Fundación Loma Negra en alianza con Asociación Conciencia aborda temas de seguridad vial, uso racional de energía e inserción al mundo del trabajo a partir del involucramiento de los alumnos desde su rol de ciudadanos. Durante seis meses 935 alumnos de 5 escuelas secundarias vivieron la experiencia de ponerse en el lugar del otro.

En el marco del programa Educ-Acción, Fundación Loma Negra en alianza con Asociación Conciencia realizó talleres de educación vial, inserción al mercado laboral y uso racional de energía en dos escuelas de Barracas y tres de Avellaneda a alumnos de 4to, 5to y 6to año durante los últimos seis meses en los que participaron 935 estudiantes. Asimismo, los talleres que cuentan con el aval del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires, fueron declarados de interés educativo por el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación.

Durante 2012 realizaron charlas en los establecimientos que abordaban cada una de las temáticas. Si bien los resultados determinaron que los temas eran de interés, no ocurría lo mismo con la forma de presentarlos. “Es ahí donde entra Asociación Conciencia dado que tenemos 30 años de experiencia en el abordaje de estos temas focalizados en adolescentes”, explica Sofía Álvarez, responsable de Programas de Asociación Conciencia. El objetivo que se plantearon fue involucrarlos, escuchar sus opiniones y convertir la experiencia en un taller donde lo que se propicia es la participación del alumno. “Buscamos que no sólo den su punto de vista sino que participen en la construcción del marco reglado dándoles una posición de igualdad”, enfatiza Álvarez.

De esta forma los alumnos de la Escuela Técnica N°10 Fray Luis Beltrán, la Escuela Técnica N° 14, de Barracas; la Escuela de Educación Media N°2 Juan María Gutiérrez; la Escuela Polimodal N°18 Próspero Alemandri y la Escuela de Educación Técnica N°5 Salvador Debenedetti, de Avellaneda, recibieron los talleres en los que participaron 31 voluntarios de InterCement.

Durante el taller de “Uso racional de energía” el énfasis estuvo puesto en concientizarlos y en la necesidad de que incorporen herramientas básicas. Asimismo, los voluntarios de InterCement hablaron sobre el desarrollo sostenible y cómo se incorpora esta temática en el día a día de la empresa. “Al ser escuelas técnicas tienen el tema medioambiental en su agenda, con lo cual es algo que les interesa, están preocupados y no requiere de un esfuerzo extra para captar su atención”, cuenta Guillermo Yeregui, director de la Escuela Técnica N°10 Juan Luis Beltrán de Barracas.

La temática de seguridad vial fue de atención máxima y según explican los responsables, es uno de los talleres que mejor funciona. “Lo logramos porque se encontró una forma de presentarlo desde el rol del ciudadano y la necesidad de participar en temas de políticas públicas que nos involucran a todos”, detalla Álvarez. Asimismo se buscó contar con soportes tecnológicos acordes con esta generación que sirven de disparadores de debates e intercambios donde se dan cuenta de qué es lo que pueden aportar ellos desde su lugar, desde lo individual.

Los voluntarios que participaron recibieron tres jornadas de sensibilización que giraron en torno del: tipo de establecimiento al que asistirían y trabajo que realizarían. “Buscamos que ellos sean los protagonistas junto con los alumnos y para ello necesitamos que el voluntario esté preparado, y tenga las herramientas que le den tranquilidad y seguridad”, asegura Álvarez.

Esa seguridad sintió Sonia Kleiner, del área de Ventas de InterCement, en ésta, su primera experiencia. La tarea que tenía era la de contarles desde su propia vivencia qué significa esto de ingresar al mercado laboral y sobre la importancia de conocer y pensar cuáles son sus capacidades. De esta manera,  se abordó el tema de: la responsabilidad, la conducta, la necesidad de proyectar y creer en uno mismo, el esfuerzo, la educación, entre otros puntos. A su vez, a partir de videos se mostraron errores frecuentes que se comenten en las entrevista, analizaron avisos clasificados y se les brindó información sobre cómo utilizar los sitios de internet de oferta laboral. “Fui con bajas expectativas por la creencia general que tenemos sobre esta generación y me encontré con un grupo abierto, lleno de preguntas y de opiniones bien fundamentadas, que al mismo tiempo les preocupa cómo se van a insertar en este mundo del trabajo ya que consideran que no cumplen con los requisitos y por eso apuntan a trabajos básicos, no técnicos”, cuenta Kleiner.

Para lograr este grado de compromiso por parte de los alumnos fue primordial contar con el involucramiento de los directores de los establecimientos como así también de los docentes ya que el material didáctico queda en la escuela. “Durante estas jornadas todos vivimos la experiencia de ponernos en el lugar del otro y más allá del tema buscamos involucrarnos como ciudadanos y ver qué puedo aportar yo desde mi lugar”, asegura Yeregui. La misma opinión es la que tienen Néstor Policaro, director de la Escuela Técnica N° 14 “Libertad” de Barracas y agrega que otro punto importante es que: “Al no tener que cumplir el voluntario con un papel de autoridad el alumno no se siente evaluado, se abre y expresa libremente su necesidad, su preocupación y su opinión, dándose un proceso de aprendizaje mucho más rico”.

Talleres BA 2