Novedades

¡COMPARTILO!

Programa de Negocios Inclusivos
14 marzo, 2019

Los créditos rotativos empoderan a emprendedores en Olavarría

La Fundación Loma Negra entregó seis nuevos créditos por una suma total de $300.000 a jóvenes y adultos para fomentar el crecimiento de oficios.

Ya son nueve los emprendedores beneficiados por los créditos pertenecientes al Fondo Impulsor Rotatorio (FIR), constituido en el marco del Programa de Negocios Inclusivos de la Fundación Loma Negra. Se trata de una iniciativa conjunta entre la Fundación, la Municipalidad de Olavarría y el Rotary Club de Sierras Bayas que tiene como objetivo promover y fortalecer el empleo independiente de los jóvenes y adultos de las localidades de Loma Negra, Sierras Bayas y Colonia San Miguel o de quienes hayan realizado allí los cursos de oficios impulsados por la Fundación.

“Es sorprendente cómo se pueden unir instituciones de distintos estamentos para un bien común. Después de más de ocho meses trabajando en conjunto para beneficiar a los emprendedores locales hemos logrado algo increíble, dejando los egoísmos de lado y ayudando a personas que tienen un interés genuino en las profesiones adquiridas. No es algo muy común pero espero que se repita”, confía Estela Contreras, una de las referentes del Rotary Club Sierras Bayas. Además, agregó que espera que para julio de este año puedan otorgar más créditos, ya que al ser un fondo rotatorio, el dinero se devuelve y de esa manera pueden continuar ayudando a otras personas para lograr sus objetivos.

El 17 de enero se entregaron seis préstamos de $50.000 cada uno en el Cement Club de Sierras Bayas, que deberán ser reintegrados al Fondo por los beneficiarios en 36 cuotas. Están destinados a apoyar emprendimientos de instalación y reparación de aire acondicionado, electricidad industrial y domiciliaria, pastelería, entre otros. Cabe señalar que ya en 2018 se habían entregado los primeros tres préstamos de la prueba piloto.

Para obtener el crédito, las personas interesadas deben presentar un proyecto. Tal como cuenta Gustavo Spam, uno de los seis beneficiados de este año, “hay que aprovechar la oportunidad porque comprar las herramientas que necesitamos para realizar tareas eléctricas industriales o reparar dispositivos de aire acondicionado es algo muy costoso; cada herramienta tiene un valor de más de 4.000 pesos”. En marzo comienza a devolver el préstamo, que según el emprendedor “son 36 cuotas en montos muy cómodos, accesibles y con intereses no tan altos”. Spam trabaja en el área eléctrica de una cantera y hace dos años que sumó trabajos en forma independiente a su día laboral gracias a las capacitaciones profesionales de la Fundación Loma Negra que se dictan en Olavarría desde hace varios años.

“Siempre tuve la intención de trabajar para mí, por eso me anoté en el curso de aire acondicionado que ofrecía el otro programa de Fundación, Programa Puente. Me ayudó mucho a complementar mi conocimiento y darme una visión más completa del trabajo que conlleva ya que aprendí tanto en la práctica y como en la teoría -reveló Spam-. Ahora con las herramientas adecuadas que pude adquirir con el dinero del fondo, voy a poder realizar más trabajos que antes”.

El dinero para constituir este fondo es aportado por la Fundación Loma Negra y será administrado por el Rotary Club de Sierras Bayas. Por su parte, la Municipalidad de Olavarría, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, brinda asistencia técnica y conforma la mesa de evaluación de los inscriptos que compiten por los créditos.

“Buceamos dentro del mundo emprendedor”, así define Horacio Balbiani el trabajo de contacto y evaluación de los proyectos que realizan con las personas interesadas en recibir el préstamo. Balbiani es representante de la Secretaría de Desarrollo Económico y la persona encargada de manejar los recursos para los microcréditos y el emprendedorismo en Olavarría.

Al igual que Estela Contreras, Balbiani también considera sumamente interesante la interacción entre las distintas instituciones que están colaborando para sumar proyectos de emprendedorismo a la región bonaerense. “Es un proyecto que se lanzó el año pasado y le fue muy bien ya que trabajamos en evaluar tanto al proyecto como al emprendedor, comprendiendo que detrás de cada candidato también hay una familia”, enfatiza.

Además, como asesores en estos proyectos, realizan un acompañamiento integral junto a los candidatos, ayudándolos a inscribirse, a trabajar en su propuesta y además a manejar sus finanzas personales una vez que se les otorga el crédito. “Creemos que es un proyecto que va a continuar, en especial por la dinámica que hemos tenido y los actores que participamos de esto. También depende de los emprendedores, que otros tengan la felicidad de poder recibir estos recursos ya que es un fondo rotatorio”, concluye Balbiani.