El CIVICO Buenos Aires atravesó durante 2017 reformas estructurales a partir de las cuales creó una red de relacionamiento para la construcción de alianzas para el desarrollo local

Con el fin de tener una mayor presencia y alcance de los programas en la comunidad, a principio de este año el CIVICO Buenos Aires atravesó reformas estructurales. Actualmente se conforma por catorce miembros que persiguen como principal objetivo fortalecer el vínculo de la empresa con la comunidad e incentivar a que los colaboradores participen de las acciones de voluntariado.
El CIVICO Buenos Aires abarca las localidades de Don Torcuato, Avellaneda, Llavallol y Ciudad de Buenos Aires. La principal debilidad que identificaron fue la difusión de las acciones y el compromiso de los colaboradores. Fue así como trabajaron con foco en la comunicación, tanto interna como externa, para lograr una mayor visibilidad a los programas. De esta manera, se logró dar una impronta diferente, que permitió incentivar a los colaboradores a presentar proyectos de voluntariado para cambiarle el foco a las acciones.
Las iniciativas propuestas por Fundación Loma Negra permiten participar y contribuir en las comunidades a las que pertenece acercándose a todos los actores, escuchándolos y buscando la mejor manera de colaborar. Para alcanzarlo, el CIVICO Buenos Aires creó una red de relacionamiento a partir de la construcción de alianzas para promover el desarrollo local. Para esto, se identifican las organizaciones de base, se articula con organismos públicos, como el Ministerio de Desarrollo Social y el municipio de cada localidad, y se busca involucrar a los actores de la cadena de valor.
El Día de Hacer el Bien, jornada de voluntariado corporativo que se enmarca en el Programa Compromiso, se venía realizando en plazas y escuelas, por lo que decidieron cambiar el foco. Este año la acción se centrará en el Hogar Juan XXIII de Avellaneda donde viven de manera permanente 16 jóvenes y funciona un centro de día con otros 50 chicos del barrio.
CIVICO en Foco 32
“Quienes trabajamos en el CIVICO estamos comprometidos con las actividades solidarias. Lo tenés que sentir. A mí me gusta brindar mi tiempo a cuestiones sociales porque siento una gratificación al poder ayudar a otro desde mi rol”, cuenta María Alejandra González, Líder de Administración de Ventas de Loma Negra. Asimismo, para Adriel Francia Manzano, Analista de Presupuesto de Loma Negra, “es muy buena la posibilidad que brinda Fundación Loma Negra de tender un puente entre la necesidad y la posibilidad de dar una respuesta para contribuir a una sociedad mejor, sobre todo para aquellos que menos oportunidades tienen.”
Otra de las iniciativas que se llevan a cabo es el Programa Puente, que se desarrolla en cinco escuelas -Escuela Técnica N°4 de Llavallol, las Escuelas Técnicas N°10 y N°14 de Barracas, la Escuela Técnica N°5 de Avellaneda y la Escuela Polimodal N°3 de Don Torcuato-, que alcanzan a 600 estudiantes beneficiarios del programa. Los colaboradores de la compañía se han involucrado en algunos de los talleres de este Programa que se dictan en dichas instituciones educativas. Los chicos se muestran receptivos a la propuesta, aprovechan el espacio para aprender, incorporar nuevas herramientas, desarrollar sus habilidades, conocerse y seguir creciendo.
“Contar con un socio como Fundación Loma Negra nos abre más caminos para seguir transmitiendo nuestros valores: responsabilidad, compromiso, tolerancia, honestidad, transparencia, respeto y coherencia. Tener un aliado tan responsable y comprometido actúa como agente multiplicador en nuestro objetivo de acompañar a los jóvenes en el desarrollo de sus competencias y habilidades para el mundo adulto”, enfatiza Lucas Beider, Coordinador de Programa, de Asociación Conciencia.