En el marco de la iniciativa CDC en acción que lanzó Fundación Loma Negra, los alumnos de la EPET Nº15 de la ciudad de Zapala realizan trípodes y andadores para personas con discapacidad que serán entregados a distintas instituciones y hospitales de la zona.

Durante 2013 Fundación Loma Negra lanzó la iniciativa: “CDC en Acción”, con el objetivo de fortalecer las capacidades de las organizaciones comunitarias de las localidades donde actúa, como una forma de promover la generación de capital social. Esta convocatoria apunta a apoyar pequeños proyectos que ayuden a las entidades al cumplimiento de su misión institucional.

En el marco de este proyecto, la fundación se acercó a la escuela EPET Nº15 de la ciudad de Zapala, con la que había realizado actividades anteriormente, para ver sus necesidades. En esta secundaria técnica con orientación en electrónica, los alumnos tienen un aprendizaje solidario: fabrican muletas y bastones de madera que luego distribuyen en instituciones de la zona. Para su directora, Andrea Hulsker, la prioridad era una máquina dobladora de caños para la realización de dispositivos para personas con discapacidad. “Necesitábamos una dobladora de caños para que los chicos del ciclo básico pudieran fabricar andadores y trípodes y donarlos a distintas instituciones y hospitales”, explica.

Para concretar el proyecto financiado por Fundación Loma Negra, la Feria Trabum Ruka, una asociación sin fines de lucro que nuclea a pequeños productores y artesanos, recibió los fondos en su cuenta para darle transparencia al proyecto. “Cuando llegó la máquina desde Neuquén, junto a las autoridades de la escuela la instalamos en un aula donde realizan los talleres y luego fuimos a comprar algunos insumos que hacían falta”, recuerda Rodolfo Moyano, presidente de la Feria Trabum Ruka.

Desde el momento que recibieron la dobladora de caños, los alumnos de 1º, 2° y 3° año del ciclo básico están trabajando en los talleres de soldadura para la realización de los andadores y trípodes que a fin de año se entregarán a instituciones que los necesiten. “Nos ha venido bárbaro este proyecto ya que la política de la escuela es hacer cosas que no solamente le sirvan a los alumnos sino a la sociedad. Cambiar la mirada, hacia afuera”, concluyó Hulsker.

Elisa Ávila, Técnica Local de Fundación Loma Negra, destaca de iniciativa articulada del sector público y privado  “el protagonismo que cobran los jóvenes  ya que los motiva para poner a disposición su conocimiento del ámbito educativo técnico y ofrecer a su comunidad elementos que faciliten el desplazamiento a personas con movilidad reducida”.