Desarrollo Comunitario y Empresa – La experiencia de Fundación Loma Negra – Argentina

Compartimos aquí el trabajo final del Máster Interuniversitario en Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad Nacional de Educación a Distancia y la Universidad Jaume I, de España de Eduardo Ortega, ex gerente general de la Fundación loma Negra. 

RESUMEN:

La Fundación Loma Negra es un caso de fundación empresaria dedicada a la promoción del desarrollo social en las comunidades donde una empresa privada desarrolla su actividad económica. El trabajo indaga en profundidad cómo la empresa define su concepto de acción social y lo lleva a la práctica, analizando si logra aplicar una Acción Social Empresarial (ASE) que sea estratégica para lograr un esquema de trabajo de valor compartido entre la empresa y la comunidad.

Ver Desarrollo Comunitario y Empresa – La experiencia de Fundación Loma Negra – Argentina en línea

 

Profesionalizar la cadena de valor

Loma Negra, Fundación Loma Negra y AMIA continúan trabajando con el Programa Valor cuyo objetivo es mejorar la competitividad e incrementar las oportunidades de mercado de las PyMEs. Durante este segundo ciclo se trabaja con proveedores y clientes y se incorpora la figura del tutor.

Loma NegraFundación Loma Negra y AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) continúan por segundo ciclo consecutivo con la implementación del Programa Valor, RSE + Competitividad, durante el período 2013-2014.  La firma del acuerdo marco se realizó en la sede central de Loma Negra y contó con la presencia de los directivos de la empresa, funcionarios de AMIA y los tutores del programa que este año se sumaran a la iniciativa. De este modo, la empresa y la mutual renuevan su compromiso de trabajo luego de ejecutar el programa en el ciclo 2010-2012.

El Programa Valor es una iniciativa regional del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), implementada en Argentina por AMIA. Su objetivo es mejorar la competitividad e incrementar las oportunidades de mercado de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) y contribuir al desarrollo sostenible. A través de sus consultores  Valor fomenta la implantación de medidas de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) en las empresas, priorizando aquellas que forman parte de las cadenas de valor de grandes compañías.

Para Mario Casasco, gerente de Relaciones Institucionales de Loma Negra esta relación tiene un aspecto fundamental que tiene que ver con la posibilidad de crear alianzas sustentables. “Es responsabilidad de la empresa que su cadena de valor funcione bajo los mismos parámetros de la sustentabilidad que ella misma pondera y con el programa Valor materializamos en acciones concretas lo que tiene que ver con el cambio cultural que buscamos”, enfatiza. Para Fernando  Passarelli, director y coordinador del Programa Valor, la experiencia con Loma Negra es positiva porque trabaja de manera articulada y gracias a su mirada estratégica a largo plazo, busca que su cadena de valor cumpla con objetivos financieros, sociales y ambientales. “Comprende cuál es el rol de la gran empresa, asume el compromiso y se involucra directamente en el proceso de incorporación de temas de sustentabilidad y herramientas de gestión en el día a día de la PyMe”.

Durante el período 2013-2014 participan en total 20 empresas. Durante este año comenzaron 13: cinco PyMEs que ya estuvieron en el ciclo anterior y están dispuestas a profundizar su desarrollo, seis proveedores y dos clientes. “Lo que valoramos de AMIA es su altísimo nivel de profesionales que entienden la lógica de la gran empresa y de la PyMe – explica Agustín Escofet, líder de Programas de Fundación Loma Negra-. Otro punto fundamental es que no se quedan en enunciados teóricos, los llevan a hechos concretos que se pueden replicar y estos son los aliados que necesitamos en el día a día”.

El programa contempla la realización de cuatro talleres de sensibilización, un diagnóstico inicial y un diagnóstico final de cada una de las empresas, con consultorías a cada una de las empresas, con su correspondiente diseño y ejecución de un plan de acción. Los actores que se suman este año son los tutores, los cuales forman parte de los CIVICOs de Buenos Aires, Olavarría y Catamarca ya que son los tres ejes de mayor peso en la operación y logística de Loma Negra y fueron seleccionados por la Dirección de Comercialización.  Los tutores son: María Alejandra González, Andrés Camino, Martín Contartese, Marcos Cabanillas, Julieta Achierno, Fernando Campeol, Mariano Contreras, Marina Rodríguez Cáceres y Paulo Ortíz.

A diferencia del ciclo anterior, Fundación Loma Negra se suma a la iniciativa dado que se busca dar a conocer la metodología de inversión social privada que realiza. “Buscamos comenzar a sumar masa crítica a este modelo que busca generar capacidades instaladas en las comunidades y necesitamos que nuestros proveedores y clientes se sumen a esta manera de colaborar con la comunidad”, cuenta Luciano Tracchia, gerente de Compras de Loma Negra.

De esta forma, los tutores son el nexo concreto con cada stakeholder, trabajan en el día a día, conociendo sus problemas, sus fortalezas, sus debilidades y ven la forma cómo desde la empresa se los puede potenciar y ayudar. “El compromiso del tutor es fundamental. Sin embargo, no participa en el proceso de campo ya que la PyMe necesita tranquilidad para expresar su problema y además cuenta con el consultor, que es el especialista y ayuda a buscar la solución”, asegura Escofet.

Una de las PyMEs que ya participó y continúa este año es Thermodyne Vial, que nació en 1947 y se focalizó en la venta de repuestos originales y oferta de servicios de mantenimiento y reparación de la marca Mack. “El programa Valor nos permitió incrementar la competitividad de nuestra empresa de manera sostenida tomando siempre en cuenta en nuestras decisiones estratégicas los impactos sobre todos nuestros grupos de interés. Por tanto, se puede decir que fue un antes y un después”, asegura Eduardo Tarazaga, gerente General de esta PyME que es una de las primeras del país en realizar un Reporte de Sustentabilidad, y agrega “Queremos seguir mejorando por eso continuamos en este ciclo. Además, si hablamos de sustentabilidad, hablamos de perdurar, no sólo como proveedor de una empresa como Loma Negra, sino internamente con nuestra gente”.

El resto de las empresas participantes que comenzaron este año son: Horcrisa S.A.; Camasa S.A.; Copimex; Pablo D. Yadon Transportes; Servicios Industriales Vans; Transporte Dalmo SRL.; Dal Molin Pedro Victorino y Urban Liliana Graciela; Masson Carlos Gustavo; Vydam SRL. Las PyMEs que continúan son: Colonia S.A.; MJM S.A., JS Servicios de Olavarría S.A., Thermodyne Vial SRL.; DP Sociedad Anónima.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La importancia de participar

Fundación Loma Negra en alianza con Asociación Conciencia aborda temas de seguridad vial, uso racional de energía e inserción al mundo del trabajo a partir del involucramiento de los alumnos desde su rol de ciudadanos. Durante seis meses 935 alumnos de 5 escuelas secundarias vivieron la experiencia de ponerse en el lugar del otro.

En el marco del programa Educ-Acción, Fundación Loma Negra en alianza con Asociación Conciencia realizó talleres de educación vial, inserción al mercado laboral y uso racional de energía en dos escuelas de Barracas y tres de Avellaneda a alumnos de 4to, 5to y 6to año durante los últimos seis meses en los que participaron 935 estudiantes. Asimismo, los talleres que cuentan con el aval del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires, fueron declarados de interés educativo por el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación.

Durante 2012 realizaron charlas en los establecimientos que abordaban cada una de las temáticas. Si bien los resultados determinaron que los temas eran de interés, no ocurría lo mismo con la forma de presentarlos. “Es ahí donde entra Asociación Conciencia dado que tenemos 30 años de experiencia en el abordaje de estos temas focalizados en adolescentes”, explica Sofía Álvarez, responsable de Programas de Asociación Conciencia. El objetivo que se plantearon fue involucrarlos, escuchar sus opiniones y convertir la experiencia en un taller donde lo que se propicia es la participación del alumno. “Buscamos que no sólo den su punto de vista sino que participen en la construcción del marco reglado dándoles una posición de igualdad”, enfatiza Álvarez.

De esta forma los alumnos de la Escuela Técnica N°10 Fray Luis Beltrán, la Escuela Técnica N° 14, de Barracas; la Escuela de Educación Media N°2 Juan María Gutiérrez; la Escuela Polimodal N°18 Próspero Alemandri y la Escuela de Educación Técnica N°5 Salvador Debenedetti, de Avellaneda, recibieron los talleres en los que participaron 31 voluntarios de InterCement.

Durante el taller de “Uso racional de energía” el énfasis estuvo puesto en concientizarlos y en la necesidad de que incorporen herramientas básicas. Asimismo, los voluntarios de InterCement hablaron sobre el desarrollo sostenible y cómo se incorpora esta temática en el día a día de la empresa. “Al ser escuelas técnicas tienen el tema medioambiental en su agenda, con lo cual es algo que les interesa, están preocupados y no requiere de un esfuerzo extra para captar su atención”, cuenta Guillermo Yeregui, director de la Escuela Técnica N°10 Juan Luis Beltrán de Barracas.

La temática de seguridad vial fue de atención máxima y según explican los responsables, es uno de los talleres que mejor funciona. “Lo logramos porque se encontró una forma de presentarlo desde el rol del ciudadano y la necesidad de participar en temas de políticas públicas que nos involucran a todos”, detalla Álvarez. Asimismo se buscó contar con soportes tecnológicos acordes con esta generación que sirven de disparadores de debates e intercambios donde se dan cuenta de qué es lo que pueden aportar ellos desde su lugar, desde lo individual.

Los voluntarios que participaron recibieron tres jornadas de sensibilización que giraron en torno del: tipo de establecimiento al que asistirían y trabajo que realizarían. “Buscamos que ellos sean los protagonistas junto con los alumnos y para ello necesitamos que el voluntario esté preparado, y tenga las herramientas que le den tranquilidad y seguridad”, asegura Álvarez.

Esa seguridad sintió Sonia Kleiner, del área de Ventas de InterCement, en ésta, su primera experiencia. La tarea que tenía era la de contarles desde su propia vivencia qué significa esto de ingresar al mercado laboral y sobre la importancia de conocer y pensar cuáles son sus capacidades. De esta manera,  se abordó el tema de: la responsabilidad, la conducta, la necesidad de proyectar y creer en uno mismo, el esfuerzo, la educación, entre otros puntos. A su vez, a partir de videos se mostraron errores frecuentes que se comenten en las entrevista, analizaron avisos clasificados y se les brindó información sobre cómo utilizar los sitios de internet de oferta laboral. “Fui con bajas expectativas por la creencia general que tenemos sobre esta generación y me encontré con un grupo abierto, lleno de preguntas y de opiniones bien fundamentadas, que al mismo tiempo les preocupa cómo se van a insertar en este mundo del trabajo ya que consideran que no cumplen con los requisitos y por eso apuntan a trabajos básicos, no técnicos”, cuenta Kleiner.

Para lograr este grado de compromiso por parte de los alumnos fue primordial contar con el involucramiento de los directores de los establecimientos como así también de los docentes ya que el material didáctico queda en la escuela. “Durante estas jornadas todos vivimos la experiencia de ponernos en el lugar del otro y más allá del tema buscamos involucrarnos como ciudadanos y ver qué puedo aportar yo desde mi lugar”, asegura Yeregui. La misma opinión es la que tienen Néstor Policaro, director de la Escuela Técnica N° 14 “Libertad” de Barracas y agrega que otro punto importante es que: “Al no tener que cumplir el voluntario con un papel de autoridad el alumno no se siente evaluado, se abre y expresa libremente su necesidad, su preocupación y su opinión, dándose un proceso de aprendizaje mucho más rico”.

Talleres BA 2

Orientación, empleo y seguridad vial para jóvenes

Fundación Loma Negra lanzó tres iniciativas destinadas a jóvenes para orientarlos en su vocación, mejorar la empleabilidad y contribuir a la disminución de accidentes viales en el partido de Olavarría.

La iniciativa Quiero ser seguro, destinada a 1.200 jóvenes del último año de las escuelas secundarias -23 escuelas públicas y 7 privadas del partido de Olavarría-, tiene como objetivo contribuir a la disminución de accidentes viales. En coordinación con el Municipio de Olavarría y los docentes de las escuelas participantes, se dictan talleres sobre seguridad vial a cargo de los voluntarios y proveedores de InterCement capacitados por la ONG Conduciendo a Conciencia, además de un taller de cortometraje para participantes de los talleres sobre seguridad vial que culminará con la realización de un concurso de cortometraje con producciones de video alusivas a la temática. “La seguridad es un valor para Loma Negra, y dado que los jóvenes pertenecen a la franja etaria con mayor cantidad de víctimas por accidentes de tránsito, es que buscamos contribuir a su disminución mediante la prevención y toma de conciencia”, asegura Fernando Campeol, líder de esta actividad integrante del CIVICO Loma Negra. Asimismo, este proyecto sostiene en el tiempo el trabajo de voluntariado realizado por el Grupo de Voluntarios de Loma Negra, Ferrosur y La Preferida de Olavarría en la “Sensibilización en Seguridad Vial” durante 2012.

Por su lado, Dos días en tu futuro es un programa que busca contribuir con la orientación vocacional de los jóvenes. En esta edición, participaron 116 alumnos de los últimos años del secundario y primeros de los estudios superiores junto al aporte voluntario de 98 empresas, profesionales independientes y voluntarios de los CIVICOs de Olavarría y Ferrosur, para que los jóvenes puedan vivenciar un día completo de trabajo junto a un profesional que ellos hayan escogido. Máximo Plaquin, asistente de gerencia Planta L’Amalí y Ramallo, asegura: “No enviamos a los chicos a lugares que no conocemos”. Según relata el líder del proyecto, el día anterior les entregan el Manual del Alumno para que puedan aprovechar la jornada, que consiste en pasar el día en el lugar de trabajo junto al profesional conociendo cómo es un día en esa especialidad.  Al finalizar, se realizan festejos con la entrega de un recuerdo al socio voluntario junto a la banda de la  zona “Sin Papel”, a puro pop.

En el marco del programa Jóvenes en Acción, la iniciativa Generando oportunidades, que transita su tercera edición junto con el Estado Municipal, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, empresas locales, el ITECO de Olavarría, el Centro de Formación Profesional 401, la Agencia de Desarrollo Local, y el Centro IDEB como administrador del proyecto, es un sistema de entrenamientos laborales para jóvenes en empresas locales y capacitaciones en instituciones reconocidas, que contribuye a la disminución del desempleo juvenil, como así también a la adquisición del primer empleo para jóvenes. Así, 40 jóvenes concurren a estas empresas durante cuatro a seis meses, cuatro días a la semana, cuatro horas diarias. El quinto día se destina para la capacitación en cursos afines a su pasantía, como metalmecánica, informática o formación contable, siendo para todos los participantes la capacitación en seguridad e higiene laboral una exigencia.

Para Marianela Recofski, colaboradora del proyecto y técnica de proyecto de Fundación Loma Negra, lo que hace a esta iniciativa exitosa es la articulación de todos los actores donde todos salen favorecidos. “El Estado, potenciando una política pública y ganando un aliado importante como Fundación Loma Negra que atrae a más organizaciones participantes. Y,  principalmente los jóvenes, participando en circuitos de inclusión social”, agrega.

En esta edición, participan 25 empresas, de las cuales 6 ya lo han hecho en ediciones anteriores y se incorporaron los primeros jóvenes asistentes a los cursos de capacitación en oficios, llamados Desafío Joven y Estudio Serrano, respectivamente. Actualmente, el 42,5% de los jóvenes han sido efectivamente incorporados por el mercado laboral.

Olavarría 2

Olavarría 3

Oficios con tecnología verde

Fundación Loma Negra en alianza con el Municipio de San Nicolás lanzó un proyecto de formación profesional en oficios para jóvenes con acceso a tecnologías ligadas al cuidado del medio ambiente.

Fundación Loma Negra en alianza con el Municipio de San Nicolás, la Fundación Fray Luis Beltrán y el Hogar Infantil Evangélico El Amanecer, acaban de lanzar el proyecto Aprender Haciendo que busca aumentar la formación profesional en oficios de los jóvenes facilitando el acceso a tecnologías no convencionales de la construcción civil ligadas al cuidado del hábitat y el medio ambiente. Este programa surge desde el municipio a raíz de la dificultad que experimentan los jóvenes en la búsqueda del primer trabajo. “Buscamos como aliado a Loma Negra dado los objetivos comunes en contribuir al desarrollo social de la comunidad de San Nicolás y fomentar el espíritu emprendedor en los jóvenes para que puedan mejorar sus condiciones económicas”, explica Analía Garmaz, a cargo del programa de Responsabilidad Social del Municipio de San Nicolás.

Según explica Ignacio Chiappini, coordinador de Administración y Recursos Humanos de Planta Ramallo, el proyecto está ligado a la construcción ecológica para colaborar con el cuidado del medio ambiente y busca introducir a los futuros estudiantes en la construcción civil mediante la fabricación y utilización de ladrillos de PET y cemento. Por lo tanto, el proyecto tendrá una fuerte vinculación con el área de recolección y clasificación de residuos de la ciudad de San Nicolás, que también por su lado, lanzó el programa San Nicolás Recicla en las Escuelas, en el que recolectan botellas de PET mientras capacitan a los alumnos de secundaria.

Asimismo, la existencia de un sistema de recolección diferenciada permite acceder a la materia prima principal para este sistema constructivo, como son las botellas plásticas de bebidas descartables. Está comprobado que con este material se pueden fabricar componentes de la construcción como ladrillos para pared, techo y construir placas de ladrillos para cerramientos prediales.

Entre los aliados, el instituto Fray Luis Beltrán permitirá facilitar los docentes y, en algunas ocasiones, el espacio físico para desarrollar alguna capacitación mientras que el Hogar El Amanecer es la institución que administra los fondos, es decir, donde Fundación Loma Negra canaliza los aportes para poder hacer frente a las distintas obligaciones del proyecto que se extenderá durante siete meses.

De esta manera, la iniciativa ofrecerá tres cursos de formación profesional en oficios ligados a albañilería, electricidad y plomería para 100 jóvenes de 16 a 19 años, preferentemente integrantes del  programa ENVIÓN- Zona Sur de la ciudad de San Nicolás; no obstante, si hay disponibilidad, se convocará a otros jóvenes de barrios vecinos y de los grupos juveniles patrocinados por las instituciones participantes como co-ejecutoras del proyecto.

Durante la primer etapa, se presentará la currícula de los cursos para la fabricación de ladrillos con PET y cemento, diseñados por los profesionales, ante el CEVE (Centro Experimental de la Vivienda Económica, Institución de Investigación Tecnológica dependiente del CONICET- Ciudad de Córdoba) y el Centro Técnico Loma Negra, y se realizará la compra de la maquinaria necesaria para dictar las clases. “Nuestro objetivo es unir partes, articulando desde el Estado con empresas y ONG’s”, agrega Garmaz, proyectando la idea de convertirlo en un microemprendimiento.

Cuando los deseos se cumplen

 Colaboradores de Ferrosur realizaron una actividad de voluntariado en la escuela de Pichi Mahuida, olvidada por su ubicación en medio de dos municipios. Junto con empresas de Olavarría y Neuquén renovaron el establecimiento y el sueño de los alumnos.

 

Miguel Reinao, Inspector de Vías de Ferrosur, fue quien propuso realizar esta actividad de voluntariado en la Escuela Nº176 de Pichi Mahuida, ubicada en un paraje al norte de la provincia de Río Negro que parece olvidado en el tiempo y en el que sólo viven una docena de habitantes. “Nadie se hace cargo porque el terreno quedó en el medio de dos municipios y sólo cuatro chicos asisten a la escuela y otros van a rendir libre”, explica el líder de la actividad a la que asistieron 30 voluntarios entre empleados, gerentes y proveedores de la compañía.                                                                                                                                                       

Si bien la escuela estuvo cerrada durante un tiempo por falta de matrícula, hoy funciona de manera precaria y con los mínimos recursos en una pequeña casa en la que, además, vive su directora.

Desde 1993, Héctor Ramos se desempeña como Inspector de Vías en Ferrosur, actualmente trabaja en Neuquén y su participación fue más que nada para apoyar a sus compañeros de Río Colorado, a 80 km de Pichi Mahuida, que habían emprendido el desafío de cambiarle la cara al edificio. La actividad consistía en pintar la escuela, colocar pisos de cerámica y cambiar los vidrios rotos. “La verdad que esta fue mi primera vez como voluntario y me arrepiento de no haberlo hecho antes”, se sincera Ramos.

“Conocí  anteriormente la escuelita, pero el paso de los años hizo que se fuera deteriorando, el piso de cemento alisado se estaba levantando, las ventanas tenían vidrios rotos, había postigos sin bisagras apilados en un rincón, las paredes sin pintura, ahumadas por la chimenea a leña. La Seño Griselda, que también es directora y próximamente maestra jardinera para una sola nenita, junto a dos mamás, un papá y tres alumnos nos estaban esperando con tortas y mates calentitos”, relata Ramos. “Llovió todo el día, estábamos en el hall central formando un círculo para presentarnos, sintiendo el frío que entraba por las ventanas rotas, uno a uno nos presentamos y también hablaron tres hijos de empleados de la compañía”, continuó.

En ese ámbito, la directora les explicó la situación que atravesaban y la necesidad que tenían de no bajar los brazos para luchar por un futuro mejor. “La seño Griselda nos contó que no recibían mucha ayuda de los entes encargados, y que entre las cosas más curiosas, les enviaban DVDs con materiales didácticos, pero ellos no tenían televisor ni reproductores”, asegura Ramos haciendo hincapié en el sueño de una mamá: que su hija egresara con la escuela pintada.

Entre corderitos al asador que gentilmente habían preparado los muchachos de la cuadrilla de Río Colorado, formaron una fila y comenzaron a entrar un aro de básquet, las pelotas, un lavarropas automático, una bandera nueva donada por Rubén Raffo, un LCD y un reproductor de DVD, además de algunas plantas para el jardín y juegos donados por Panadería Los Vascos y Jorge Sansimoni, de Olavarría.

“Del lado de afuera mojándose, un proveedor nuestro cambiaba vidrios rotos por nuevos, un compañero de Neuquén colocaba los postigos a medida que terminaba de soldar las bisagras mientras que adentro pintaban las aberturas y los pisos y las paredes estaban casi terminados. Lo logramos gracias a la dedicación fuera de horario del trabajo de la gente de Río Colorado, finaliza Ramos y se pregunta: “¿Qué se puede decir después de haber vivido tantas emociones… después de ver todas esas caras felices? Para Ramos poner en valor la Escuela de Pichi Mahuida fue más que su primer voluntariado, la posibilidad de hacer realidad ese deseo que pide toda la comunidad cada vez que ve pasar un tren. Ferrosur 2

Deporte, cultura y voluntariado

Loma Negra se sumó a las Olimpíadas intercolegiales organizadas por la Subsecretaría de Deportes y Recreación del Municipio de Frías, las cuales buscan estimular el deporte y la sociabilidad en adolescentes, entregando un premio social que fomenta el voluntariado entre los participantes.

La Subsecretaría de Deportes y Recreación del Municipio de Frías, provincia de Catamarca, lanzó en 2012 las Olimpíadas Intercolegiales Deportivas y Culturales para estimular la sociabilidad en los adolescentes y jóvenes entre 12 y 18 años. En esta segunda edición, y por compartir los mismos valores, Loma Negra se sumó como aliado en esta iniciativa en la que participan 5.000 chicos de 11 escuelas de la ciudad de Frías y localidades vecinas provenientes de diferentes estratos sociales y con capacidades motrices diferentes.

“Mediante la puesta en marcha de las competencias intercolegiales se pretende brindar un espacio de desarrollo y contención sistemática y de aprovechamiento del tiempo libre durante la época del año escolar”, explica Armando Stanley, subsecretario de Deportes y  Recreación del Municipio de Frías y responsable del proyecto. Después de 17 años el municipio recuperó las olimpíadas y sumó actores importantes como el Hospital zonal, que además de certificar el apto físico y realizar electrocardiogramas a los participantes, ahora dispone de una ficha médica de los adolescentes participantes, que en algunos casos, nunca habían recibido un chequeo médico.

Durante las dos etapas –invierno y primavera- del proyecto JUGATE, se realizaron actividades deportivas, con disciplinas en la que los chicos se destacaron como hockey y handball, y otras culturales, tales como pintura, canto y danza. “La institución debe expresar que el deporte es un arte en un lienzo que será expuesto y evaluado por el jurado el día de la presentación. En cuanto al canto y a la danza, queremos recuperar las raíces del folklore y buscamos que participen los padres y los docentes”, señala Stanley.

Para agregar valor al proyecto, además de entregar las remeras y camisetas de los alumnos participantes, Loma Negra estableció un premio social para los dos primeros puestos de $ 10.000 y 5.000 respectivamente, que serán entregados en materiales para realizar una acción de voluntariado a una entidad designada por la escuela ganadora, y así fomentar el voluntariado en los adolescentes. “Nuestra idea es entregar materiales eléctricos y pintura y que la escuela se haga cargo de la logística del voluntariado”, señala Martín Rojo, líder del proyecto dentro del CIVICO Catamarca y coordinador de compras de Loma Negra.

A fines de noviembre finalizaron las olimpíadas. El 20 de diciembre se entregaron los premios a las escuelas ganadoras: Escuela Parroquial y Escuela Normal, quienes realizarán la actividad de voluntariado a principios de 2014.

 

Día de Hacer el Bien – 2013

La Fundación Loma Negra realizó la quinta edición del Día de Hacer el Bien, el evento solidario del Grupo Camargo Corrêa. El domingo 25 de agosto, 2.344 voluntarios entre colaboradores de Loma Negra, Lomax, Ferrosur Roca, Recycomb, La Preferida, Alpargatas, Construções e Comércio Camargo Corrêa, Tavex, junto a familiares, amigos, proveedores y clientes desarrollaron 18 proyectos de mejoras edilicias y de infraestructura en escuelas, jardines infantiles, plazas y clubes en múltiples comunidades.

Día de Hacer el Bien – CIVICO Buenos Aires – resumen

Día de Hacer el Bien – CIVICO Buenos Aires – Abbott