La Fundación Loma Negra y el Club Social y Deportivo Juventud Unida de Cañuelas firmaron un acuerdo de colaboración para llevar adelante el proyecto “Jóvenes por la Cultura y el Deporte en Cañuelas”, cuyo objetivo central es lograr la integración y mejorar la calidad de vida de los jóvenes de los barrios San Esteban, Peluffo, Los Pozos, Uribelarrea, Máximo Paz y Santa Rosa.
El mismo será llevado a cabo en alianza con la Municipalidad de Cañuelas, la Asociación de Ayuda para Niños con Urgencia en Salud (ANUS), el Centro de Educación Física N°53, el Cañuelas Fútbol Club, el Centro de Capacitación Popular San Eduardo, la Sociedad de Fomento San Esteban y las cooperativas de trabajo Argentina Trabaja, Santa Rosa y Dos de Abril.
“El primer paso fue hacer un diagnóstico de la comunidad ya que son jóvenes de sectores vulnerables donde los lazos de confianza son difíciles de construir. Por este motivo, lo primero que hicimos fue escuchar cuáles eran las necesidades que tenían, les dimos protagonismo, son sujetos que co-construyen”, explica María Rosa Estévez, técnica del proyecto con más de 25 años de trabajo comunitario en Cañuelas. A partir de las necesidades relevadas se detectó que existía una problemática de: integración social, terminalidad educativa y empleabilidad.
“Jóvenes por la Cultura y el Deporte en Cañuelas” contempla la creación de una murga, en Máximo Paz, y la construcción, en Santa Rosa, de un playón multideportes (destinado a 800 jóvenes) que está siendo construido por obreros de las cooperativas, luego de la capacitación que recibieron en el manejo de materiales a cargo de Jorge Datri, Marcelo Cidades y Diego Mantegna del Centro Técnico de Loma Negra. “A partir de los talleres que se darán conforme avance la obra buscamos dejar capacidades instaladas en estas cooperativas, ya que trabajarán con materiales que no son los habituales para ellos permitiéndoles a futuro acceder a tareas más calificadas”, cuenta Alejandro Lacquaniti, técnico local de la Fundación Loma Negra.
Paralelamente se brindarán 12 charlas informativas –inserción al mercado laboral, uso racional de energía y seguridad vial- en escuelas públicas de los seis barrios y una campaña de reciclado de polietileno y PET destinada a 500 jóvenes para favorecer la concientización ambiental y otros 12 talleres con el fin de concientizar sobre el vínculo entre el deporte y la salud.
“En el mes de abril comenzamos con las primeras charlas sobre inserción al mercado laboral y nos dimos cuenta de que la única manera de captar la atención e involucrar a los chicos era si les hablábamos desde nuestra propia historia, y no de cómo armar un currículum”, comenta Paulo Ortíz, responsable de Logística y miembro del CIVICO Cañuelas. De esta manera, se abordó el tema de: la responsabilidad, la conducta, la necesidad de proyectar y creer en uno mismo, el esfuerzo, la educación, entre otros puntos. Por este motivo, para Estévez, más allá del aporte económico que realiza la Fundación, lo que se valora es la transferencia de conocimiento de Loma Negra al servicio de la comunidad. “La Fundación Loma Negra se involucra en la gestión misma del proyecto, busca la transformación real de las personas, permitiéndoles ponerse en marcha, con lo cual deja de ser una entidad dadora y reconoce a la comunidad, colabora en su desarrollo y la potencia”.

SAM_5342