Fundación Loma Negra junto con el Ministerio de Educación de la Provincia de Catamarca y Asociación Conciencia llevó adelante la construcción de tres aulas y dos sanitarios en el anexo secundario La Calera dada la falta de infraestructura en zonas rurales.

En el marco del programa Compromiso, el CIVICO Catamarca llevó adelante el proyecto de Construcción de Aulas-Secundario Anexo La Calera con el objetivo de contribuir con la edificación de tres aulas y dos sanitarios para el Secundario Rural N°13 de La Calera y fortalecer los conocimientos y la práctica de albañilería e instalación sanitaria en jóvenes y adultos de dicha comunidad; aportando la mano de obra en este proyecto.

Sobre la base de la necesidad de la zona, el Ministerio de Educación de la Provincia de Catamarca habilitó escuelas secundarias rurales con personal docente, pero sin infraestructura, por lo que los alumnos tienen que compartir el edificio con escuelas primarias y en algunos casos, también con jardín de infantes. Así sucedió en la Escuela primaria Nº 333 de La Calera donde funcionan los dos niveles juntos. “La realidad era que los alumnos se encontraban en una situación de hacinamiento, debido a que se había creado el “Anexo” La Calera del Secundario Rural N° 13; y no se había previsto ninguna ampliación o dotación de nuevas aulas y sanitarios”, explica Martín Rojo, quien lidera esta iniciativa de voluntariado desde el CIVICO Catamarca.

Catamarca (1) baja

En octubre de 2016, se obtuvo el apoyo económico del Fondo de Emergencia Escolar que depende del Ministerio de Educación de la Nación, que permitió adquirir el resto de los materiales necesarios para la construcción.

La construcción de las tres clases y los dos baños, uno para varones y otro para mujeres, comenzó en noviembre de 2016 y se encuentra en su etapa final. A través de la línea de acción de Formación Profesional y en Oficios, que lleva adelante Fundación Loma Negra junto a Asociación Conciencia, bajo el paraguas del Programa Puente, los profesores de los talleres de formación en oficios, en su mayoría albañiles, pudieron vincular esta iniciativa con sus alumnos para que realicen las prácticas del taller de instalación eléctrica e instalador de sanitarios junto con la colaboración de alumnos, padres y docentes.

“Fue un cúmulo de manos trabajando a la par que se verá reflejado el 10 de agosto en la inauguración”, cuenta entusiasmado el Profesor Pedro Villalba, Director del Anexo Secundario de la Calera, que ya cuenta con más de 40 alumnos y continúa creciendo.

Si bien la obra tuvo algunos retrasos a causa de las inundaciones ocurridas en la provincia de Catamarca la experiencia es altamente positiva. “Fue una acción de voluntariado que nos permitió, por un lado, dar respuesta a una necesidad real y urgente que existía en la comunidad, y por otro, vincular otro programa importante para nosotros como es la formación profesional”, enfatiza Rojo y agrega: “Logramos ser el puente para que beneficiarios de un programa se transformaran en hacedores para suplir la necesidad de otros beneficiarios y eso el doblemente positivo”.