En los últimos años, la Fundación Loma Negra afianzó su impulso en las comunidades donde actúa, y decidió involucrar a la población en sus acciones de voluntariado. En Planta Barker, incorporaron a la población de Barker y Villa Cacique para trabajar juntos en el desarrollo de proyectos. “Tanto en la villa de Barker -2000 personas- como en Villa Cacique -2500 personas-, quisimos transmitir el interés de que ellos sean parte de las acciones del voluntariado y puedan beneficiarse con esto”, asegura Julio Schmale, Líder de RRHH de la Planta Barker.
Durante el segundo semestre de 2012, dentro del marco del proyecto Villa BA a la escuela, se realizaron charlas en la única escuela secundaria de la zona para incentivar a los chicos del último año del secundario para que continúen con sus estudios. “Loma Negra es consumidora de profesionales de la zona, y acá hay muchos jóvenes que no siguen estudiando. Por eso, el objetivo de estas charlas es que profesionales de la compañía cuenten sus vivencias para lograr sus metas”, explica Schmale.
Durante las charlas a los 65 estudiantes del último año del secundario, siete voluntarios de la compañía no sólo contaron las experiencias de quienes tuvieron que adaptarse al ambiente laboral y universitario, sino que hicieron foco en cómo conseguir trabajo y cuáles son los criterios de selección que establece el personal de Recursos Humanos, según explica Luis Ferreyra, Director de la Escuela Secundaria nº1 “Ministro Zarini”, de Villa Cacique. El objetivo del programa es promover espacios de participación con jóvenes, por medio de procesos de sensibilización y formación que contribuyan al desarrollo y/o fortalecimiento de las capacidades para sus proyectos de vida.
Para este año, Fundación Loma Negra planea aumentar el número de charlas y abarcar los dos últimos años del secundario, además de coordinar una visita a la planta y hacer un relevamiento de las aptitutes de los alumnos.
En el marco del proyecto Villa BA a la plaza, la jornada de voluntariado para renovar el espacio verde del barrio, tuvo que ver con otra de las necesidades que fueron llegando, que en alianza con el municipio y vecinos de la zona y Loma Negra, se realizaron trabajos de reparación y pintura tanto en la Plaza Rubén Suñe (Villa Cacique) como en la Plaza Ramón Santamarina (Barker). “Es importante para la comunidad que los vecinos participen de la renovación de un espacio para ellos, como lo hicieron los padres de los chicos del jardín de infantes, es una forma de que se sientan dueños del lugar y lo valoren”, sostiene Schmale.
Este proyecto tiene su foco en los dos espacios verdes públicos que distan de 5 km, garantizando, de esta manera, que las actividades puedan llevarse a cabo con un alcance mayor y cercano a ambas comunidades. Participaron vecinos, 20 voluntarios de Loma Negra y alumnos de la Escuela Media de Villa Cacique y de la Escuela Nº18 de Barker.
De este modo, este proyecto se enmarca encontrando coherencia y continuidad en los proyectos de voluntariado que fueron implementados durante el transcurso del año (“Generando Conciencia Ambiental con las y los Jóvenes” y “Campaña Ambiental de Forestación”).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA