Novedades

¡COMPARTILO!

Institucional
16 septiembre, 2016

Espacio de innovación

Loma Negra reunió a 34 representantes de distintas áreas administrativas y técnicas en el taller “Diseñando Oportunidades de Negocios con Impacto Social en la Base de la Pirámide”.

Henry Ford con su modelo Ford T,  puso el automóvil al alcance de las clases medias, introduciéndolo en la era del consumo en masa. La innovación de Ford tuvo que ver con la producción en serie, pero ésta no se trató sólo de fabricar en grandes cantidades un sólo artículo estandarizado. La producción en serie es la aplicación de los principios de potencia, precisión, economía, método, continuidad y velocidad a un proceso de fabricación. Ahora ¿Cómo se logra modificar este modelo y dar el próximo salto? ¿Qué debe suceder internamente en las empresas para que esto suceda? ¿Qué papel juega la innovación? ¿Cómo se logra repensar la estrategia del negocio para incluir a los dos tercios de la población que hoy se encuentran en la base de la pirámide?

A partir de estos disparadores Loma Negra realizó el taller “Diseñando oportunidades de negocios con impacto social en la base de la pirámide”, al que asistieron 34 personas, entre Accionistas, Directores, Gerentes y Líderes, de las distintas áreas administrativas y técnicas de la compañía. Durante ocho horas, y a partir de distintas charlas a cargo de especialistas, se les incentivó a que pensaran distinto, se los invitó a mirarse como compañía y a proponer soluciones que lleven a incorporar al sector más vulnerable de la población que hoy se encuentra fuera del mercado.

“Estamos cumpliendo 90 años de compañía y, entre muchas otras cosas, significa que el modelo de negocio que llevó y lleva adelante Loma Negra es un modelo exitoso y cuando uno tiene algo que funciona no es sencillo modificarlo. Con lo cual este taller fue un desafío, fue abrir nuestras mentes y pensar en algo distinto”, enfatizó Mario Casasco, Gerente de Relaciones Institucionales de Loma Negra. Por su parte, Carla Duprat, Directora Ejecutiva del Instituto InterCement comenzó su exposición explicando los cambios que se están dando en el mundo hoy y la necesidad que tienen las empresas de estar atentas a su propio negocio. “Hoy la economía antigua y la economía de colaboración buscan resolver un problema concreto y si bien tenemos un modelo que trajo inclusión también es cierto que otros quedaron afuera. Con lo cual, debemos comenzar a innovar en ese sentido” explicó y agregó: “Dentro de las necesidades no atendidas o las oportunidades de negocio en la base de la pirámide tenemos, en primer lugar, a la alimentación y, en segundo lugar, a la vivienda. Esto tiene una conexión directa con nuestro negocio y para capturar esa oportunidad tenemos que innovar”.WS5

Para Jaqueline Pels, Directora del espacio Negocios Inclusivos de la Universidad Torcuato Di Tella, y encargada de llevar adelante el encuentro, “este es un momento clave, y si ese salto no lo dan los actores principales lo harán actores nuevos ya que el cambio sucederá por analogía”, detalló Pels al mismo tiempo que destacó el involucramiento todos los participantes y las buenas propuestas que surgieron.WS2

“Tenemos identificado a nuestro cliente inmediato pero hoy tenemos el desafío de pensar en el último cliente, ese que manipula nuestro producto en una gran obra y que se encuentra en la base de la pirámide. Por este motivo, debemos acercarnos y entender su realidad al tiempo que generamos estos espacios de innovación que nos invitan a pensar distinto”, concluyó Duprat.