Fundación Loma Negra, en alianza con la Universidad Nacional del Centro y el Municipio de Benito Juárez, reconoció a los tres mejores emprendedores de “Villa BA-Emprende” y entregó certificados a todos los participantes.

El proyecto surge a partir de un relevamiento socioeconómico que arrojó un resultado preocupante sobre la situación de los jóvenes emprendedores de la comunidad de Villa Cacique y Barker. Así, Fundación Loma Negra decidió darle un empuje a la temática y junto con la Universidad Nacional del Centro –UNICEN- y el Municipio de Benito Juárez puso en marcha en 2013 el proyecto “Villa-BA emprende”, con el objetivo de fortalecer las capacidades emprendedoras en dichas localidades.

La primera etapa de esta iniciativa consistió en tres Talleres de Sensibilización en los que se presentaron experiencias emprendedoras con una excelente participación de la comunidad. “El enfoque es ayudar a emprendedores a que logren llevar a la práctica sus ideas a partir de sumar, por un lado, asistencia técnica gratuita y, por otro, su perseverancia”, explica Martín Isasa, gerente de Planta Barker de Loma Negra y miembro del CIVICO Barker. Asimismo, se desarrolló un “Concurso de Ideas Empresariales” en el que las mejores propuestas seleccionadas recibieron asistencia y formación emprendedora en un proceso de tutorías personalizadas a cargo de un equipo de especialistas de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNICEN. “Luego de la selección, diez proyectos siguieron adelante con profesores de la universidad oficiando como tutores”, cuenta Sebastián Auguste, director del Instituto de Economía de la UNICEN.

Al finalizar el año, se realizó el cierre del concurso con la entrega de certificados a todos los participantes. El primer premio de $10.000 fue otorgado al emprendimiento de trapos de piso liderado por Liliana  Correa, Claudia Silva y Estela Aspesi, y una estadía en cabaña Brisas Serranas, el 2° lugar fue para Carolina Grierson, por su emprendimiento S.O.S PC Servicios Informáticos. “Con el proyecto VillaBa Emprende alentamos el compromiso con y por el desarrollo empresario de la comunidad, por ende tendrá continuidad durante 2014”, asegura Isasa.

Por otra parte, se otorgaron tres menciones especiales por idea innovadora (fabricación de cerveza artesanal), nivel de avance (papelera) y esfuerzo (spa).

El camino hacia el emprendimiento propio

La ganadora del segundo premio tiene 28 años. Comenzó reparando computadoras a domicilio y la demanda de sus clientes la hizo reflexionar sobre la idea de llevar a cabo su emprendimiento. “Cuando me invitaron a participar del concurso, no lo dudé y armé un plan básico. Me costó mucho debido a las exigencias, dado que seguía trabajando en la municipalidad y reparando PCs, y era duro cumplir con todo”, explica Carolina Grierson y agrega: “El hecho que mi tutor Mariano García Ithurrart me tuviese mucha paciencia me alentó a no bajar los brazos. Así fue que además del hermoso día de SPA que disfruté como parte del premio, tendré clases de apoyo de tutoría. Y aunque todavía no podré comenzar con la venta de insumos, estoy empezando con el local de reparación y dejando mi trabajo en el municipio para dedicarme de lleno a esto, que sin el apoyo de esta iniciativa no lo hubiera desarrollado”, sintetiza Grierson entusiasmada.

BARKER 1