Con un involucramiento de  toda la comunidad, la jornada solidaria en San Juan reunió a más de 200 voluntarios. Recuperar el espacio público y generar conciencia en el cuidado del entorno fueron los objetivos de este año.

La jornada del Día de Hacer el Bien organizada por el CIVICO San Juan consistió en la mejora del espacio público y la toma de conciencia del cuidado de la plaza de la localidad de La Bebida, en el barrio Jardín, dado que el espacio se encontraba muy descuidado. Luego de reunirse con los vecinos y conocer las necesidades, surgió el proyecto “Juntos por una plaza mejor”, que consistió en la  limpieza del predio junto a los vecinos y proveedores de la planta: FCD, Prolimp, Metalúrgica del Valle, Alto Impacto, Arenados Riveros, Electro Metalúrgica Andina y Proviser SRL. A su vez, la Municipalidad de Rivadavia fue un actor fundamental ya que se encargó del armado de los talleres de pintura y de las acciones recreativas con los chicos del barrio, además del aporte de quince fresnos.

Alrededor de 50 voluntarios de la planta con sus familias se dieron cita, reuniendo un total de 200 personas con los colaboradores del barrio. Pedro Espinosa lideró esta actividad dentro del marco del Grupo de Voluntarios en acción (GVA) y destacó el entusiasmo de los vecinos, atentos ante cualquier desconocido que llega a la plaza para evitar vandalismo.

En cuanto a la actividad recreativa, durante la jornada festiva se realizó una merienda para los más pequeños en la que intervinieron contratistas de Loma Negra como Transporte Maldonado, The Party Catering, Agua tratada Santa Clara y Comidas para llevar El Italiano, que donaron los insumos y golosinas para la tarde. También se dictaron charlas de concientización en reclasificación de residuos domiciliarios, entregando bolsas de residuos celestes y verdes con folletos a cargo de los alumnos de la cátedra de Hábitat de la Universidad Nacional de San Juan y de la unidad de SSMA de planta. Durante la jornada, se colocaron juegos de plaza (columpio y pasamanos) construidos por colaboradores del taller mecánico que se quedaron voluntariamente después de su jornada laboral.

Asimismo, el Concejo de Desarrollo Comunitario La Bebida colaboró con la logística de las actividades de pintura, colocación de juegos de plaza, colocación de aros de básquet, jardinería, colocación de cestos de basura, entre otros.

Mario Rodríguez tiene 41 años, trabaja como analista de Administración desde hace ocho años en la planta de la compañía, participa activamente en la Fundación desde 2007 y actualmente forma parte del CIVICO San Juan. “Para el DHB estuve coordinando las tareas  con el GVA. Como eran muchos los frentes de trabajo, durante ese día estuve como referente en  tareas de jardinería y mi señora y mi hija estuvieron abocadas a la pintura de la rayuela con la colaboración de los chicos de los talleres de pintura y muralismo”, señala Rodríguez, con la esperanza de haber sembrado una semillita que produzca cambios en las personas y que sirva como efecto multiplicador.

San Juan 2