Fundación Loma Negra, en calidad de socia del programa Arte en las Escuelas creado por Fundación ICBC, desarrolló esta iniciativa en Cañuelas para fomentar en los chicos en el arte aplicado en las materias básicas del programa educativo escolar.

En la localidad de Cañuelas, se implementó el programa Arte en las Escuelas surgido de la alianza de la Fundación Loma Negra con la Fundación ICBC, Bosch y Telecom. Esta iniciativa propone generar capacidades sustentables en cada una de las instituciones educativas en las que se lleva a cabo, con el fin de mejorar la calidad en la educación y disminuir el fracaso escolar.

 Durante el año pasado, las capacitaciones fueron organizadas en dos zonas para garantizar el acceso de todos los concurrentes. Por  un lado, en la localidad de Máximo Paz (Escuela Alfonsina Storni y Escuela Secundaria Básica Nº13 – Hogar Rivadavia) y en la ruta N°3 de acceso a Cañuelas (EES Nº 5 de la localidad de Santa Rosa y EES Nº 6 de la comunidad de Los Pozos).

En tres encuentros, se dictaron seis talleres para docentes y directivos con el objetivo de facilitar la intervención y el involucramiento de todos los integrantes de la institución en la toma de decisiones sobre la propuesta educativa. El programa introduce el arte y distintas herramientas de la comunicación en las escuelas, ayudando al alumno a pensar mejor.

Desde el CIVICO Cañuelas, Roxana Alderete fue la responsable de coordinar el programa. Participó de las charlas interactivas en la escuela de Máximo Paz que brindó el equipo de la Fundación ICBC. “Que los chicos tomen el arte de una manera más dinámica y creativa y puedan observarlo en lo cotidiano es fundamental para un mejor aprendizaje”, explica Alderete.

En el primer encuentro, Daniel Sánchez, uno de los capacitadores, desarrolló en el taller el concepto de arte y las razones para trabajar desde esta perspectiva para facilitar el proceso de enseñanza – aprendizaje. En un segundo encuentro, los talleres dictados por Cora Bertachini, asesora pedagógica de la Fundación ICBC, versaron sobre el arte y sus herramientas para la tarea docente. Por último, se realizó un taller de producción de máscaras, en el que se trabajó sobre los símbolos contemporáneos,  la re-significación de la identidad cultural; y la re-utilización de material de descarte.

Asimismo, los docentes llevaron estos conocimientos a la práctica en las materias básicas como matemática, lengua o ciencias para que los alumnos detecten el arte en las cosas cotidianas, expresándose a través de murales, plástica, música o incluso la radio, en aquellos establecimientos donde cuentan con este medio. “Hubo muy buena predisposición por parte de los docentes y un cálido clima de trabajo en los talleres”, asegura Bertachini.

Según la experiencia de los docentes, los encuentros también sirvieron para reunirse con personas que tienen las mismas necesidades. Silvia Rodríguez es profesora de matemáticas de 1ero, 2do y 3er año en la secundaria de la Escuela Alfonsina Storni de Máximo Paz y cuenta muy entusiasmada la influencia que tuvieron estos encuentros tanto para ella como para sus alumnos. “Fue muy fácil aplicar los conocimientos, bajarlos a la clase”, afirma y relata su experiencia: “Una alumna estaba preparando un cartel para una exposición de simetría y no estaba convencida con los resultados. En medio de su tarea me dijo: “Voy a la biblioteca a buscar letras”. En otro momento, yo hubiera cuestionado el por qué y hubiera tratado de disuadirla, pero le di autonomía a ella”, explicó. Finalmente, la alumna realizó un trabajo deslumbrante con recortes de revistas y aplicando su propia caligrafía. “Ojalá el programa continúe el próximo año para seguir aprendiendo entre todos”, se entusiasma la profesora.

Cañuelas 2