La Seguridad visita las escuelas

Ariel Villoldo es Coordinador de Seguridad en Planta Ramallo pero, a su vez, es Técnico en Seguridad e Higiene y, por eso, no dudó en organizar una jornada téorico-práctica para transmitir varios de sus conocimientos. El lugar elegido fue la escuela Número 25 Martínez de Hoz, de la localidad de El Paraíso, en la provincia de Buenos Aires. Allí, María de los Ángeles, su esposa, es profesora de inglés mientras que la directora de la escuela era la bibliotecaria de la institución donde Ariel cursó su tecnicatura. “Ambas me hicieron llegar la necesidad de brindar una capacitación en materia de seguridad. Ya habían sufrido un accidente con fuego el año pasado, en el que un alumno sufrió quemaduras y, además, todos los matafuegos tenían su carga vencida”, explica Ariel.

De esta manera, se organizó un encuentro durante mayo en el que Ariel, junto a José Labella, Coordinador de RR.HH y Germán Pérez Lindo, Soporte de Seguridad Externo, brindaron su tiempo y conocimiento para informar y capacitar a más de 60 personas.

“Primero les informamos sobre diferentes puntos importantes del Uso Racional de la Energía, luego sobre riesgos eléctricos y de combustible. También los capacitamos sobre los diferentes tipos de fuego que existen. Esa fue la parte teórica. Luego pasamos a una parte práctica en la que, con todos los matafuegos acondicionados y con su carga normal, les enseñamos cómo apagar los distintos tipos de fuego”, dice Ariel. Durante el ejercicio, ninguno de los presentes quiso quedarse afuera, así que tanto los directores de la escuela, como alumnos, docentes, vecinos y los alumnos de otra escuela de campo cercana participaron de la actividad.

“El Paraíso es una localidad e 800 habitantes que se encuentra a 37 kilómetros de la Planta y que nunca había tenido una experiencia como ésta. Fue la primera vez que recibían este tipo de conocimientos, se mostraron muy contentos y agradecidos por la capacitación impartida. Fue muy satisfactorio ver a todos participando e interesándose por el tema”, concluye Ariel quien ya tiene agendado realizar, próximamente, capacitaciones similares en escuelas secundarias, en las que incluirá, además de temas de seguridad, temas de medio ambiente.

Una vez más, los voluntarios de Loma Negra dejan huella contribuyendo a mejorar las comunidades donde la compañía se desarrolla.