problemas de empleo de los jóvenes y del espíritu empresarial como también preparar perfiles de pobreza y mapas de las localidades incluidas. Por último, se considera la preparación de un documento de investigación sobre los resultados y el análisis de la situación del empleo juvenil y del espíritu emprendedor y su posterior difusión con recomendaciones del proyecto en seminarios y jornadas a nivel local, regional y nacional.

Una acción con beneficio doble

El CIVICO Ferrosur tuvo su primer Día de Hacer el Bien a casi un año de ser creado. La propuesta presentada por uno de sus empleados logró duplicar el número de voluntarios y recuperar la escuela secundaria a la que asiste junto a su esposa.  

Gabriel Salicio, del área de Mecánica de Locomotoras de Ferrosur Olavarría escribió un e-mail contando en las malas condiciones que se encontraba la escuela donde él y su esposa cursan el secundario durante el turno noche y por qué sería una buena opción a la hora de elegirla para el Día de Hacer el Bien (DHB). Más allá de todos los pronósticos que hizo, cuando le comunicaron que la Escuela Media N°7, a la cual asisten más de 500 alumnos, era la elegida no lo podía creer. “Sabía que los pedidos eran muchos y de distintas bases por eso me pareció increíble que la eligieran”, cuenta aún emocionado Salicio, quien hace siete años está en Ferrosur.

A diferencia de los otros CIVICOs esta fue la primera experiencia del DHB para el CIVICO Ferrosur, conformado este año a partir de la necesidad de interactuar en otras zonas geográficas donde la compañía opera. “La realidad de nuestro CIVICO está relacionada con la realidad ferroviaria ya que nos extendemos por 3.000 kilómetros de vías que atraviesan más de 50 municipios”, explica Leonardo Maiola, Técnico de la Fundación Loma Negra. Asimismo explica que el trabajo que realicen los colaboradores de cada una de las bases será clave ya que ellos serán los encargados de detectar las necesidades, interactuar con la comunidad y articular. “Queremos que se sientan parte del CIVICO por eso la comunicación, el apoyo que reciban y lo que vayamos logrando será fundamental”, enfatiza Carolina Belsito, del área de Sistemas de Gestión, encargada de Comunicación y Capacitación de Ferrosur, y miembro del CIVICO.

Las acciones que priorizará este nuevo CIVICO serán las de aquellas comunidades donde la empresa tiene una presencia fuerte como Cañuelas, Bahía Blanca, Las Flores y Neuquén, entre otras. En cuanto a las comunidades, Maiola cuenta que si bien recibieron la noticia positivamente y desean sumarse “todas investigaron de qué se trataba y cómo actúa Fundación Loma Negra. Lo importante es que comprendan que queremos potenciar esfuerzos y generar alianzas que sean positivas para todos” enfatiza este técnico que por su historia familiar conoce la realidad de la vida ferroviaria desde su nacimiento con un papá maquinista, abuelo guardia y  bisabuelo Jefe de Estación Retiro. “Yo nací y me crié en barrio ferroviario. Espero ser un buen nexo entre esa comunidad por donde pasa el tren y los distintos empleados que hacen que las formaciones corran”, agrega.

En el caso puntual del DHB coincidió el pedido de un colaborador con el hecho de que la escuela está cerca de la planta de Ferrosur. “Comenzamos los trabajos dos meses antes ya que no sólo la estructura sino el mobiliario estaban muy deteriorados”, explica Belsito. De esta manera se arreglaron aberturas, instalaciones eléctricas, se colocaron protección en puertas y ventanas y se reconstruyeron todos los pupitres. Durante el domingo se pintaron los nueves salones y corredores, se acondicionó la sala de computación y se dejaron instaladas las computadoras que antes no funcionaban, se pintó un mural vinculado al tema de la integración. A su vez,  los alumnos pintaron el frente de su escuela.

Gabriel Solicio concurrió ese día con su esposa y con 50 compañeros de trabajo que al enterarse que era una propuesta suya se sumaron entusiasmados. “Fue el año que más participación tuvimos. Llegamos a los 100 voluntarios entre propios y externos”, se enorgullece Belsito y Solicio agrega, “ver lo que logramos entre todos te renueva, te da fuerzas de seguir y si bien fue mi primer año en esta experiencia es algo que quiero seguir haciendo, porque no se puede contar, hay que vivirlo”.

Ferrosur 1 Ferrosur 3

El día de TODOS

Las tareas propuestas por el CIVICO Cañuelas para el Día de Hacer el Bien se focalizaron en el mantenimiento y puesta en valor de dos escuelas primarias, una en Uribelarrea y la otra en Máximo Paz, y del Hogar Santa María del Rosario, donde viven jóvenes con capacidades diferentes.

De esta manera, empleados de Lomaser y Recycomb, junto a la comunidad, familiares, amigos, proveedores y clientes participaron de manera mancomunada en este evento solidario que como bien dicen ellos “ya no es el día de Loma Negra sino el de todos”.

La mañana del 25 de agosto la Escuela N° 4 Gral. José de San Martín, elegida por Recycomb para el DHB, amaneció llena de gente con ganas de trabajar con un objetivo común: terminar una rampa de acceso para sus dos alumnos con problemas motrices, rellenar y parquizar el terreno e instalar juegos nuevos, crear una cancha de vóley y una de básquet, pintar el muro perimetral, reconstruir un cartel eléctrico y realizar tareas de limpieza. “Reciben a 160 alumnos y la verdad que tienen muchas necesidades. Con lo cual lo importante fue realizar reuniones previas para saber cuáles eran las más urgentes”, explica Guillermina Moschini, de Ventas y Administración de Recycomb. “Para lograrlo priorizamos el tiempo, el presupuesto y articulamos con otros actores”, recuerda esta colaboradora que está desde hace seis años en la empresa.

El involucramiento y el trabajo a futuro también son fundamentales para Delicia Jaime, directora de la institución que esa mañana recibió a 350 personas. “Trabajar y lograr un socio comunitario como Fundación Loma Negra es fundamental. Además, los trabajos realizados se eligieron pensando no sólo en el juego propiamente dicho dado que los recreos terminan siendo una experiencia de aprendizaje también”. Otra particularidad que tuvo Uribelarrea es que el almuerzo sólo fue para los chicos ya que se instaló una cantina para que el colegio recaudara fondos. “Lo interesante de este Día de Hacer el Bien fue lo que provocó después, la cosa compartida, el objetivo cumplido, el espacio de aprendizaje, el involucramiento del otro; es algo que te llena el alma –enfatiza Diego Ludeña, coordinador de Producción de Recycomb-. Este año nos llenó de orgullo que se sumara el personal de planta que se involucró y se comprometió con el trabajo en equipo.”

Lomaser eligió mediante el CIVICO el “Hogar Santa María del Rosario”. Durante 2012 se ejecutó un programa que permitió realizar grandes arreglos edilicios y de mantenimiento lo que llevó a que la relación entre los voluntarios y el Hogar se estrechara aún más. “Tenemos una relación muy cercana y valoramos el esfuerzo que hacen todos para mantener este lugar que es tan importante para ellos”, responde Mario Kessler, miembro del CIVICO y líder de la actividad que contó con 20 voluntarios propios. Dado que su mayor ingreso proviene de un emprendimiento de panificados, donde los mismos jóvenes son responsables de la producción, este año se mejoraron las instalaciones del taller donde trabajan, se pintó el cerco perimetral, se acondicionó el patio, un baño externo y se realizaron distintas tareas de mantenimiento.

“Nuestro principal ingreso proviene de la venta de los productos que hacemos y eso significa que no contamos con fondos para la manutención de nuestra casa con lo cual el aporte de Loma Negra fue y es fundamental”, cuenta Sonia Castro, a cargo del funcionamiento de este Hogar en el que viven 17 personas con capacidades diferentes que van desde los 24 a los 50 años de edad. Si bien la ayuda económica es importante, para Castro la diferencia está en el corazón que pone la gente que viene. “Estos chicos son afectuosos y lo que reciben de las personas es amor, respeto y eso es lo más valorado por nosotros….el valor humano que tienen”.

El colegio Mariano Moreno está en una zona rural, cercana a la localidad de Máximo Paz, y sus alumnos, del nivel primario, llegan en bicicleta o a caballo. Dentro de las necesidades que presentaba, los baños eran un punto urgente a resolver ya que eran letrinas y muchos de los chicos tenían temor con lo cual no iban o utilizaban el baño de los docentes. El primer paso fue hablar con el Consejo Escolar para que se permitieran las obras y se resolvió que la empresa pondría los materiales y el Consejo la mano de obra para realizar los 2 baños de varones y los 3 de mujeres. Los trabajos comenzaron con 30 días de anticipación y consistieron en levantar las letrinas e instalar inodoros, cambio de azulejos, pintura de puertas y acondicionamiento de espacios comunes. Asimismo, se realizó la preparación de un mural para los dibujos de los alumnos y se hicieron actividades recreativas para los más chicos el día de la inauguración.

“Una compañera de mi esposa trabaja en el colegio y le contó de las necesidades que tenían y nos pareció que era una muy buena oportunidad de colaborar”, cuenta Oscar Lazarte, analista de Compras de Lomaser quien desarrolló un papel clave dada su experiencia en la compra de materiales. Si bien las intenciones eran las mejores, cuando los voluntarios se acercaron a la escuela notaron el escepticismo de sus autoridades. “Nos daba la sensación de que muchas veces les habían prometido cosas que nunca se concretaban y dada la situación en la que se encuentran era algo lógico”, cuenta Lorena Cocincina, del área de Central de Requerimiento en Logística de Lomaser y líder  de la actividad. Si bien las necesidades de la zona son muchas, los voluntarios tienen pensado seguir colaborando con la institución por eso el próximo objetivo a cumplir es la división de un SUM para crear una nueva aula ya que ahora funcionan dos en el mismo espacio. “Me involucro demasiado y es bueno saber que tanto la empresa como mis compañeros me apoyan para seguir adelante”, concluye Cocincina.

Cañuelas 2

 

 

 

 

 

 

 

 

Recycomb 1

Transformación a largo plazo

Por primera vez el CIVICO Buenos Aires realizó el Día de Hacer el Bien en cuatro localidades involucrando a más de 650 voluntarios. El trabajo a largo plazo y la recuperación edilicia de los establecimientos fue la premisa a lograr durante este año. 

El CIVICO Buenos Aires junto con Alpargatas, Tavex y Construções e Comércio Camargo Corrêa realizaron cuatro proyectos que tuvieron como premisa poner en valor las instalaciones de escuelas públicas cercanas a sus plantas. De esta manera, las localidades de Avellaneda, Don Torcuato, Llavallol y Abbott, en provincia de Buenos Aires, recibieron a más de 650 voluntarios durante el Día de Hacer el Bien.

La Escuela de Educación Técnica N° 5 de Avellaneda, a la que concurren más de 800 alumnos divididos en tres turnos, fue elegida para la jornada del 26 de agosto dado que si bien tiene un edificio de estilo estaba muy deteriorado con sus paredes totalmente pintadas de grafitis. “Cuando los docentes quieren mejorar la calidad educativa y el medio donde están es malo, todo lo dificulta, lo hace más feo”, enfatiza, Gustavo Romera, gerente de Infraestructura de Ferrosur, y uno de los voluntarios que más comprometido estuvo en esta acción. Si bien la idea original era pintar todo el primer piso y el acceso al segundo, los más de 200 voluntarios y la cantidad de material que habían reunido permitió que se completara todo el segundo piso, pizarrones, aberturas y cajas de matafuego.

Natalia Candiano, analista senior de Comunicación Interna de Alpargatas, hacía 4 meses que estaba en la empresa cuando se desarrolló la acción del DHB. El trabajo previo que realizó fue la organización de todo el entretenimiento que iba a haber ese día para los más chicos, sin embargo, nunca pudo dimensionar lo que significaba vivir este tipo de jornada. “Fue algo increíble, lo único que quería era poder ayudar, involucrarme. A su vez en este tipo de actividades las barreras se corren, somos todos iguales trabajando por un objetivo en común que te completa en lo personal”, cuenta aún sorprendida quien espera el año próximo poder incentivar a más colaboradores desde su trabajo diario. La misma sensación de Candiano es la que aún perdura en Ricardo Turco, vicedirector del establecimiento. “La cara de la gente era increíble, vino con ganas y tenía la satisfacción que había ayudado, incluso los chicos llamaban a sus compañeros para que vinieran a ver lo que estaba pasando en la escuela”, detalla este docente que hace 23 años que está en la ENET y aún hoy no puede creer lo que sucedió. “Ver a los alumnos y a los padres involucrados te reconforta, y verlos trabajar sin parar te permite pensar que vale la pena generar acciones a largo plazo”, concluye Romero.

Esta experiencia de los voluntarios en Avellaneda también la vivieron los que se anotaron para el DHB en el Jardín de Infantes N° 922 de Don Torcuato, ubicado en frente de la planta de Lomax. Luego de plantear las necesidades que tenía esta institución a la que concurren 140 chicos en doble turno, se decidió reacondicionar las paredes, las rejas del arenero, el área de juegos y realizar trabajos de pintura. Ese día luego de una charla de seguridad, los 70 voluntarios, entre propios y externos, comenzaron con las distintas tareas fijadas. “Lo que me llevo de este día es el real compromiso que se busca, no asistimos por una cuestión institucional, sino que hay un involucramiento profundo”, especifica Florencia Leonetti del área de Recursos Humanos. Para la directora Anahí Suarez, el DHB fue un mimo para los docentes que siempre están luchando por el jardín. “Si bien sólo participamos nosotras, al no poder sumar a los padres, ver las caras de nuestros chicos ese lunes cuando entraron fue el premio más importante”, enfatiza Suárez.

A un poco más de 100 kilómetros de distancia el pueblo de Abbott vivía una revolución con 150 voluntarios que se anotaron para trabajar en la Escuela General Básica N°6 Mariano Moreno, un establecimiento semi rural al que asisten 95 chicos doble turno. “Fuimos a hacer una acción chiquita y terminamos en algo grande que no dimensionamos”, cuenta Silvia Sayar, líder de Asuntos Legales de Ferrosur Roca, quien sumó a la acción a su hija y a 18 amigas ese domingo de agosto. Dado que era la primera vez que el CIVICO elegía un establecimiento del interior de la provincia se armó un grupo de referentes integrado por 12 personas. Estas fueron las encargadas de viajar dos sábados previos y analizar junto a las autoridades los trabajos que se iban a realizar. “Fue un trabajo de logística importante porque movilizar a tanta gente, involucrar a empresas como Dow, Sinteplast y otros proveedores, lleva tiempo y esfuerzo”, reconoce Sayar.

Así fue como se repintaron las aulas, el cerco perimetral y el frente del colegio, se arreglaron y pintaron los bancos, se cambiaron canaletas, instalación eléctrica, se arreglaron 12 computadoras que quedaron funcionando, se instaló una cocina industrial y se realizaron remodelaciones en general. “Revolucionamos el pueblo ya que no sólo se compraron todas las cosas en Abbott sino que los negocios permanecieron abiertos ese domingo por cualquier contingencia”, explica la Líder. Para Norma Zuber, Directora del establecimiento, lo más importante fue la relación que se entabló y el nivel de diálogo que tuvieron. “Trajeron un proyecto y se habló con cada área sobre las necesidades que se tenían, de esta manera toda la comunidad se involucró y algo que era por un día se convirtió en una relación a largo plazo”.

Uno de los trabajos más importantes que realizaron fue la diagramación y realización de una huerta en un espacio que estaba abandonado. La idea surgió de una colaboradora y una de las encargadas de plasmarla fue Solange Akiama, superintendente de Estrategia y Planeamiento de Loma Negra, una brasileña que llegó de San Pablo hace casi un año y si bien había participado en el Día de Hacer el Bien en Brasil, aquí se encontró con una iniciativa distinta. “En San Pablo se trabaja en acciones puntuales que tienen que ver, por ejemplo, con elevar la autoestima de las mujeres, o relacionadas con niños, es decir no trabajan con programas que mejoran infraestructuras o que perduran en el tiempo, incluso se hace en las favelas cercanas a la planta –enfatiza Akiama-. Me sorprendió cómo logran en Argentina movilizar a tanta gente, que todos sepan qué tienen que hacer, cómo se involucran y comprometen. Para mí y mi familia fue una experiencia increíble que repetiremos”.

Si bien lograron transformar la escuela de adentro hacia afuera las tareas no concluyen ahí ya que la idea es comenzar a dar charlas de seguridad a los chicos y presentar distintos proyectos que involucren a otros establecimientos. “Lo que nos gusta es poder ayudar y Fundación Loma Negra nos da esa posibilidad no sólo aportando la ayuda económica, sino que te da el tiempo para hacerlo y de esta manera contribuye a que tu vida sea más rica”, concluye Sayar.

La otra acción elegida por el CIVICO Buenos Aires fue la Escuela de Educación Técnica N°4 de Llavallol. Si bien esta escuela se encuentra en frente de la planta de Lomax no había participado nunca de la jornada del DHB. “Un día se acercaron representantes del CIVICO y nos contaron sobre las intenciones que tenían, sin embargo, nunca pude dimensionar lo que iba a significar esto para nuestra escuela”, cuenta emocionado Mario Rodríguez, Director de este establecimiento que recibe cerca de 2.000 alumnos. De ese relevamiento previo se determinó que los trabajos prioritarios, que realizarían los más de 230 voluntarios, serían: pintura de todo el campo de deportes, del frente de la escuela, salón de actos, aulas del primer piso y de todos los pizarrones; reparaciones eléctricas, instalación de antideslizantes en las escaleras y placas de aglomerado con fórmica para que los alumnos cambien las maderas de los pupitres que estaban muy deteriorados. “Nos encontramos con un Director activo, entusiasmado y eso ayuda exponencialmente”, asegura Eduardo Blake, director de Logística y Abastecimiento de Loma Negra y responsable de comprar y administrar todos los materiales que utilizó el CIVICO Buenos Aires durante la jornada.

Asimismo, el tema de la seguridad fue un punto fundamental dado que los voluntarios no están acostumbrados a realizar este tipo de tareas en su actividad diaria. “Cuando uno mira en el tiempo era una actividad que comenzaba y terminaba en el día –explica Blake-. Hoy potenciamos a esa comunidad para que continúen e incentiven a otros actores para hacer entre todos una transformación”. Con esto coincide Rodríguez: “El lunes durante la formación contamos lo que habíamos vivido y cuál era nuestro desafío en el futuro como escuela y como parte de esta sociedad”. 

Llavallol 2

 

 

 

 

 

 

Abbott 1

Torcuato 2

Por un barrio más conciente

Con un involucramiento de  toda la comunidad, la jornada solidaria en San Juan reunió a más de 200 voluntarios. Recuperar el espacio público y generar conciencia en el cuidado del entorno fueron los objetivos de este año.

La jornada del Día de Hacer el Bien organizada por el CIVICO San Juan consistió en la mejora del espacio público y la toma de conciencia del cuidado de la plaza de la localidad de La Bebida, en el barrio Jardín, dado que el espacio se encontraba muy descuidado. Luego de reunirse con los vecinos y conocer las necesidades, surgió el proyecto “Juntos por una plaza mejor”, que consistió en la  limpieza del predio junto a los vecinos y proveedores de la planta: FCD, Prolimp, Metalúrgica del Valle, Alto Impacto, Arenados Riveros, Electro Metalúrgica Andina y Proviser SRL. A su vez, la Municipalidad de Rivadavia fue un actor fundamental ya que se encargó del armado de los talleres de pintura y de las acciones recreativas con los chicos del barrio, además del aporte de quince fresnos.

Alrededor de 50 voluntarios de la planta con sus familias se dieron cita, reuniendo un total de 200 personas con los colaboradores del barrio. Pedro Espinosa lideró esta actividad dentro del marco del Grupo de Voluntarios en acción (GVA) y destacó el entusiasmo de los vecinos, atentos ante cualquier desconocido que llega a la plaza para evitar vandalismo.

En cuanto a la actividad recreativa, durante la jornada festiva se realizó una merienda para los más pequeños en la que intervinieron contratistas de Loma Negra como Transporte Maldonado, The Party Catering, Agua tratada Santa Clara y Comidas para llevar El Italiano, que donaron los insumos y golosinas para la tarde. También se dictaron charlas de concientización en reclasificación de residuos domiciliarios, entregando bolsas de residuos celestes y verdes con folletos a cargo de los alumnos de la cátedra de Hábitat de la Universidad Nacional de San Juan y de la unidad de SSMA de planta. Durante la jornada, se colocaron juegos de plaza (columpio y pasamanos) construidos por colaboradores del taller mecánico que se quedaron voluntariamente después de su jornada laboral.

Asimismo, el Concejo de Desarrollo Comunitario La Bebida colaboró con la logística de las actividades de pintura, colocación de juegos de plaza, colocación de aros de básquet, jardinería, colocación de cestos de basura, entre otros.

Mario Rodríguez tiene 41 años, trabaja como analista de Administración desde hace ocho años en la planta de la compañía, participa activamente en la Fundación desde 2007 y actualmente forma parte del CIVICO San Juan. “Para el DHB estuve coordinando las tareas  con el GVA. Como eran muchos los frentes de trabajo, durante ese día estuve como referente en  tareas de jardinería y mi señora y mi hija estuvieron abocadas a la pintura de la rayuela con la colaboración de los chicos de los talleres de pintura y muralismo”, señala Rodríguez, con la esperanza de haber sembrado una semillita que produzca cambios en las personas y que sirva como efecto multiplicador.

San Juan 2

Una plaza para cuidar entre todos

En Zapala el objetivo del Día de Hacer el Bien fue mejorar un espacio público para que toda la comunidad pueda disfrutarlo. Durante este día 255 personas se dedicaron a pintar, parquizar, nivelar, reconstruir y concretar el proyecto “Manos que suman”. 

En alianza con el Municipio de Zapala se diseñó el proyecto “Manos que Suman”, el cual fue implementado durante el Día de Hacer el Bien en la localidad neuquina. La necesidad que tenía el municipio de remodelar una plaza ubicada cerca de varias escuelas, en el barrio de los empleados municipales, coincidió con la estrategia de Fundación Loma Negra de mejorar un espacio público para que chicos y jóvenes puedan disfrutar.

Martín Cuevas, analista de Abastecimiento de Loma Negra, fue quien coordinó la actividad para mejorar este espacio. “El objetivo fue reacondicionar este lugar pensando en que toda la comunidad pueda disfrutarlo, además de brindarles a los chicos un lugar de entretenimiento dado que se iban a jugar a un playón que tiene la escuela primaria y rompían los vidrios de las ventana de la escuela”, explica Cuevas.

Voluntarios de Loma Negra, vecinos, alumnos de la Escuela Técnica EPET 15 y personal del municipio organizaron la jornada que consistió en reparar juegos, colocar bancos, realizar trabajos de pintura y limpieza, nivelar el terrero de la plaza, colocar el riego por aspersión y plantar 25 arbustos y 25 plantas de distintas especies. La segunda etapa consistió en realizar tareas de parquizado en los espacios verdes y reparar las veredas. Asimismo, la empresa CN Sapag construyó dos canchas, una de fútbol cerrada con alambrado y otra para jugar al básquet.

Por su lado, dos batallones del Ejército Argentino se dedicaron a preparar la merienda con chocolate y facturas para servir a la gente que participó de la actividad mientras que la iglesia evangélica se ocupó de musicalizar la jornada.

Elvis Vidal es colaborador de Loma Negra desde hace 28 años y siempre estuvo acompañando las tareas que realiza Fundación Loma Negra. Actualmente es líder de Unidad Despacho de la planta y está convencido de que todo lo que se pueda aportar será bienvenido por la comunidad. “Saber que lo que podamos hacer queda en nuestra comunidad y es para todos es lo más importante. Participar en este tipo de actividades ayuda a tomar conciencia de que juntos podemos mejorar un espacio de nuestro barrio”. Entre las actividades realizadas destaca la plantación de árboles, frutales y plantas de jardín dado que por contar con un clima muy inhóspito resulta difícil su crecimiento.

Otras empresas proveedoras de Loma Negra también se sumaron a la jornada voluntaria de este gran día: la compañía VH se encargó del flete y algunos trabajos, Vitranser S.A. y Transporte Coraje llevaron materiales y plantas desde Neuquén hasta Zapala. Así, un total de 255 personas participaron voluntariamente en esta jornada festiva, de los cuales 30 eran colaboradores de la Planta, 15 proveedores, 70 jóvenes, 10 profesores y autoridades de la escuela  y 100 vecinos.

 


Zapala 2 - copia