Por segundo año consecutivo, Fundación Loma Negra en alianza con Asociación Conciencia implementó talleres de seguridad vial, uso racional de energía e inserción laboral a estudiantes secundarios de escuelas de Avellaneda y Barracas dictados por nueve voluntarios previamente capacitados para tal fin.

 

Fundación Loma Negra junto con Asociación Conciencia realizó 21 talleres abordando las temáticas de educación vial, inserción al mercado laboral y uso racional de energía en dos escuelas de Barracas y dos de Avellaneda a alumnos de 3ro, 4to, 5to y 6to año durante el primer cuatrimestre en los que participaron más de 200 estudiantes.

Si bien las charlas se iniciaron hace ya 2 años, pero fue a partir de la alianza con la organización social en 2013 que se logró la sinergia entre los temas y la forma de presentarlos. “El desafío es contar los temas actuales adaptados a los jóvenes, rompiendo la barrera que te permite llegar a la persona, es decir, al mundo real”, responde Daiana Kacew, representante de Asociación Conciencia, cuando se le consulta sobre los aspectos que se deben tener cuenta a la hora de planificar este tipo de talleres.

Otro de los puntos fundamentales sobre los cuales se asientan estas jornadas es en la capacitación que reciben los voluntarios de Loma Negra por parte de Conciencia, ya que ellos son los responsables de llevar adelante los encuentros que proponen, a partir de disparadores, movilizar a los estudiantes en busca de soluciones de las cuales se sientan parte. “Con estas capacitaciones buscamos que cuenten con las herramientas necesarias que les permitan pararse frente a un grupo de adolescentes que no siempre está dispuesto a participar”, asegura la representante de la asociación que acompaña durante los 120 minutos que duran los talleres a los voluntarios.

De esta forma 200 alumnos de las escuelas Técnica N°10 Fray Luis Beltrán y Técnica N° 14, de Barracas; y las escuelas Polimodal N°18 Próspero Alemandri y la de Educación Técnica N°5 Salvador Debenedetti, de Avellaneda, participaron desde marzo de estas jornadas de sensibilización que se repetirán durante el segundo semestre de este año.

Si bien Claudia Franco, analista senior de Facturación de Loma Negra, cuenta con una amplia experiencia en trabajo social y relacionamiento con adolescentes, el apoyo que recibió de Conciencia fue importante. El taller que llevó adelante, junto a otra voluntaria, tanto este año como el anterior, fue el de Inserción al Mercado Laboral. “Yo entré a la empresa hace 20 años y la realidad era muy distinta. Si bien existe un universo nuevo a partir de las redes sociales que abren el abanico en cuanto a lo laboral, los jóvenes no siempre dimensionan el impacto que tienen”, cuenta Franco. Por otro lado, y a partir de los interrogantes que plantean los alumnos que están cursando el último año de secundaria, se trabaja en torno a las responsabilidades, la necesidad de seguir estudiando, técnicas de entrevistas y armado de currículum vitae. “Les preocupa el tema de los tatuajes y la vestimenta y el cómo se tienen que adaptar al mundo de la empresa”, explica Kacew a lo que Franco agrega: “Tienen que saber que tienen que ser coherentes en las entrevistas laborales, sinceros, y entender que la exposición en las redes no siempre juega a favor”.

Los alumnos de 4° y 5° año también participaron de los talleres de seguridad vial que comienzan a desarrollarse a partir de preguntas básicas que se les realizan a los jóvenes tales como: ¿Quién sabe manejar? ¿Cuántos realmente manejan? Cuando tienen que cruzar ¿cómo se comportan? “Hacemos hincapié en la responsabilidad del peatón, porque la mayoría aún no maneja, pero no desde un discurso moralista sino de responsabilidad”, cuenta la integrante de Conciencia, asociación encargada de desarrollar todo el material didáctico que se utiliza durante los talleres. Hacia el final del encuentro se les pide a los alumnos que trabajen sobre un mensaje que quieran transmitir, y es ahí donde surge el tema que les preocupa: el efecto del alcohol al momento de conducir.

El taller sobre uso racional de energía, destinado para los alumnos de 3° año, tiene como objetivo central concientizarlos a partir de demostrarles cuál es el impacto que tiene el consumo que generan al mismo tiempo que plantean la necesidad de incorporar pautas de consumo consciente. “Lo más interesante es que los pone en situación, permitiendo a los chicos entender de lo que se está hablando al bajar información técnica a la vida diaria”, opina Guillermo Yeregui, director de la Escuela Técnica N°10 Juan Luis Beltrán. Otro punto importante para el director acerca de estos encuentros es que no tienen un formato cerrado, por el contrario. “Los talleres parten de las respuestas que dan los alumnos y sin que se den cuenta se los va guiando a que ellos mismos obtengan sus propias conclusiones, y esto es fundamental”.

Los establecimientos se quedan con todo el material didáctico para poder utilizarlo, salvo las piezas de comunicación que realizan los alumnos al finalizar cada taller. También se les deja un link donde se puede bajar todo el material. “Lo importante de estos encuentros es que la gran empresa llegue a la escuela con una propuesta que humaniza y con conocimientos a los cuales los chicos no pueden acceder”, finaliza Yeregui.