Después de mucha gestión y espera se concretó un gran anhelo de la población joven y adulta de El Alto, Catamarca, ya que el 12 de septiembre se realizó la inauguración del anexo de la Escuela Secundaria Nro. 53 de esa comunidad.

El evento fue presidido por el Intendente de El Alto, Prof. Ariel Ojeda, y funcionarios municipales autoridades del Ministerio de Educación de la provincia de Catamarca, el Director de escuelas Técnicas de la provincia, colaboradores de la planta -como José Luis Labella, Líder de Administración, y Antonio Amaya y Alberto Taborda, Técnico Local de la Fundación Loma Negra. También, estuvieron presentes los docentes integrantes del SIDIC (Sindicato de Docentes por la Igualdad), representados por la Dra. Barrientos y la Técnica Sara Rodríguez, así como los nuevos docentes, estudiantes secundarios y los nuevos alumnos inscriptos al ciclo lectivo 2012 quienes fueron los depositarios de todos los discursos realizados, a través de palabras de aliento, motivación y, sobre todo, de contención por parte de las instituciones involucradas. Posteriormente al acto, los representantes de Planta Catamarca y Fundación Loma Negra entregaron carpetas y lapiceras a los estudiantes, así como también unos presentes a las autoridades que asistieron.
El número de inscriptos fue de 72 jóvenes y adultos, de los cuales más de 60 están cursando regularmente el secundario. El dato más significativo es que el 62 % de los estudiantes tienen entre 18 a 29 años.
La creación del secundario se impulsó fundamentalmente entre el Municipio de El Alto, a través de la Secretaria de Educación Municipal, y la Empresa Loma Negra C.I.A.S.A que conjuntamente, el 1 de febrero de 2012, presentaron dicha inquietud ante la Ministra de Educación de la Provincia de Catamarca. También jugó un papel fundamental la Misión Monotécnica Nº 71, que a través de la implementación de los cursos de formación técnica en oficios durante los años 2011 y 2012, ayudó a visibilizar el déficit en la región, de jóvenes mayores de 18 años con los estudios secundarios concluidos.
“Estamos muy contentos con la concreción de este proyecto, realmente las cifras eran alarmantes ya que 3 de cada diez jóvenes de esta localidad han terminado el secundario así como el bajo porcentaje de conocimientos de oficios técnicos por parte de la población joven. Es por eso que, mediante la educación, queremos contribuir a mejorar el capital humano de la comunidad y así contribuir con la inclusión social de los jóvenes”, concluyó Alberto Taborda.
Esta iniciativa genera una gran alegría en los jóvenes y adultos de la zona, ya que ven -en acontecimientos como éstos- una nueva oportunidad de progresar y realizarse académica y laboralmente.