Loma Negra en alianza con AOMA y la Escuela Técnica N° 5 de la ciudad de Frías, brindaron capacitación en oficios y formación profesional para motivar el emprendedorismo en jóvenes y adultos de dicha localidad.

Durante el segundo semestre de 2013, se firmó un convenio entre Loma Negra, la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) –seccional Frías- y la Escuela Técnica N° 5 Dr. Ramón Carrillo, con el objetivo de mejorar la calificación laboral, el aprendizaje de oficios técnicos, y las motivaciones emprendedoras en la población joven y adulta de la localidad de Frías, provincia de Santiago del Estero.

Esta iniciativa de AOMA para ayudar a la comunidad, contempló el dictado de cinco Cursos de Formación Profesional en Oficios, destinados a más de 200 jóvenes de entre 15 a 30 años, referidos a las ramas tradicionales de la industria como electricidad, herrería y soldadura, construcción y albañilería. Además, se incluyeron gastronomía y diseño de moda.

Paralelamente al dictado de los oficios se desarrolló una jornada sobre “Nociones Introductorias a la Gestión de un Microemprendimiento”. Natalia Villavicencio, técnica del proyecto  Aprender, es asistente social y realizó el seguimiento de los alumnos que participaron de los cursos en oficios dictados entre octubre y diciembre. “Los objetivos se cumplieron dada la gran convocatoria y el interés de la población ya que no hay instituciones que brinden capacitaciones en la zona”, asegura Villavicencio. A su vez, también admite que los cursos con más cantidad de mujeres –gastronomía y diseño de moda- tuvieron deserciones por problemas de horario que ya se tendrán en cuenta para una próxima edición.

Por su lado, Octavio Luna, secretario General de AOMA –seccional Frías-  explicó: “Muchos padres querían que sus hijos ingresaran a trabajar en la Planta de Loma Negra y nos chocamos con la realidad que no cumplían con los requisitos esenciales: secundario completo y experiencia en un trabajo formal. A partir de reunirse con Fundación Loma Negra para elaborar el proyecto, decidieron que participara alguien más de la comunidad y así sumaron a la Escuela Técnica nº 5, que es el lugar donde se realizaron los cursos teóricos y prácticos. “Nunca pensé que iba a haber tanta cantidad de inscriptos – asegura Luna -.Presencié algunas clases y me di cuenta de que los jóvenes realmente necesitaban estos talleres dado el interés, la concurrencia y el respeto por sus profesores”.

Cat -DSCN4151