El Nodo Argentina de RedEAmérica y el Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) -en alianza con el Espacio de Negocios Inclusivos (ENI) de la Universidad Di Tella, el Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (CEADS) y el Centro de Innovación Social (CIS) de la Universidad de San Andrés- llevaron adelante el II taller de Negocios Inclusivos con la presentación de dos casos empresarios: Fundación Loma Negra y su trabajo con el Taller Protegido Crecer Juntos; y la empresa Nidera y su nuevo programa de apoyo a pequeños productores. 

El taller se realizó el pasado 16 de octubre, en la ciudad de  Buenos Aires y participaron en el mismo más de 30 representantes de distintas fundaciones y empresas de Argentina.

La apertura del taller estuvo a cargo de Gabriel Berger del CIS de la Universidad de San Andrés, quién explicó la diversidad de conceptos que se vinculan con la idea de Negocios Inclusivos, desde el concepto de emprendimiento social, empresa social, empresas con impacto, hasta el de negocios con la Base de la Pirámide, y explicó las diferencias y similitudes de estas terminologías.

Destacó que el concepto de Negocios Inclusivos implica incluir a los sectores de bajos ingresos no sólo como clientes sino también como proveedores, trabajadores y socios de negocio. La idea central es que estos sectores generen y se apropien del valor junto con la empresa.

A continuación, Mario Casasco, Gerente de RR.II. de la empresa Loma Negra y de la Fundación, relató su experiencia en Negocios inclusivos en relación a uno de los proyectos que la fundación apoya a través del Programa Generar que lleva adelante el Nodo Argentina de RedEAmerica. Se trata del taller textil de la Asociación Civil Crecer Juntos -Taller Protegido ubicado en Olavarria, provincia de Buenos Aires-. Acompañó la presentación Silvia Díaz (técnica local de Loma Negra).

Díaz explicó que el trabajo se inició con un análisis FODA para detectar qué oportunidades se podrían aprovechar para mejorar el negocio del taller textil.  El trabajo de Loma Negra consistió en la inversión en equipos y maquinarias para el taller y en ciclos de capacitación y rondas de negocios para mejorar la gestión.

IMG_20151016_111118860

Entre los desafíos internos, Loma Negra detectó la necesidad de crear una nueva concepción de proveedor en el sector de compras, evaluando los plazos que necesitan los proveedores sociales.

Como resultado del trabajo de apoyo de Loma Negra, se produjo en el taller un crecimiento de las ventas de un 75%  entre julio de 2014 y julio de 2015.

Javier García Moritán, gerente de Sustentabilidad de Nidera presentó un programa de apoyo a pequeños productores, recientemente lanzado. Como el foco de trabajo de Nidera en sustentabilidad se basa en el “desarrollo de la ruralidad”, la empresa se propuso detectar oportunidades para vincular los objetivos sociales con el core del negocio. Así, el área de  Marketing detectó que las semillas remanentes de campañas anteriores que se retiran del mercado generan costos elevados de almacenamiento y descarte. Entonces surgió la idea de crear un programa de empoderamiento de pequeños productores que les permita acceder a este tipo de semillas a un bajo precio. El objetivo es colaborar con las economías regionales y evitar el empobrecimiento de los productores y su migración a las ciudades.

Nidera se asoció con la organización Ashoka, realizó un relevamiento de actores y eligió algunas localidades de la provincia de Córdoba (San Nicolás, Cruz del Eje y Villa Soto) para iniciar la prueba piloto un mes atrás. Además de Ashoka se trabaja en alianza con el Ministerio de Agricultura de Córdoba.

El taller finalizó con la dinámica grupal de los “seis sombreros para pensar” de Edward De Bono que propuso a los participantes ejercitar el pensamiento lateral y realizar comentarios a los dos casos presentados en el taller. La dinámica fue moderada por Jaqueline Pels del ENI de la Universidad Di Tella.