Mensaje a favor del ferrocarril

Fundación Loma Negra junto a la Asociación Amigos de la Zorra de Vía, recorren pueblos por donde el tren dejó de pasar concientizando en las escuelas sobre educación vial y la importancia del ferrocarril.

No existen antecedentes a nivel mundial de este tipo de viajes que nació del encanto y la magia que despierta el tren. “Es un privilegio llevar a través de las vías el mensaje a favor del ferrocarril y concientizar a los chicos en seguridad vial”, asegura César Guillén, oficial electromecánico de Ferrosur y responsable del proyecto Amigos de la Zorra de Vía, al recordar innumerables momentos a lo largo de todo el trayecto que realiza con la zorra.

Como experiencia previa, junto a su compañero Iván Suárez, llevan varias travesías realizadas, la más extensa superó los 2.500 km gracias al apoyo de empresas ferroviarias que ayudaron a restaurar las zorras de vía que se utilizaban para la reparación de vías. Esta travesía ferroviaria impulsada por Ferrosur Roca, viene recorriendo distintos puntos del país desde 2007, priorizando aquellos pueblos donde el tren dejó de pasar.

En principio, la Asociación Amigos de la Zorra de Vía fue formada con el objetivo de recuperar estos vehículos que tienen entre 60 y 70 años. El siguiente paso fue llevar el mensaje a favor del ferrocarril y realizar tareas de voluntariado en Ferrosur. A partir de 2013, junto a Fundación Loma Negra brindan charlas a los alumnos de los últimos años del secundario sobre seguridad vial poniendo el foco en los cruces de vías y demás aspectos que hacen a la seguridad ferroviaria en general. “Les mostramos a partir de videos la importancia que tiene una licencia de conducir, la señales de tránsito para prevenir accidentes y les dejamos material para concientizarlos, destacando la importancia del tren para estos pueblos”, relata Guillén. Durante el año pasado, visitaron 35 escuelas desde Bahía Blanca hasta Quequén, en el partido de Necochea, provincia de Buenos Aires. Durante su recorrido, que puede durar días dada la distancia donde se encuentran las localidades, la Fundación aporta Constituciones y diccionarios para dejar en las instituciones que van visitando. En aquellos pueblos donde no hay escuelas secundarias, realizan la actividad con escuelas primarias.

La experiencia del programa de la zorra impactó muy bien no sólo en los chicos de la E.P.N°8  “Hipólito Yrigoyen” y del Anexo N°1 de E.E.S. N°1, sino en toda la comunidad de Crotto. “El ferrocarril se relaciona con el origen del pueblo y es una parte fundamental de su historia”, señala la profesora de historia Florencia Cavanagh, docente de las escuelas donde participaron 90 alumnos de esta iniciativa. “Creemos  que es muy importante que la experiencia continúe, no sólo por cómo disfrutan quienes la viven sino por los valores que sustentan y el sentimiento de pertenencia que generan en quienes vivimos en pueblos donde alguna vez pasó el tren”.

Ferro -IMG_4783

Inclusión recreativa

El proyecto Socializar busca promover la ocupación sana y creativa del tiempo libre de los jóvenes de la localidad de La Bebida, provincia de San Juan.   

En mayo de 2013 en la localidad de La Bebida, provincia de San Juan, se firmó el convenio entre Loma Negra y el CDC (Consejo de Desarrollo Comunitario) -integrado por el Club Sportivo Rivadavia, la Municipalidad de Rivadavia, la escuela de capacitación Laboral Rodríguez y Olmos, las universidades Nacional de San Juan y Católica de Cuyo y la Unión Vecinal N°1 de La Bebida, entre otras- para la ejecución del proyecto Socializar. Estas entidades se constituyeron en el grupo coordinador y de gestión del proyecto y encararon su concreción con una actitud colaborativa y de co-responsabilidad solidaria.

Socializar prevé actuar en niveles complementarios, por un lado, mejorando las instalaciones existentes con el acondicionamiento de dos playones y la oferta de actividades deportivas, culturales y recreativas tanto en el Club Sportivo Rivadavia, como en la Sede Social de la Unión Vecinal, ambas entidades históricas y de reconocida trayectoria en la localidad.

Durante el segundo semestre de 2013, se dictaron cursos de senderismo con charlas teóricas y prácticas en la montaña en los que se inscribieron 25 alumnos entre 11 y 40 años. Las clases se brindaron en ambas instituciones a cargo una guía de montaña, en las que se practicó escalada, rappel, trekking y se realizó la experiencia práctica durante dos días en las montañas, en la Quebrada de Juan Pobre, en Sierra Chica de Zonda, del departamento de Rivadavia.

“Hay que destacar que todos los alumnos que se inscribieron terminaron el curso y no hubo deserciones como suele suceder”, subraya María Eugenia Bustos, guía de montaña. Las clases fueron  teórico-prácticas y giraron en torno a cómo armar una mochila y carpa, alimentación y vestimenta adecuada en la montaña, actividades de senderismo y geografía. Asimismo, todos los equipos de montaña fueron aportados por la Fundación.

Se contempla además la creación de una murga, la oferta de diferentes actividades deportivas que logren la inclusión de las mujeres y talleres de danza folklórica para jóvenes y niños. Como socio administrativo participa la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de San Juan, con Alejandra Borbore como técnica responsable de este proyecto.

Este año se están remodelando los playones deportivos de ambas instituciones para incorporar diferentes actividades recreativas y deportivas, dado que sólo se realiza fútbol en uno de ellos y las chicas quedan excluidas. “La idea es fomentar las disciplinas deportivas y volver a realizar el curso de senderismo para la llegada de la primavera”, apunta Borbore.

SJuan -Curso de Senderismo II

Cinco proyectos que impactan en la comunidad

A partir de acuerdos con distintos actores de la comunidad de Olavarría, Fundación Loma Negra busca impactar positivamente en la empleabilidad de los jóvenes y la promoción del reciclado.

Fundación Loma Negra firmó cinco convenios de colaboración con la Municipalidad de Olavarría, el Instituto Tecnológico de Olavarría (ITECO), Rotary Sierras Bayas, Cumelén y la Facultad de Ingeniería de UNICEN con el objetivo principal de impactar positivamente en el desarrollo de la comunidad, especialmente los jóvenes.

De esta manera, por segundo año consecutivo, se dictarán cursos de capacitación en las localidades de Sierras Bayas y Loma Negra. Serán articulados a través del programa municipal Callejeada y del Centro de Formación Profesional N°401, con el cual se trabajó el año anterior, oportunidad en que 50 jóvenes fueron capacitados en soldadura, electricidad, diseño asistido por computadora (Autocad) y operador de sonido y grabación en Sierras Bayas. Por su parte, 40 jóvenes de la localidad de Loma Negra obtuvieron sus certificaciones a través de tres cursos de formación: cocinero de restaurante, electrónica y artesanía en piedra.

“Esta iniciativa surge de una tarea de más de dos años que vienen desarrollando las instituciones de la localidad –enfatiza Silvia Díaz, técnica local de Fundación Loma Negra-. Lo importante es que se parte de un diagnóstico que nos dice que existe la necesidad en los jóvenes de capacitarse pero en su propio lugar”. Es así que este año, en Villa Alfredo Fortabat, desde el programa Desafío Joven, se dictarán cursos de: electrónica, gastronomía, reciclado de muebles y trabajos de corte y tallado en piedra. Mientras que en la localidad de Sierras Bayas, se continuará con la propuesta de Estudio Serrano, iniciada el año anterior, en soldadura, electricidad, operador en sonido y se incorporará gastronomía, operador y reparador de PC; teniendo al Rotary Sierras Bayas como institución administradora de los mismos.

Por su parte, el proyecto Reciclado Responsable, que cuenta con un aporte por parte de Fundación Loma Negra de $112.000, busca realizar un estudio de factibilidad que atienda la temática de los residuos electrónicos al mismo tiempo que analizará la viabilidad de crear una planta de reciclado y reutilización. “En 2013 se comenzó con el reciclado de computadoras y demás equipos tecnológicos y, paralelamente se creó un taller de capacitación para jóvenes referido a separación y reparación de PC con la idea de que a futuro armaran una cooperativa o un microemprendimiento”, explica Cristian Delpiani, secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de Olavarría.

En tanto, con este objetivo de acercar el mundo laboral con el mundo académico desde un comienzo, Fundación Loma Negra potencia y colabora en el acceso a carreras terciarias que tienen relación directa con el perfil económico y productivo de la zona. Otorga ayuda económica para que los alumnos con dificultades económicas que demuestren cualificaciones y potencial, accedan a la tecnicatura que brinda el ITECO. Para Walter Mansilla, líder de Producción y Mantenimiento de Cantera La Preferida y miembro del CIVICO, la idea siempre es tender un puente entre la realidad del mercado laboral y la necesidad de formación técnico profesional de los jóvenes. “No todo es fácil, -sostiene- y muchas veces te tenés que replantear y volver a empezar. Sin embargo, no se debe perder el foco de este tipo de alianzas ya que son muy positivas para la comunidad.”

Por último, y en el marco del aniversario de la Comunidad Terapéutica Cumelén, Fundación Loma Negra en alianza con el municipio auspició el simposio Creando alianzas para la inclusión social. “Se parte de la necesidad de crear alianzas y acciones a largo plazo y menos dispersas para que el impacto que se logre en la comunidad sea mayor, donde cada uno de los actores son necesarios e importantes para que esto ocurra”, detalla Díaz, a lo que Delpiani agrega: “Ya no hablamos de Responsabilidad Social Empresaria, sino de Responsabilidad Social, de la responsabilidad de todos para impulsar y coordinar esfuerzos para que la comunidad avance”.

 Ola -IMG_6269

Un proyecto que cambia vidas

La Parroquia Nuestra Señora de Fátima junto a Fundación Loma Negra, lanzó el proyecto “Tejiendo la Vida” para fabricar trapos de pisos, alfombras y rejillas en telares dirigido a mujeres y adolescentes embarazadas que no pueden sostener a su familia.

En el sur de San Nicolás, en una zona muy humilde, el sacerdote de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, Damián Vidano, ideó un proyecto para fabricar trapos de piso, repasadores, almohadones, alfombras y mantas en telares, ante la cruda realidad del número de mujeres y adolescentes embarazadas que no pueden sostener a sus familias.

“Así lo soñamos y me puse a armar este proyecto para presentar en la planta de Loma Negra en Ramallo. Lo increíble fue que enseguida se buscó la forma para hacerlo realidad”, relata el padre Damián que, al lado de su parroquia, también creó un espacio llamado El Refugio, donde disponen de emprendimientos inclusivos como una panadería y una fábrica de pelotas.

En un salón espacioso con diez telares y una máquina de coser, hoy son cinco las mujeres que trabajan fabricando productos artesanales en los telares que luego distribuyen en supermercados, negocios y empresas de la zona para su venta. Para llevar a cabo el negocio de una manera ordenada, formaron una cooperativa de trabajo: lo que ganan se invierte en materiales y se distribuye en partes iguales.

Stella Salvarreguy es la coordinadora del proyecto “Tejiendo la Vida”, que asiste a las chicas y se encarga de organizar los pedidos. “Yo las incentivo para que estudien y vean la importancia de tener un emprendimiento propio y poder crecer”, remarca. Además, las beneficiarias recibieron capacitaciones en telares, asesoramiento en emprendedorismo, cursos de seguridad e higiene y cooperativismo. “Hay chicas q no saben leer ni escribir, que vinieron de la isla de enfrente para conseguir un trabajo y gracias a este emprendimiento algunas pudieron comprar materiales para construir su casa”, asegura Vidano.

María tiene 34 años, dos hijas y no dudó en aceptar cuando el padre Damián le contó sobre el proyecto. “Hicimos la capacitación junto con otras chicas y aprendimos enseguida a manejar los telares”, cuenta entusiasmada María que ya dejó todas las changas que tenía para meterse de lleno con este emprendimiento. “Mi proyecto es hacer mi casa, ya me cedieron el terreno y el próximo paso es construir de a poco”, concluyó. Nunca pensé que iba a coser, es increíble.

Con 18 años y un hijo de 8 meses, Daiana, la menor de todas, había dejado los estudios en tercer año y hoy está sorprendida con todo lo que este trabajo le está dando.”No sólo estoy contenta porque me gusta lo que hago sino que además pude retomar los estudios”, relata. Otra integrante de la cooperativa es Laura, que además de criar a 5 hijos, es niñera por la mañana, y así logra tener otra entrada de dinero para mantener su casa. Todas colaboran y ofrecen los productos que ellas mismas se sorprenden de fabricar. Además, cada domingo los venden en la puerta de la parroquia, orgullosas de lo que hacen.  “La calidad es muy buena -asegura Vidano- el desafío es conseguir el mejor precio de venta”.

ram -DSC_1543

Ampliar la frontera

Fundación Loma Negra traslada todo su know-how a Paraguay a partir de la incorporación del CIVICO de Villa Hayes de Yguazú Cementos S.A. Educación, salud y empleabilidad serán los temas a abordar dado el nivel de vulnerabilidad de las comunidades.

Villa Hayes es una ciudad del Paraguay, capital del Departamento de Presidente Hayes conocida como “La Puerta del Chaco Paraguayo”, y como “La Ciudad del Acero”. Ubicada a 31 kilómetros de Asunción cuenta con una población de 69.500 personas, las cuales se dedican a actividades que tienen que ver con prestaciones de servicios, labores comerciales e industriales, como así también a la ganadería.

A partir de una compra estratégica por parte del Grupo Camargo Corrêa surge Yguazú Cementos S.A., una planta de última tecnología que produce 1.000 toneladas hora y si bien cuenta con un Comité de Incentivo al Voluntariado e Interacción con la Comunidad (CIVICO) y se están dando los primeros pasos en la creación del Consejo de Desarrollo Comunitario (CDC) los desafío a futuro son muchos. “Va a ser un proceso en el cual se deberá trabajar intensamente ya que el tema de la sustentabilidad y la inversión social está ligado a lo asistencial” enfatiza Agustín Escofet, líder de Proyectos de Fundación Loma Negra. Sin embargo, reconoce que llevar la modalidad de articulación y el modelo metodológico que son emblema en Fundación Loma Negra será un proceso a largo plazo. “La idea es comenzar con iniciativas que giren en torno a la educación y generación de empleo focalizando en juventud e infancia y que de a poco vayan siguiendo la línea metodológica. Acá nuestros proyectos de avanzada, nuestro modelo ideal, no encaja con la realidad, por eso es importante adaptarse y que de acá al mediano plazo vayan incorporando la línea metodológica y saliendo del modelo asistencialista”.

Una de las primeras iniciativas que se implementó con el objetivo de generar mano de obra para la construcción de la planta fue a fines de 2011 a partir de un convenio con el Ministerio de Justicia y Trabajo de Paraguay, la Secretaría de Empleo y la SINAFOCAL (Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral). Se buscó capacitarlos en oficios que iban a ser necesarios en la obra civil y en el montaje de la planta y, al mismo tiempo, formar recursos humanos calificados para la zona ya que es uno de los problemas que tenemos”, explica Rodrigo Macchi, líder de Recursos Humanos de Yguazú Cementos. Los participantes, elegidos por la Secretaría de Empleo a partir de los mil currículums que se recibieron, fueron capacitados en: armador de hierro, pintura, carpintería, soldador y hormigonistas, en módulos que duraban entre 120 y 180 horas. “Lo importante es que cerca del 25% de los participantes fueron contratados temporalmente por los Consorcios que trabajaron en planta y dada la alta necesidad de mano de obra calificada el resto consiguió empleo en otras empresas”, cuenta Macchi.

Si bien por el momento se encuentran en un proceso de diagnóstico para conocer cuáles son las necesidades de la comunidad de Villa Hayes,  se está analizando desde el CIVICO iniciar algún tipo de capacitación, a través de la escuela, en temas que tienen que ver con las nuevas tecnologías.

El gran desafío para el CIVICO no será Villa Hayes, sino la cantera de Itapucumi, ubicada a 400 kilómetros a la que se llega sólo por vuelo privado o por río tras cuatro días de navegación en barcaza y en la que viven 600 personas. “La situación de vulnerabilidad es muy grande ya que están aisladas geográficamente y no te podés mover. Con lo cual, el primer abordaje será asistencialista porque no hay otra alternativa”, explica Escofet y agrega: “En la cantera no nos podemos limitar a una banda etaria o a un programa, la solución es para la comunidad en general, por eso el objetivo es contribuir al desarrollo de toda la población”.

La primera acción que se realizó fue asegurar que los pobladores tuviesen agua potable. Dada la dificultad de accesibilidad, la solución fue capacitar a los pobladores para que ellos mismos potabilizaran el recurso a partir de los químicos que se traen en las barcazas que transportan las piedras hasta la planta de Villa Hayes. “La idea es comenzar con algún proyecto en salud y educación, pero sabemos que no podemos pedirles que lo formulen con lo cual será un aprendizaje tanto para la comunidad como para nosotros”, reconoce el Líder de la Fundación. Otras de las medidas que se tomaron fue llevar médicos dos veces por semana en el avión de la empresa ya que no cuentan con ningún tipo de asistencia. Para Luiz Eduardo Rielli, gerente corporativo de Sustentabilidad de InterCement, “el mayor desafío será construir relaciones genuinas y de confianza para que esta visión de beneficio mutuo se pueda alcanzar. Y por eso es muy importante la recepción y la motivación que tiene el equipo de Yguazú Cementos, dado que favorece a alcanzar esta meta”.

Asimismo, y a partir de la creación de InterCemet de un Consejo Estratégico a nivel mundial y Concejos Locales en cada país, para todo lo referido a inversión social privada, el CIVICO de Yguazú Cementos reportará a Argentina. “Será un CIVICO más y nuestra función será la de tratar que sigan una planificación anual brindándoles todo nuestro soporte. Con lo cual, si de acá a cinco años se logra un proyecto de desarrollo sería muy positivo”, concluye Escofet.

 Par2

Aprender a emprender

Loma Negra en alianza con AOMA y la Escuela Técnica N° 5 de la ciudad de Frías, brindaron capacitación en oficios y formación profesional para motivar el emprendedorismo en jóvenes y adultos de dicha localidad.

Durante el segundo semestre de 2013, se firmó un convenio entre Loma Negra, la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) –seccional Frías- y la Escuela Técnica N° 5 Dr. Ramón Carrillo, con el objetivo de mejorar la calificación laboral, el aprendizaje de oficios técnicos, y las motivaciones emprendedoras en la población joven y adulta de la localidad de Frías, provincia de Santiago del Estero.

Esta iniciativa de AOMA para ayudar a la comunidad, contempló el dictado de cinco Cursos de Formación Profesional en Oficios, destinados a más de 200 jóvenes de entre 15 a 30 años, referidos a las ramas tradicionales de la industria como electricidad, herrería y soldadura, construcción y albañilería. Además, se incluyeron gastronomía y diseño de moda.

Paralelamente al dictado de los oficios se desarrolló una jornada sobre “Nociones Introductorias a la Gestión de un Microemprendimiento”. Natalia Villavicencio, técnica del proyecto  Aprender, es asistente social y realizó el seguimiento de los alumnos que participaron de los cursos en oficios dictados entre octubre y diciembre. “Los objetivos se cumplieron dada la gran convocatoria y el interés de la población ya que no hay instituciones que brinden capacitaciones en la zona”, asegura Villavicencio. A su vez, también admite que los cursos con más cantidad de mujeres –gastronomía y diseño de moda- tuvieron deserciones por problemas de horario que ya se tendrán en cuenta para una próxima edición.

Por su lado, Octavio Luna, secretario General de AOMA –seccional Frías-  explicó: “Muchos padres querían que sus hijos ingresaran a trabajar en la Planta de Loma Negra y nos chocamos con la realidad que no cumplían con los requisitos esenciales: secundario completo y experiencia en un trabajo formal. A partir de reunirse con Fundación Loma Negra para elaborar el proyecto, decidieron que participara alguien más de la comunidad y así sumaron a la Escuela Técnica nº 5, que es el lugar donde se realizaron los cursos teóricos y prácticos. “Nunca pensé que iba a haber tanta cantidad de inscriptos – asegura Luna -.Presencié algunas clases y me di cuenta de que los jóvenes realmente necesitaban estos talleres dado el interés, la concurrencia y el respeto por sus profesores”.

Cat -DSCN4151