En la localidad de Zapala, Fundación Loma Negra en alianza con diferentes instituciones refaccionaron las instalaciones del Centro de Cuidados Infantiles El Cangurito en una jornada de voluntariado.

El cierre de 2013 culminó con mucha alegría con las actividades de voluntariado en El Cangurito, Centro de Cuidados Infantiles (CCI), una guardería ubicada en la localidad de Zapala que brinda asistencia pedagógica en cuidados infantiles y recreación a niños entre 45 días y 4 años de edad. A la institución concurren 72 chicos y su mayor necesidad era reconstruir el patio, según explica Estela Garro, directora de la institución que depende del Ministerio de Desarrollo Social.

Como la institución carecía de un lugar apropiado para la recreación, actividad física y juegos al aire libre, la Fundación Loma Negra junto con el equipo directivo de la guardería, realizaron una alianza estratégica con la Municipalidad de Zapala, la Cooperativa de Energía Eléctrica, Vialidad Provincial y el Ministerio de Desarrollo Social Provincial para llevar adelante el proyecto, en el que también intervinieron padres de alumnos y los docentes de la institución.

 “Ya veníamos trabajando con la guardería en distintas actividades y conocíamos sus necesidades”, relata Estela Gartland, líder de Administración en Planta Zapala y de este proyecto. De esta manera, lograron mejorar los espacios verdes realizando siembra de césped, plantaciones de árboles, instalación de juegos y mejoras en las luminarias. También se concretó la construcción de un playón de hormigón, de las rejas perimetrales de la institución así como la pintura de un mural infantil y de juegos en el piso.

Vialidad Nacional aportó las bases y el hormigón del patio, la Cooperativa de Energía Eléctrica mejoró la iluminación. Por su lado, la Municipalidad de Zapala donó los juegos para los chicos, removió la tierra y el Ministerio de Desarrollo donó los materiales para la construcción de un alero que brindará sombra a una parte del patio. Los padres, docentes y voluntarios de la compañía fueron los encargados de pintar el mural con el paisaje de un bosque y el piso con diferentes juegos, como la rayuela, además de decorar el espacio con plantines y macetas.

La actividad contó también con un momento de esparcimiento para los más chiquitos brindado por las maestras del jardín y por el aporte de un voluntario de Planta Zapala que les regaló una pequeña obrita de ventriloquía. Al final de la jornada, compartieron algo rico para comer.

Para lograr este proyecto, se contó con la participación de 105 voluntarios externos y 11 de Loma Negra. “Siempre que necesitamos nos acompañan, es un excelente grupo humano. Y disfrutamos de un día maravilloso donde se compartió el trabajo, la comida y la diversión. Como cierre nos entregaron una calesita y juguetes de arrastre para los más chiquitos”, finaliza Garro.

Gustavo Galesio es coordinador de Abastecimiento y Compras de Planta Zapala y participa de todas las actividades de voluntariado que realiza la compañía. “El patio estaba destruido y los chicos no podían salir a jugar. Con lo cual, si se quería lograr un cambio radical en la calidad de vida de estos niños, todos nos teníamos que involucrar”, explica, enfatizando la importancia de tener aliados como Vialidad y la Municipalidad con sus diferentes aportes.

Zapala 2