¡Descargá nuestro Informe de Gestión 2014!

Compartimos el Informe de Gestión de Fundación Loma Negra para el Desarrollo Sustentable en el que comunicamos las actividades desarrolladas a lo largo del año 2014.
Durante este período nos hemos fijado el objetivo de mantener el nivel de proyectos para profundizar la transformación en aquellas comunidades donde estamos presentes.

Como parte de la identificación de los aspectos relevantes de la gestión de Fundación Loma Negra a compartir en el informe se realizaron por primera vez procesos de diálogo con nuestros grupos de interés -colaboradores, contratistas, proveedores, aliados del sector público y de organizaciones sociales, periodistas, entre otros-.

Al mismo podrán acceder haciendo un click aquí.

Esperamos que la lectura de este documento sea de vuestro interés y que les permita conocer un poco más sobre lo que hacemos en las comunidades donde operamos.

 

Osvaldo Schütz

Presidente

Fundación Loma Negra

 

 

 

Programa Generar. Reflexiones de la Edición I (2014-2015)

Los días 2 y 3 de diciembre se realizó un Encuentro de Reflexión sobre el Cierre de la Edición I del Programa Generar (2014-2015). El encuentro se realizó en la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland y participaron 40 personas.

La primera jornada fue un encuentro entre los diversos actores que formaron parte de este programa (organizaciones de base, técnicos locales, organizaciones empresariales socias y referentes académicos). La agenda estuvo orientada a revisar los resultados de cada proyecto y luego a reflexionar en grupos sobre los factores que favorecen y obstaculizan el desarrollo de capacidades y de vínculos. Para finalizar, los referentes de cada proyecto realizaron un análisis FODA.
La segunda jornada fue abierta a la participación de otras organizaciones empresariales. Durante la misma, Laura Dellacasa, Coordinadora del Nodo Argentina de RedEAmérica, presentó un análisis de la implementación del Programa vinculándolo al concepto de desarrollo sostenible en territorios. Más tarde, se compartieron testimonios de los protagonistas a través de un video institucional.
Luego, Jaqueline Pels del Espacio de Negocios Inclusivos (ENI) de la Universidad Torcuato Di Tella presentó los resultados y los desafíos que planteó el Programa, en base a la sistematización realizada por dicha institución durante estos 18 meses. En su explicación marcó las diferencias entre el concepto de Cadena de Valor Inclusiva y el de Ecosistema Inclusivo.
Para finalizar se realizó una puesta en escena de un juego de roles entre un emprendedor y un referente de empresa en una situación de compra-venta con el objetivo de reflexionar sobre situaciones de negociación en los que se desarrolla un vínculo de confianza. Este ejercicio finalizó con un panel que analizó los aspectos más destacables aparecidos en la puesta en escena.
El encuentro también contó con un espacio de exposición de los productos elaborados por las organizaciones de base.
La Edición I del Programa Generar se llevó adelante durante 2014 y 2015. El Programa promueve el fortalecimiento de emprendimientos productivos de organizaciones de base, buscando que las mismas se conviertan en socias de empresas, como proveedoras de bienes y servicios, en el marco de los negocios inclusivos.

Institucional, Prensa|Comments Off

Cuando el cambio depende de todos

El CIVICO Zapala con el acompañamiento  de varios  aliados logró la transformación total del área de juegos y deportes de la Escuela Primaria N° 326 beneficiando a 506 alumnos.

La Escuela Frontera Nº 1 se fundó hace 90 años en la ciudad de Zapala y el hecho de que haya cambiado su nombre a Escuela Primaria N° 326 “Domingo Faustino Sarmiento” en 1997, no le significó dejar de ser una de las más antiguas y concurridas de la zona. Hoy, viven diariamente dentro de sus aulas, 506 alumnos, 36 docentes y 10 auxiliares. “Más allá de los años que tiene el edificio siempre tratamos de reparar aquello que se rompe y mantenerlo. Sin embargo, el área de juego de los chicos era nuestro gran pendiente”, cuenta Nancy Villalba, directora de la institución que recibió a 83 voluntarios (33 propios y 50 externos)  durante la séptima jornada del Día de Hacer el Bien (DHB) organizada por el CIVICO Zapala.

La escuela necesitaba trabajos en las áreas de recreación de los chicos, arreglos de albañilería y pintura. El lugar donde se ubicaban los juegos estaba muy deteriorado, con muchos arbustos algunos troncos y grandes desniveles en su terreno. A su vez, no contaban con un área para realizar deportes ni bancos donde sentarse. “Es una de las primeras escuelas y siempre venían a ver si podíamos hacer algo…y este año se dio la posibilidad de que las autoridades habían arreglado parte de los juegos infantiles y nosotros nos sumamos para arreglar el lugar, colocar más juegos y crear nuevas áreas”, cuenta Estela Gartlan, Líder de Administración de Planta Zapala y miembro de la Cooperadora de esta escuela donde asiste su hija.

Zapala_MG_9156Dado el trabajo que se debía hacer, por una cuestión de seguridad el CIVICO decidió realizar durante la semana previa todas las tareas de obra civil, reparación de pircas y el retiro de los troncos así como la reparación y traslado de los juegos existentes al nuevo sector e instalación de los dos nuevos. El sábado 21 de noviembre, luego de compartir el desayuno y la charla de seguridad los distintos grupos comenzaron a trabajar en la puesta en valor del predio.

“Había cuatro áreas fuertes de trabajo que tenían que ver con pintar los juegos, esparcir puzolana  en el sector de juegos, cambiar de lugar los arcos de la cancha, separar el área de deporte y el de juegos con un alambrado e instalar los bancos”, detalla Carlos Burgos, del área de Recursos Humanos, quien trabaja en la empresa hace 26 años y este año sumó a su hijo de 14 al DHB.

Asimismo, todos destacan la colaboración de la comunidad escolar y de las empresas contratistas de la planta que colaboraron activamente. La empresa Vitranser aportó el flete y el costo de puzolana; Transportes Zapala trajo los juegos que la cooperadora del colegio compró en Neuquén, mientras que Müller Servicios y Construcciones y Metalúrgica VH acondicionaron las dos pirca, construyeron una nueva y ayudaron a colocar los bancos que realizaron los alumnos de la Escuela EPET N°15. “Cuando participas de este tipo de iniciativas te das cuenta de lo importante que es cuando ves el antes y el después. Estoy convencido de que el cambio depende de nosotros y de cómo logremos trabajar unidos”, enfatiza Ariel Villalobo, de Construcciones y Metalúrgica VH.

Luego del almuerzo y de que los arcos y la cancha estuvieran listos se armó un partido de fútbol entre grandes y chicos. “Fue la jornada del DHB que más trabajamos y la verdad que me siento feliz de contar con compañeros tan comprometidos con su comunidad”, enfatiza Burgos y agrega: “El año que viene no sé cómo haremos ya que una vez que pasa el DHB comenzamos a pensar en cómo superarnos y superar lo que logramos este año será difícil”.

Un espacio para jugar

Los chicos del Barrio Marquesado I pudieron disfrutar por primera vez de una plaza cerca de sus hogares, gracias a la acción de los voluntarios de Fundación Loma Negra y sus aliados durante  un Día de Hacer el Bien lleno de sonrisas y esperanza organizado por el CIVICO San Juan.

El 13 de septiembre se llevó a cabo la séptima edición del Día de Hacer el Bien organizado por el CIVICO de San Juan. Para dicha jornada, los voluntarios eligieron como actividad el armado y reacondicionamiento de un espacio público, convirtiéndolo en la Plaza del Barrio Marquesado I, de la localidad de Rivadavia. La elección de este sitio surge de un relevamiento en conjunto con la Municipalidad, tendiente a unificar esfuerzos y potenciar el alcance de las acciones desarrolladas.

Con el objetivo de brindar a los vecinos un lugar de esparcimiento seguro, donde los chicos puedan jugar y desarrollar actividades al aire libre, se acondicionó un descampado convirtiéndolo en un espacio verde. “Tuvimos la oportunidad de mejorar un espacio que no tenía un uso determinado e instalar una plaza de juegos, recreación y descanso para los vecinos”, explica Sebastián Rossi, Líder de Recursos Humanos.

Se realizaron tareas de nivelación del terreno, construcción de veredas, instalación de luminarias, mejora del sistema de riego, limpieza del predio, construcción de canteros, colocación de juegos para niños, bancos y asientos de hormigón, y tareas de forestación. También se construyó una cancha de fútbol, tarea en la que participaron los trabajadores del taller de Loma Negra donde se hicieron los arcos.

Fundación Loma Negra contó con la colaboración de cinco aliados: FDC RSL, Hormicuyo, CRH, Municipalidad de Rivadavia y Aguas Santa Clara. Además, participaron 78 voluntarios, de los cuales 33 fueron propios y 45 externos. “Para poder llevar a cabo estas actividades de voluntariado es muy importante trabajar con redes articuladas, que incluyan la colaboración del Estado como de las empresas que forman parte de nuestra cadena de valor”, enfatiza Claudia Miranda, Analista de Recursos Humanos y coordinadora de las actividades.

Días antes del evento, FDC SRL, empresa de maquinarias y áridos, se encargó de realizar las tareas de movimiento y emparejamiento de suelos. Es un aliado permanente del CIVICO, ya que siempre participa de las actividades de voluntariado y ambas empresas están atentas a las necesidades del otro. “Estamos en colaboración permanente con ellos por el bien que se le hace a la comunidad. La experiencia de compartir con la gente el Día de Hacer el Bien es hermosa. No tiene precio ver la alegría de los niños, la felicidad de la gente, porque estos barrios son muy humildes”, cuenta Arturo Mama, empleado y voluntario de FDC.

San JuanDurante la jornada se organizaron actividades lúdicas y culturales para los vecinos de la zona. Para involucrar a los más pequeños, principales beneficiarios de esta acción, se les entregó una bolsita alusiva con golosinas. Padres y chicos participaron de la obra pintando y decorando el lugar. “Tuvimos mucho acompañamiento y trabajamos junto a los vecinos, que son los principales destinatarios y son ellos quienes nos acercaron la inquietud de poder tener un lugar donde sus chicos jueguen”, aclaró Rossi.

María Luna, presidenta de la Unión Vecinal que nuclea a tres barrios de muy bajos recursos, destacó lo difícil que resulta para ella conseguir este espacio de recreación: “Gracias a Loma Negra pudimos concretar esta obra que tanto anhelaban los chicos. Fue un día muy emocionante, una sensación inexplicable, más que nada por los niños”. Como beneficiarios directos de esta iniciativa se identifican a los 200 chicos aproximadamente pertenecientes a los tres barrios que rodean a la Plaza, y en general a todos los habitantes del lugar.

“Fue una jornada muy satisfactoria para todos los que participaron, tanto en la organización y coordinación, como en el trabajo, ya que es un barrio muy cercano a nuestra planta y los vecinos se involucraron mucho”, concluye Rossi. Por su parte, Miranda, quien desde 2008 participa de las actividades de Voluntariado, rescata: “Es algo que me gusta mucho. Gracias a estas actividades empecé a ver la Responsabilidad Social Corporativa como parte de las actividades diarias, no como algo aislado, ya que hoy Fundación no es algo externo”.

Cuida tu plaza

El CIVICO Ramallo celebró la séptima edición del Día de Hacer el Bien junto a aliados estratégicos y voluntarios de la comunidad de Villa General Savio, quienes trabajaron unidos en la recuperación de un espacio de todos: la plaza.  

Bajo el nombre “Cuida tu Plaza” la jornada del Día de Hacer el Bien, en el CIVICO Ramallo, convocó a 97 voluntarios (propios 10, externos 87), con el único propósito de recuperar un espacio verde para toda la comunidad, ubicada a cinco kilómetros de Planta Ramallo.

“Desde el momento que propusimos la actividad se notó la necesidad que tenía la comunidad de contar con un espacio para todos. Y creo que este punto fue fundamental para lograr la colaboración que precisábamos”, asegura Juan Mores, analista de Expedición Planta Ramallo y coordinador de esta jornada solidaria que provocó un cambio para las 2.500 personas que viven en esta pequeña comunidad.

Ramallo-33La acción, ese domingo 23 de agosto, se desdobló en dos frentes. El primero, el Sector N°1, quedó delimitado en el área de deportes, donde un grupo de voluntarios pintaron los arcos de fútbol, las jirafas de básquet, marcaron las canchas y acondicionaron las máquinas de ejercicio. El segundo, el Sector N°2, incluía toda el área de juegos infantiles y el espacio verde. Por este motivo, el Centro de Formación Profesional N°401 y Polymont SA, trabajaron en el recupero de las hamacas y toboganes, construyeron dos nuevos juegos integradores y colocaron nuevos bancos y plantas para recuperar el área verde. Paralelamente otro grupo de voluntarios se dedicó a realizar la soldadura de los otros juegos que estaban deteriorados e instalaron reflectores para iluminar la plaza.

Dada la cantidad de niños que asistieron, Omar Chávez, otro aliado estratégico de Loma Negra, colaboró con el aporte de un juego inflable y contribuyó con cuatro hamacas que fueron colocadas ese mismo día. Al mediodía y luego de una mañana de intenso trabajo, un grupo de voluntarios organizó una choripaneada para todos gracias a la donación de la empresa Sinergia.

 “Pasamos una jornada maravillosa junto a nuestras familias y amigos. Durante la misma resurge lo mejor que tienen las personas en su interior, y es esta postura de hacer algo sin obtener recompensa alguna. Solamente hay un beneficio: la satisfacción que se siente luego de participar de la trasformación de un lugar, en este caso una plaza, y ver el disfrute de quienes la frecuentan diariamente”, asegura Silvio Gandi, Coordinador de Producción y Mantenimiento Planta Ramallo y voluntario de esta actividad.

Mejorar el espacio de los más chicos

Focalizados en primera infancia, el CIVICO Ferrosur desarrolló sus iniciativas en la séptima edición del Día de Hacer el Bien en dos jardines de infantes, cambiando la realidad de 176 niños de entre 3 y 5 años. 

A la hora de decidir cuáles serían las iniciativas a realizar por parte del CIVICO Ferrosur en la séptima edición del Día de Hacer el Bien (DHB), nuevamente se priorizó el trabajo en jardines de infantes como una forma colaborar en cambiar la realidad de los más chiquitos. Los elegidos fueron el Jardín de Infantes N°902 de Cañuelas y el Jardín de Infantes N°922 de Olavarría beneficiando a 176 niños de entre 3 y 5 años.

Ferrosur- Cañuelas(9)El Jardín de Infantes N°902 está ubicado en el Barrio Buen Pastor de la ciudad de Cañuelas y hacía bastante tiempo desde la última vez que se lo había pintado. Por este motivo, a la hora de decidir qué trabajos realizarían, los voluntarios optaron por pintarlo en su totalidad. Asimismo, se construyó un nuevo baño, se amplió una sala y se modificó una pared con durlock. “Pudimos lograr todo esto porque el personal del Jardín y los padres trabajaron a la par nuestro y se involucraron también en la organización con lo cual te dan más ganas de hacer”, cuenta Gabriel Correa, Jefe de Zona y encargado de organizar esta actividad  que contó con la participación de 32 voluntarios propios y 77 voluntarios externos.

Para Miriam Paglialunga fue una experiencia muy motivadora y enriquecedora, al punto que decidió realizar un video y publicar una nota en el periódico local para transmitirle al resto de la comunidad lo vivido. “Más allá de lo hermoso que quedó nuestro jardín lo que destaco y valoro es el nivel de organización y compromiso que mostraron todos los voluntarios de Ferrosur, porque no se trata sólo de juntar personas, sino de juntar voluntades y responsabilidades”, enfatiza la directora de esta institución que recibe todos los días 90 niños de entre 3 y 5 años.

Ferrosur-Olavarria-IMG_6004La otra acción del CIVICO Ferrosur fue en el Jardín de Infantes N°922 de Olavarría el cual también necesitaba trabajos de pintura tanto interna como externa. “Logramos que este lugar donde asisten 86 niños estuviera mucho mejor gracias al trabajo en conjunto con nuestros aliados, quienes son los que brindan los materiales necesarios para realizar la actividad”, explica Hedberto Herrera, voluntario de Ferrosur y agrega: “Me siento muy contento de poder dedicarle tiempo a mi comunidad y agradezco a Fundación Loma Negra que me brinda los medios para hacerlo”.

Ferrosur-Olavarria-CIVICO FERROSUR - Olavarría (1)
A la hora de hablar de uno de los mayores desafíos que implicó este DHB desde el CIVICO señalan que fue la participación de los empleados, más allá de que señalan que el número de voluntarios va creciendo año a año. “Cuando hacemos la reunión para comunicar la jornada tenemos el entusiasmo de que va a participar mucha gente, pero la experiencia nos enseña que en cada reunión se suman uno o dos”, explica Correa. Para Carolina Belsito,  ‎Analista de Sistema de Gestión en Ferrosur y encargada de la gestión y organización de las acciones, hoy las personas esperan a que llegue el DHB. “A medida que pasa el tiempo el involucramiento es mayor, y si bien al principio costaba que la gente se sumara, hoy en nuestro CIVICO hay un gran crecimiento de voluntarios”, concluye.

En pos del bien común

A partir de la alianza estratégica con 17 instituciones el CIVICO Olavarría logró realizar numerosas iniciativas durante la séptima edición del Día de Hacer el Bien. Un total de 180 voluntarios trabajaron por el bien común.

La séptima edición del Día de Hacer el Bien (DHB) en Sierras Bayas se realizó el 30 de agosto en un clima de festejo y muchos ánimos, con la participación de 43 voluntarios propios y 137 voluntarios externos. Fue un trabajo en conjunto con el CDC, donde los integrantes decidieron qué actividades se llevarían a cabo.

Por un lado, en el Jardín de Infantes Nº 911, se pintó, se arreglaron juegos y se cambió el alambrado lindero a la Escuela Nº 14. En tanto, en el Grupo Scout Cristo Rey y en el Instituto Primario de Sierras Bayas se arreglaron las instalaciones eléctricas y se pintó la fachada, entre otros detalles mínimos de infraestructura mientras que otro grupo de voluntarios trabajaba en la Mutual de Empleados de San Martín arreglando las filtraciones en los techos y el estacionamiento público donde paran los camiones. Paralelamente, se arregló y pintó una garita de ferrocarril, que es una reliquia histórica del lugar, y a la Iglesia Cristo Rey se le renovó la fachada de la casa parroquial, así como el jardín, donde se cortó el pasto. Por último, en el Club San Martín arreglaron las parrillas, las mesas y colocaron bachas para lavado. Al mediodía todos los voluntarios se juntaron en este espacio para compartir el fin de la jornada con un gran almuerzo.

OLAVARRIA-SIERRAS BAYAS IMG_5275 - copiaMáximo Plaquín, Asistente de Gerencia de Planta L’Amalí y coordinador de la actividad, explicó que para poder llevar a cabo todas las tareas decidió dividir en grupos a los voluntarios y designó un segundo coordinador para cada frente. En su sexto año como voluntario del DHB enfatiza que la familia juega un rol muy importante en esta retribución que se le da al pueblo donde vive. “No es solo un trabajo colaborativo sino que es una unión a partir de la cual creamos redes que nos permiten vincularnos con otras instituciones y obtener algo en común que nos llena de orgullo”.

Asimismo, la capacitación dictada por Fundación Loma Negra sobre negocios inclusivos los llevó a que decidieran comprar todos los insumos que se necesitaron para la jornada a proveedores locales como una forma de maximizar los beneficios.

Para llegar a más de 3.200 beneficiarios se trabajó en alianza con 17 instituciones, algunas de las cuales también fueron beneficiadas: Instituto Privado Sierras Bayas, Jardín de Infantes N°911, Grupo Misionero Ven y Verás, Comisión de Reyes Magos, Mutual de Empleados Cemento San Martín, Caritas, Grupo Scouts y Catequesis Iglesia Cristo Rey, Rotary Sierras Bayas, Bomberos Voluntarios, Club San Martín, Delegación Municipal, La Callejeada, Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo, Rotaract, Estudio Serrano y Crecer Juntos.

En la Iglesia Cristo Rey, donde se pintó la casa parroquial, todavía continúan las actividades con el material donado por Fundación Loma Negra. Juan, el cura párroco, está muy contento con los arreglos que se hicieron y asegura que las actividades de Fundación le hacen muy bien a la comunidad. “Son muy buenas en orden a lo que hace a la promoción humana. Está bueno que se fomente que la comunidad se organice, se responsabilice y trabaje por el bien común. Es una iniciativa que le llena el alma al que da y al que recibe”, enfatiza.

Para Fabián Alves, Coordinador de Producción de Planta Sierras Bayas, fue una experiencia súper enriquecedora. “Es la primera vez que me sumo y fue un antes y un después porque te das cuenta de lo valioso que es formar parte de algo que va mucho más allá de vos, que tiene que ver con pensar en el otro y trabajar por el otro”, opina y agrega: “Es muy reconfortante realizar algo para la comunidad donde uno vive”.

Aliados y beneficiarios trabajando juntos

La idea del CIVICO Olavarría a la hora de llevar adelante la séptima edición del Día de Hacer el Bien fue realizar iniciativas que beneficiaran a cada una de las personas que viven en la localidad de Loma Negra.

El CIVICO Olavarría celebró el Día de Hacer el Bien (DHB) con más de cinco actividades. Divididos en diferentes frentes  de acción, la localidad de Loma Negra recibió el trabajo de 185 voluntarios (50 propios y 135 externos) que dejaron todo su esfuerzo en el mantenimiento de los espacios verdes y reacondicionamiento de instituciones educativas y de interés social beneficiando a más de 3.158 personas.

Entre las actividades elegidas, los voluntarios participaron en la mejora del predio camino a L’Amalí; se encargaron de colocación de plantas en el lugar donde se encuentra la batea para residuos. De esta manera, en el Cerro Luciano Fortabat se agregaron 20 especies nuevas de plantas y, en la plazoleta de la Parroquia Santa Elena, se colocaron alrededor de 25 pinos y cipreses piramidales. También se realizaron tareas de mantenimiento y pintura en la Plaza de los Inmigrantes, mientras que en el Jardín de Infantes Nº905 un grupo de voluntarios construyeron una rampa para facilitar el acceso a personas con discapacidad e instalaron juegos didácticos.

OLAVARRIA-LOMA NEGRA IMG_1263 - copiaPor otro lado, en el Centro de Adaptación Laboral Madre Teresa de Calcuta, los voluntarios desarmaron un vivero y lo reconstruyeron. Además, en el Club Loma Negra se realizaron tareas de mantenimiento de un salón y de la cancha de básquet, pintando y reparando los tableros, y se pusieron nuevas plantas.

Para poder hacer realidad todas estas obras fue primordial el trabajo realizado por la Comisión de Damas por la Sonrisa de un Niño, las Sub-comisiones de básquet y fútbol del Club Loma Negra, el EES Nº 3, Delegación Loma Negra, las Mujeres Casa de Cultura, el Museo Hogar Loma Negra, integrantes del Programa Municipal Callejeada y el Nuevo Club Rotario. Como así también, contar con aliados estratégicos como las empresas proveedoras Dieser, Servin, El Cerrito, Tecem y Terceriser.

“El DHB es una propuesta muy gratificante que potencia el trabajo en red que se viene haciendo junto a las instituciones. Al mismo tiempo, permite crear nuevos vínculos y promueve un espíritu comunitario, ya que son las propias instituciones las que deciden las propuestas a realizar en el ámbito del CDC, priorizando las necesidades de la comunidad sobre los intereses individuales”, explica Marianela Recofsky, Técnica de Proyecto de Fundación Loma Negra.

Natalia Sánchez, Directora del Centro de Adaptación Laboral de Jóvenes y Adultos con Capacidades Limitadas,  Madre Teresa de Calcuta, reconoce que cada año sus 16 alumnos esperan ansiosos el Día de Hacer el Bien, ya que siempre participan como voluntarios. “Es un día que tiene mucho de integración social, ya que los alumnos se sienten útiles porque están haciendo algo bueno por la comunidad dentro de sus posibilidades”, cuenta. Por su parte, Guillermo González, quien en su tercer año como voluntario colaboró con los arreglos en el Jardín de Infantes y en el camino a L’Amalí, asegura: “Es una experiencia muy buena tanto desde un punto de vista social como económico. Desde lo social, porque los trabajos que se realizan son para toda la comunidad y, desde lo económico, porque muchas veces estas instituciones no cuentan no sólo con los fondos, sino tampoco con los recursos humanos necesarios para realizar el trabajo”.

Juntos hacemos más

El CIVICO Olavarría reunió a 91 voluntarios en Colonia San Miguel durante la séptima edición del Día de Hacer el Bien. Trabajos de albañilería e infraestructura permitieron recuperar un laboratorio de informática y realizar mejoras edilicias a la Escuela N°5 y la sala de Atención Primaria Municipal. 

Los trabajos proyectados para la séptima edición del Día de Hacer el Bien (DHB) en Colonia San Miguel giraban en torno a arreglos de pintura e infraestructura. Por ese motivo, a las ocho de la mañana del 30 de agosto, Walter Mansilla dio las pautas de seguridad que debían tener en cuenta los voluntarios, quienes, divididos en cuatro grupos de trabajo, comenzaron las tareas en la Escuela Primaria Nº5 y en la Sala de Atención Primaria Municipal, ubicada enfrente de la institución educativa.

“Luego del desayuno que prepararon las chicas que asistieron al curso de panificación, de un proyecto de Fundación Loma Negra, se comenzó por el gabinete de informática de la escuela ya que el objetivo era dejarlo en condiciones para que los alumnos pudieran utilizarlo”, cuenta Mansilla, Líder de Cantera de La Preferida y coordinador de la actividad. Asimismo, se pintaron las paredes, se realizó la instalación eléctrica y se equipó la sala con computadoras gracias a una alianza con la organización Basura Cero. Otro equipo de trabajo se encargó de la pintura en la fachada y lateral de la escuela y mantenimiento general de las instalaciones. Un tercer grupo se encargó del patio interno, donde pintaron las paredes, arreglaron los arcos, los aros de básquet y otros juegos. Y un cuarto equipo se cruzó a la vereda de enfrente para ocuparse del mantenimiento de la Sala de Atención Primaria Municipal, donde se llevaron a cabo tareas de pintura.

OLAVARRIA-cnia san miguel_DSC0939 - copiaMientras que la música sonaba y los más chicos se divertían en los distintos espacios de juego que se idearon para ellos, 91 voluntarios (12 propios y 79 externos) trabajaban codo a codo para terminar al mediodía y disfrutar de un almuerzo en la misma escuela. “Fue una enorme gratificación finalizar el día de trabajo todos juntos compartiendo un lindo momento”, cuenta Claudio Raso, del área de Recursos Humanos de La Preferida. La misma sensación es la que transmite la  Presidente de la Cooperadora del colegio al que concurren 84 alumnos, Silvia Maibach. “Fue una experiencia muy enriquecedora tanto para nosotros como para los chicos que participaron porque nos permite demostrar con hechos aquello que decimos con palabras y que tiene que ver con que cuando nos unimos y trabajamos por un objetivo en común las cosas se logran”.

Como principales aliados, el Día de Haber el Bien contó con la colaboración de tres instituciones, Sociedad de Fomento de Colonia San Miguel, Concesión del Balneario y el personal docente y asociación cooperadora de la Escuela Primaria, y de tres empresas contratistas: Canteras Cerro Negro SA, Materiales Rurales El Quebracho, Imeda Ingeniería.

Relación a largo plazo

El CIVICO Catamarca eligió a la Escuela Nº 276 Olga Narváez de Sorroza, de Chañar Laguna, para reacondicionarla en la jornada del Día de Hacer el Bien. Un total de 133 voluntarios entre internos y externos se esforzaron para que 18 alumnos recuperaran su espacio.

Para el CIVICO Catamarca la jornada del Día de Hacer el Bien (DHB) tuvo lugar en la Escuela N°276 Olga Narváez de Sorroza, en la localidad de Chañar Laguna, una escuelita, que como bien describe su director “queda perdida en la inmensidad”, a unos 15 kilómetros de Planta Catamarca, donde el camino se termina, justo en el límite entre las provincias de Santiago del Estero y Catamarca. “Estamos orgullosos y sorprendidos de que nos hayan elegido para esta actividad”, agradece Néstor Scoppa, director del establecimiento al que asisten 18 chicos de nivel primario, algunos de los cuales ya son mayores, pero continúan yendo ya que no hay en la zona dónde continuar la secundaria.

Catamarca-DSCN0373Emiliano Manzanelli, Líder de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de Planta Catamarca, fue quien coordinó las actividades que se llevaron a cabo en un día de pleno sol: limpiar el tanque de agua y el techo de la escuela  (tratamiento de humedad); mejorar las instalaciones eléctricas de las aulas; pintar el edificio; instalar un termotanque; reparar el cerramiento de la huerta escolar con pallets y colocar rejas para brindarle mayor seguridad al establecimiento. “Era emocionante ver a tanta gente trabajando por lo mismo y a pesar de que el trabajo era mucho no te sentías cansado porque lo importante era que todo quedara bien”, recuerda Manzanelli.

Entre los 39 voluntarios de Loma Negra y los 94 voluntarios externos entre aliados estratégicos, alumnos, docentes y vecinos se repartieron las tareas y con música, choripanes y tamales disfrutaron y trabajaron sin cansancio hasta caer la tarde.

Entre las empresas contratistas se destacó el apoyo de Transporte Giuliano, Pablo D. Yadon, Translucom, Expreso San José,  Jorge Zaya,  CAL S.A., Supermat, Bercovich, Eduardo Saavedra y Copmaco Ltda con aportes de materiales, traslados y mano de obra.

“Fue una revolución para el pueblo, todos querían colaborar, hasta mi padre de 72 años lloraba de emoción mientras pintaba la que fue su escuela”, sintetiza Scoppa y agrega: “Se propusieron arreglar todo lo que hacía falta y aún siguen viniendo. Por eso digo que el Día de Hacer el Bien fue el inicio de una relación que perdurará”.