Novedades

¡COMPARTILO!

Programa de Negocios Inclusivos
30 mayo, 2019

Feria itinerante de emprendedores

La Fundación Loma Negra busca dar las herramientas necesarias para afianzar la Feria Local Itinerante del Comercio Justo y Solidario de Zapala, en Neuquén,
que funciona muy bien económicamente y suma un elemento muy atractivo para la ciudad.

Con el objetivo de fortalecer la inclusión laboral, el emprendedorismo y el aprendizaje de nuevos conocimientos, la Fundación Loma Negra brinda capacitaciones para consolidar la Feria Local Itinerante del Comercio Justo y Solidario de Zapala, en Neuquén.

En 2010, la Fundación lanzó el proyecto Promoción de Emprendimientos Mercantiles, con el objetivo de desarrollar este tipo de emprendimientos abarcando todas las etapas de la cadena de comercialización de un producto. Como resultado, en 2014 surgió la Feria Local Itinerante del Comercio Justo y Solidario, que desde entonces funciona todos los fines de semana. Además, se ha posicionado como un espacio en la ciudad donde emprendedores locales puedan mostrar y vender sus productos. La Feria comenzó con 20 stands que fueron construidos gracias al aporte de la Fundación, y hoy ya cuenta con más de 50.

En 2015 se reforzó la apuesta al implementar el proyecto Fortalecimiento de la feria itinerante de emprendimientos mercantiles agro-artesanales, con el objetivo principal de mejorar los aspectos legales, financieros, de comunicación y marketing y para potenciar sus capacidades. “Las capacitaciones nos enseñaron desde cómo armar los proyectos hasta cómo conformar una comisión para manejar la Feria. A partir de ahí creamos un reglamento interno que se viene cumpliendo desde hace cinco años. Con cada una de las instancias de formación pudimos incorporar nuevas ideas, como la de sumar socios a la feria que pagan una cuota todos los meses para asegurarse el espacio; además integramos invitados que vienen de Río Negro, Bariloche, El Bolsón y Cipolletti, que deben abonar un canon para participar durante tres días consecutivos”, cuenta Zulema Painenao, de 48 años, una de las primeras feriantes y coordinadora de la Feria Itinerante, quien hace ocho años comenzó con un emprendimiento de ropa deportiva y para egresados.

Durante 2018 hubo una capacitación de seis meses que se coordinó entre la Fundación Loma Negra, la Secretaría de Promoción del Trabajo y Educación de la Municipalidad de Zapala y la Universidad del Comahue para que los feriantes aprendan sobre estrategias de venta y marketing de productos.

La Feria ofrece una gran variedad de productos como indumentaria, pastelería, tejidos y artículos de decoración. Durante algunos fines de semana también cuentan con feriantes de localidades vecinas. No se trata de un sitio de reventa de productos, sino que solamente se vende la producción propia de cada emprendedor. Para eso se organizan muy bien y cuentan con un reglamento que debe ser respetado por todos los socios, de lo contrario se aplican sanciones. Además, los miembros deben cumplir con la participación en los talleres y actividades en conjunto.

Marina González, secretaria de la Feria Itinerante, explica que “si bien la Feria es conocida como itinerante, por el momento se realiza en el centro de la ciudad, en el palacio municipal o la plaza. Nos gustaría llevarla a otros puntos de Zapala, ya que varios de los integrantes han tenido la oportunidad de mostrar su producción en distintos puntos de la provincia y del país, como por ejemplo en la provincia de Misiones, y les fue muy bien”.

“Las capacitaciones le dan un marco de formalización a la feria. Participé de la primera formación ofrecida por la Fundación Loma Negra en 2014, ‘Jóvenes que Emprenden Vuelo’, y aunque duró más de un año y contó con cuatro módulos intensos, sabía que me iba a servir para aprender a mantener el emprendimiento a flote, entender la contabilidad de la producción, los nichos de mercado y hasta cómo presentar mi producto”, enfatiza Gónzalez, quien cuenta con una fábrica de pastas artesanales y repostería saludable. Asimismo, para ella es fundamental la instancia de formación dado que les permite incorporar herramientas para poder trabajar y así lograr que el emprendimiento crezca y no desaparezca en dos años.