Con el objetivo de acortar la brecha entre la industria y la escuela, Fundación Loma Negra, en alianza con otros actores de la comunidad, busca que los alumnos de la ENET N° 14 “Libertad” tengan reales posibilidades de inserción en el mundo laboral a partir de prácticas en oficios con la última tecnología de fabricación.  

 

Crear un “Aula de Control Numérico Computarizado” (CNC) tiene por objetivo primario mejorar la calidad educativa de manera tal que permita a los futuros egresados no solo tener la posibilidad de acceder a mayores oportunidades de inserción laboral en la industria actual sino también atender demandas específicas a través de un sistema de prácticas de oficios. La ENET N° 14 “Libertad”, situada en el barrio de Barracas de la Ciudad de Buenos Aires, es la única escuela de la Ciudad que cuenta con un CNC a partir del  trabajo en conjunto realizado entre Fundación Loma Negra, el Instituto Nacional de Educación Tecnológica, la empresa Works Group, autoridades, docentes y alumnos de la institución.

 

La iniciativa, que se enmarca dentro del programa de Fundación Loma Negra “Edu-Acción”, cuyo objetivo central es el mejoramiento de equipamiento y infraestructura, se logró a partir de la experiencia que dieron cinco años de trabajo ininterrumpidos entre los voluntarios del CIVICO Buenos Aires de Planta Lomax, la comunidad educativa y proveedores del Grupo. “En 2008 volví a Buenos Aires y me encontré con la posibilidad de volver a ese colegio técnico del que había sido profesor hace 20 años desde un lugar distinto– cuenta Mariano Di Santo, líder de Recursos Humanos de Lomax y miembro del CIVICO Buenos Aires. Tenía la posibilidad de acortar la brecha entre la escuela y la industria”. La realidad del establecimiento situado a 200 metros de la planta de hormigón más importante que tiene el Grupo Camargo Correa presentaba una baja matrícula, sólo 700 alumnos, y necesidades básicas apenas satisfechas ya que sus estudiantes pertenecen en su mayoría a familias de bajo recursos de zonas vulnerables. Al mismo tiempo, por su especialización en construcciones civiles, era estratégica para mejorar la relación con el entorno altamente demandante.

 

Al haber tantas necesidades se eligió comenzar por aquellas que se encuadraran dentro de la misión estratégica de Fundación Loma Negra. De esta forma se construyó, en 2010, un Laboratorio de Construcciones Civiles. El primer paso, y durante una jornada de voluntariado, se inventó todo lo que había en la escuela y se separó lo que no servía. “El laboratorio se pensó a nivel industrial con el valor agregado de que los alumnos podían ser laboratoristas en cualquier planta de hormigón”, cuenta Teresita Bianchi, docente desde hace 27 años del establecimiento. Para lograrlo se contó con un aliado estratégico como Works Group, proveedor de Loma Negra, que contribuyó con la mano de obra especializada en albañilería. “Teníamos una relación especial con la escuela ya que mi padre fue un ex alumno con lo cual estábamos emocionalmente comprometidos”, explica Walter Soria de Works Group. Asimismo, los alumnos recibieron capacitación en seguridad industrial y en la parte técnica se trabajó en conjunto con los docentes, personal del proveedor y empleados de Lomax.

 

En 2012 los trabajos se intensificaron y durante el Día de Hacer el Bien cerca de 100 voluntarios de InterCement junto con 50 alumnos y personal de Works Group pintaron aulas, pizarrones y reconstruyeron pupitres. A su vez, personal de la constructora Camargo Correa, a través de su gerente Izelson Camargo, donó 10 equipos de PC para el aula de computación.

 

Asimismo, la construcción del Aula Taller de Control Numérico Computarizado significó la realización de grandes arreglos de albañilería tales como: cambiar las puertas de lugar instalando una de doble paño para que entraran los tornos, revocar y pintar, reponer vidrios rotos, realizar un contrapiso en cemento alisado para poder instalar los equipos en un piso absolutamente plano para su correcto funcionamiento, colocar todas las luminarias y realizar el cableado eléctrico para los cuatro tornos y dejar la instalación preparada para dos más que piensan licitar este año. “Durante muchos años egresar de la ENET 14 era sinónimo de una rápida inserción laboral –enfatiza Bianchi-. Hoy gracias a esta alianza hemos recuperado parte del prestigio que tenía la escuela” a lo que Di Santo agrega: “Los trabajos que hemos realizado y realizaremos demuestran la sustentabilidad de un compromiso con los jóvenes al mismo tiempo que logramos brindar a la institución posibilidades educativas cercanas al mundo del trabajo”.

Buenos Aires 1