Fundación Loma Negra y el Municipio de San Nicolás ponen en marcha el proyecto Aprender Haciendo- PROIDEAS- con el objetivo de capacitar a los jóvenes y lograr un emprendimiento productivo de ladrillos a base de PET.

Bajo el nombre Aprender Haciendo – PROIDEAS -Proyecto Integral de Alternativas Sustentables de Construcción- Fundación Loma Negra, a partir del CIVICO Ramallo, implementa un proyecto de formación profesional con jóvenes en situación de vulnerabilidad social pertenecientes al programa provincial Envión Zona Sur de la ciudad de San Nicolás. Se lleva adelante a partir de la articulación con el Municipio de San Nicolás y tienen como ente administrador al Hogar el Amanecer.

“Aprender Haciendo” tiene dos etapas bien definidas. La primera, que seRamallo 2 desarrolló durante los últimos tres meses, fue una capacitación en oficios y seguridad en el trabajo; mientras que en la segunda etapa, la cual se implementará en los próximos meses, se formará a los jóvenes del Programa Envión Zona sur en fabricación de ladrillo PET y montaje de una pequeña productora de componentes de vivienda.

“La idea siempre fue hacer un proyecto con distintas instancias partiendo de una fuerte capacitación en oficios ya que el objetivo era que los 70 jóvenes de Envión tomaran el proyecto como propio al mismo tiempo que se les brindaban conceptos de seguridad en el trabajo que es el know how de Loma Negra”, cuenta Ignacio Chiappini, coordinador de Administración Planta Loma Negra Ramallo y miembro del CIVICO. Los cursos se idearon en torno a tres grandes temas: electricidad, albañilería y plomería. “Necesitábamos que los chicos pudieran ver que aquello que aprendían en los cursos lo podían aplicar en la práctica -explica Chiappini-. A su vez, dado que la situación habitacional de los chicos era precaria, podían tomar lo aprendido y aplicarlo en sus propias casas”.

El Programa de Responsabilidad Social Compartida Envión es una iniciativa que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, a través de las municipalidades, destinado a chicos entre 12 y 21 años en situación de vulnerabilidad social cuyo objetivo central es contenerlos en contra turno de las escuelas a partir de actividades que van desde apoyo escolar hasta capacitaciones que en el futuro les puedan servir como salida laboral.

La idea de comenzar a fabricar ladrillos que tengan como materia prima al PET surgió a partir de la cantidad de botellas de este material que se obtuvieron de una campaña de recolección que el municipio lanzó en las escuelas. “El área de Arquitectura de la Municipalidad estaba trabajando con esta idea y paralelamente nosotros junto con Fundación Loma Negra realizamos estas capacitaciones en los centros con lo cual pensamos en implementar un emprendimiento que combinara el material disponible con las capacidades técnicas que estábamos desarrollando”, cuenta Analía Garmaz, coordinadora del área de Responsabilidad Social del Municipio de San Nicolás.

Para la segunda etapa se compró e instaló el equipamiento en la sede del Programa ENVION-Zona Sur y se comenzó con la capacitación a los técnicos multiplicadores del proyecto, personal del municipio y profesores del centro Envión, por parte de profesionales del Centro Experimental de la Vivienda Económica, instituto perteneciente al CONICET, establecido en la ciudad de Córdoba.

“Ya tenemos nuestro primer ladrillo PET y logramos darle alternativas a los chicos y demostrarles que las cosas se pueden hacer”, enfatiza orgulloso Chiappini y agrega, “El año que viene comenzaremos con el emprendimiento productivo de estos ladrillos con estos mismos jóvenes y terminaremos de cerrar el ciclo, es decir, cómo un residuo se puede transformar en una salida laboral”.