Novedades

¡COMPARTILO!

Programa Compromiso
10 septiembre, 2018

Contagiar y sumar al otro

Fundación Loma Negra promueve a proveedores de la empresa a sumarse como aliados estratégicos en sus voluntariados para profundizar el alcance de las acciones

Todos los años Fundación Loma Negra se transforma en puente entre distintas instituciones que necesitan ayuda y personas que buscan canalizar sus ganas de colaborar. De esta manera, cientos de colaboradores de la compañía y de personas que trabajan en su cadena de valor de todo el país unen las ganas de hacer con la urgencia de recibir formando una cadena de favores que impacta a miles de beneficiarios.

“Siempre se suman amigos, familiares y vecinos, todos por el bien de la comunidad”, contó Luisa Maldonado, empleada de la empresa de limpieza M&M Servicios para Ferrosur Roca en Olavarría. “Luego de visitar el Hogar de Niñas San José junto a Loma Negra durante una de las jornadas del Día de Hacer el Bien (DHB), los voluntarios de Ferrosur Roca y de las empresas tercerizadas comenzamos a juntar donaciones de alimentos y ropa para llevar a las niñas del hogar”, continuó.

Desde el primer día en el que Luisa comenzó a comprometerse con los voluntariados anuales de Fundación Loma Negra descubrió que es algo que le gusta hacer y por eso, cada momento libre de los fines de semana o después del horario de trabajo, busca ayudar de alguna manera. “El Hogar de Ancianos de Olavarría siempre nos espera, las personas que viven allí se alegran muchísimo cuando saben que vamos, y en especial cuando llevamos juegos de canasta o de lotería para compartir entre todos”, continuó Luisa. La población mayor disfruta mucho de los juegos que llevan los voluntarios, tanto como las tardes de mate y té en el pabellón común, ya que siempre llevan algo dulce para compartir, desde facturas hasta tortas caseras.

“Estos momentos son únicos y los disfrutamos siempre porque tanto los mayores como los niños necesitan de mucha atención y contención, y eso es lo que buscamos darles como voluntarios cuando llevamos nuestro tiempo y ganas”, relató Luisa.

Otros voluntariados se ocupan de realizar mejoras edilicias y de infraestructura en sus comunidades. Para Marcelo Verdicchio, Jefe de Puesto de Obra de Minerar, proveedor de Planta Barker, el trabajo comunitario es clave en su vida al punto que hace 30 años que participa de distintas instituciones. “Tandil es una comunidad muy proactiva, donde hay muchos puntos de encuentro para participar y ayudar, en especial desde el deporte, donde buscamos mejorar canchas de fútbol, básquet y otras disciplinas, al igual que juntar material deportivo para entregar a los clubes equipamientos para que los chicos puedan jugar”, detalla Marcelo.

La clave según Verdicchio es fomentar el desarrollo deportivo y generar un ambiente divertido para los niños y adolescentes de Tandil, así “empiezan a entender de qué se trata pertenecer a la comunidad y comprender que hay espacios compartidos donde pueden desarrollar actividades en conjunto con otros chicos”. Allí la mayoría de sus compañeros de trabajo se suman al voluntariado propuesto por Fundación Loma Negra para unir aún más a la comunidad. “Tenemos que tratar de hacer cosas que le den valor a la unión, y en vez de reclamar por cambios preferimos involucrarnos para lograrlos”, enfatiza.

Algunas empresas familiares, como Works Group, del partido bonaerense de Banfield y proveedora de Ferrosur Roca, también le dedican tiempo y recursos a instituciones que lo necesitan. “Se colabora más allá del DHB, desde la fábrica de mesas hasta la donación de material para escuelas, este tipo de ayuda se contagia, y nos dan más ganas de continuar cuando vemos el impacto que marcamos en la sociedad”, explica Walter Soria, Gerente de Works Group.

Los miembros de la familia Soria crecieron haciendo actividades de voluntariado. “Siempre que podemos hacer cosas las hacemos, porque así nos criamos, juntando donaciones, participando de cenas mensuales para recaudar fondos y de voluntariados grupales, ya que nos da mucha satisfacción personal poder compartir con otros”, continuó.

En Works Group colaboran mayormente con escuelas primarias que necesitan de materiales y personas capacitadas que puedan hacer trabajos de mantenimiento. Sus ganas de ayudar coinciden con los objetivos que impulsa Fundación Loma Negra por este motivo se han convertido en un aliado estratégico en las distintas acciones que se llevan adelante desde el CIVICO Buenos Aires.

Otra empresa familiar que también busca generar un sentimiento colaborativo entre su personal es la Empresa Colonia, proveedora de Loma Negra, que dona toneladas de arena y piedra –sus materias primas- a las plazas y areneros que usan los niños de la localidad bonaerense de Don Torcuato. “Hemos participado en los distintos voluntariados propuestos por Fundación Loma Negra, y si bien a veces implica un esfuerzo para nosotros sabemos que los proyectos que se realizan desde Fundación logran ese cambio que todos queremos. Es muy gratificante para todos”, concluye Tomás Maffei de Empresa Colonia.

Por su parte, Irma Isaac, del Grupo Transporte Zapala, cuenta que “desde que soy chica veo como mi familia ayuda a otros, y en este deseo de ser solidarios nos encontramos con Fundación Loma Negra que comparte nuestros valores. Nosotros estábamos colaborando con el Hogar de Niños de Zapala cuando le comentamos al equipo de Loma Negra sobre las necesidades que tenían”. Esto llevó a que se organizara una acción de voluntariado que permitió parquizar el patio, instalar juegos infantiles y llevar alegría a los 14 niños que viven ahí todos los días”.

Para Irma la alianza de colaboración con Fundación Loma Negra fue clave ya que muchas veces los proyectos de la Planta los motiva a hacer más voluntariados, actividad que asegura es muy gratificante. “Es muy positivo poder canalizar a través de la institución el espíritu del voluntariado, ya que rescata una necesidad de una parte de la sociedad que está atravesando momentos sumamente difíciles”, continúa Isaac.