Vivir la experiencia

Durante 2015 se llevó a cabo la primera edición de “Proyecto Puente”, una iniciativa que nació con el objetivo de brindar capacitación y experiencia laboral a jóvenes del último año de escuelas técnicas con el fin de que estén más preparados a la hora de insertarse en el mercado de trabajo.

 Fundación Loma Negra, en alianza con la Dirección de Escuelas Técnicas de la Provincia de Buenos Aires y Asociación Conciencia, llevó a cabo durante 2015 el “Proyecto Puente” con el objetivo de brindar capacitación y herramientas para el desarrollo de habilidades para el mundo laboral. A través de esta iniciativa, se logró vincular empresas de la cadena de valor de InterCement Argentina e instituciones locales para que 320 jóvenes estudiantes de 7º año de seis escuelas secundarias de educación técnica realicen su práctica profesionalizante.

 En su primer año, este proyecto funcionó a nivel inter-CIVICO, ya que las escuelas pertenecen a las localidades de Olavarría, Avellaneda, Llavallol, Cañuelas, Villa Ramallo y Ciudad de Buenos Aires, donde el 7º año es optativo y dedicado a la realización de prácticas profesionalizantes. Dicha iniciativa se enmarca dentro de la Ley Nacional de Educación Técnico Profesional, con el objetivo de acompañar a los jóvenes en esa transición entre la escuela y la empresa y colaborar con las instituciones a entablar alianzas con el sector privado para que los futuros egresados puedan hacer sus prácticas.

Puente (1)Puente (8) - home

Los voluntarios de Loma Negra suman un valor agregado a la propuesta del Ministerio de Educación al brindar tres talleres relacionados con Calidad y Normas ISO, Medio Ambiente y Seguridad Industrial, así como también ser tutores de los alumnos en su área de trabajo. A la par, Asociación Conciencia dicta ocho talleres a partir de los cuales se abordan habilidades blandas, relacionadas con la confección del CV, preparación para entrevistas y planificación de carrera.

 “El hecho de que el programa parta de una política pública, como son las prácticas profesionalizantes, hace que contemos con el apoyo de la Dirección de Escuelas Técnicas, y eso es clave para el ingreso a las escuelas y el apoyo de los directores y rectores”, asegura Paula Basabilbaso, responsable del Programa de Fortalecimiento de la Ciudadanía de Asociación Conciencia.

 El principal desafío que presentaba este proyecto fue cómo sumar empresas que presten sus instalaciones para que los alumnos hagan las prácticas profesionalizantes. “La verdad es que gracias a que Loma Negra puso a disposición su cadena de valor, pudimos acercarnos más, aunque de todos modos las empresas ponen mucha resistencia para recibir a chicos tan jóvenes para que entren a trabajar”, explica Basavilbaso. La principal fortaleza del proyecto es la articulación público-privada. De esta manera, el Estado cubrió todos los gastos de seguros de los alumnos mientras que las empresas abrieron sus puertas para que los estudiantes pudieran cumplir un total de 200 horas de práctica profesionalizante en el área de su especialización.

 Miguel Caruso, Analista de Sistemas de Planta Olavarría, tuvo la experiencia de participar como tutor de cuatro alumnos de una escuela técnica con orientación en informática. “Si bien los chicos tienen una base en el aula y cuentan con los conocimientos a la hora de abrir una computadora, les falta lo que significa hacer ese mismo trabajo en un ambiente de trabajo”, explica, destacando en todo momento el entusiasmo en trabajar y capacitarse que mostraron los alumnos, quienes asistieron dos o tres veces por semana, en el horario de 13 a 17. “Pudieron trabajar en un ambiente real, donde la máquina de una empresa es muy importante porque mientras se la repara, el usuario no puede trabajar. Esa fue su primera gran experiencia. También aprendieron a tratar con clientes, para que en un futuro se puedan desenvolver, ya sea para una empresa o para un proyecto propio”.

 Por otro lado, en la Planta de Ramallo, Silvio Mauro Gandi, Coordinador de Mantenimiento y Producción, ofició de tutor de un alumno dentro de su área. “Lo que más me interesa, más allá de que aprendan la técnica para hacer un trabajo, es que aprendan a desarrollarse laboralmente en un ambiente social”, enfatiza  y explica que se enfocó mucho en enseñarle a entender a las personas, a comunicarse y a respetar los tiempos de entrega. “En lo personal, fue una experiencia interesante, te acerca a la juventud y a su visión sobre el trabajo, y nos ayuda a focalizar un poco más en qué tenemos que hacer hincapié para que los jóvenes profesionales entiendan los requerimientos que la empresa tiene y se puedan adaptar”.

 Para 2016 los desafíos son mayores ya que si bien los resultados fueron muy positivos buscan desarrollar una propuesta más integral y abarcativa. “Hay mucho trabajo por hacer, y este proyecto será la prioridad para el año que viene dada las ventajas que tienen los alumnos que han pasado por este proyecto a la hora de insertarse en el mundo laboral”, concluye Basavilbaso.

Para acceder el video del Proyecto Puente, hacer click acá.

Innovación en las aulas

A través de capacitaciones teórico- prácticas a docentes y alumnos de escuelas técnicas, Fundación Loma Negra, busca transmitir nuevos conocimientos científico-tecnológicos sobre el oficio de la construcción.

Con el fin de actualizar los conocimientos sobre el oficio de la construcción, Fundación Loma Negra, en conjunto con el Ministerio de Educación y el Instituto Superior Técnico Industrial, llevaron a cabo el programa “Construyendo tu futuro” durante 2015, que consiste en el dictado de cursos de formación para docentes y alumnos sobre construcción civil y albañilería.

Un equipo de profesionales del Centro Técnico de Loma Negra fueron los encargados de brindar los cursos y charlas pertinentes, con el objetivo de actualizar la información y el conocimiento a docentes de Escuelas Técnicas sobre las últimas tecnologías ligadas al cemento, al hormigón y sus agregados. Asimismo, se pretendió favorecer el fortalecimiento y los procesos de mejora continua de las instituciones y los programas de educación técnica profesional, en lo que compete al entorno y los trayectos formativos de docentes e instructores de diferentes regiones donde opera Loma Negra.

Construyendo tu futuro (3) - homeDurante el año, se realizaron ocho encuentros vinculados específicamente al área de construcción en Catamarca, Zapala, Cañuelas, San Nicolás, Llavallol y en el mismo Centro Técnico. Constaron de tres jornadas de trabajo, sumando 24 horas de capacitación donde se presenta un programa con un desarrollo metodológico, y al que se le van sumando las demandas de las diferentes escuelas.

 Para Jorge Datri, Coordinador del Servicio Post Venta de la Gerencia de Desarrollo y Servicio Técnico de Loma Negra, y responsable del desarrollo del curso junto con Alberto Cansanello, el principal objetivo de esta iniciativa es poner en práctica la responsabilidad social con las comunidades donde interactúa la compañía, colaborando con la inserción laboral de los jóvenes. “Es indispensable que, a partir de este programa del saber, del conocimiento, podamos formar a los jóvenes que están hoy en la escuela para que cuenten con los conocimientos que les permitirán ingresar mejor al mercado laboral”, enfatiza. A su vez, considera primordial que en cada actividad de “Construyendo tu Futuro” participen quienes van a ser multiplicadores de este saber, como son los instructores. “Por este motivo, es que Fundación Loma Negra ha formado fuertes alianzas con la comunidad educativa técnica, con las escuelas de formación de oficio/laboral y las cooperativas”, agrega Datri.

 Cansanello, por su parte, acompaña y colabora en el desarrollo de las capacitaciones.  “Hacemos capacitaciones teórico-prácticas referidas a la construcción en sí. Cada punto del programa se fundamenta en los detalles de un sistema de construcción que abarca desde el material hasta las técnicas o las buenas costumbres del oficio”, explica.

 Entre los asistentes a la capacitación se encontraban 15 mujeres del Programa “Ellas Hacen” del municipio de Esteban Echeverría. La particularidad de este programa es que está integrado por madres solteras de entre 27 y 55 años que vieron en el trabajo de la construcción una manera de arreglar sus casas al mismo tiempo que se abría una posible salida laboral. “A través de la cooperativa y Fundación Loma Negra pudimos acceder a una capacitación que jamás pensamos que podíamos tener. Hoy sabemos de construcción y estamos trabajando en mejorar las casas de las 30 mujeres que están en la cooperativa y cambiamos totalmente la manera de fabricar los bloques de cemento”, cuenta emocionada Olga Vega de “Ellas Hacen” y agrega: “Hoy sé que puedo salir adelante y cambiar la realidad de mi vida”.

 Junto a la Asociación Empresaria Argentina, y bajo el paraguas del programa “Vínculo Empresa-Escuela”, Fundación Loma Negra ya presentó todas las actividades establecidas para el próximo ciclo lectivo 2016. “Lo importante de esta alianza es que nos permite brindar una capacitación científico-tecnológica, donde los docentes acceden a conocimientos en innovación tecnológica que de otra manera tardarían en llegar a las aulas”, concluye Datri.

Incluir a partir del trabajo

Fundación Loma Negra en alianza con el INTI y la Asociación Crecer Juntos, llevaron adelante el Programa Generar en Olavarría el cual busca empoderar a emprendimientos sociales productivos en el marco de los negocios inclusivos.

A partir de la participación de Fundación Loma Negra en el Nodo Argentino de RedEAmérica se implementó en Olavarría, en alianza con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI),  un proyecto enmarcado dentro del Programa Generar, cuyo objetivo principal es promover el fortalecimiento de emprendimientos productivos de organizaciones de base, buscando que éstas se conviertan en socias de empresas, como proveedoras de bienes y servicios, en el marco de los negocios inclusivos (NI).

“Para llevar adelante este programa se combinaron dos aspectos fundamentales. El primero fue el trabajo y el vínculo que se tenía con la Asociación Crecer Juntos y, el segundo, la necesidad de crear una nueva concepción de proveedores en el sector de compras”, explica Mario Allende, Líder de Administración de Planta Olavarría. Asimismo, Fundación Loma Negra invirtió en equipamiento y maquinarias para el taller de esta asociación que busca la inclusión de personas con discapacidad al mundo del trabajo al mismo tiempo que financió la capacitación y el acompañamiento llevado adelante por técnicos del INTI.

Olavarría (4)A partir de un análisis FODA se determinó que el primer objetivo debía ser acompañarlos en la reestructuración interna con el objetivo de establecer herramientas que en cuanto a orden y limpieza. Paralelamente se buscó que organizaran procesos e implantaran una única metodología para determinar costos, presupuesto, pedidos, control de calidad, logística, comercialización, etc. “Veníamos trabajando sin metodología y sin gestión y si queríamos crecer necesitábamos ordenarnos”, cuenta Renata Lazzaro, responsable de administración de esta Asociación a la que concurren 47 personas entre 18 y 66 años todos los días durante siete horas. Si bien sabían cuáles eran sus necesidades, el hecho de cambiar les daba temor ya que no querían abandonar un modelo que en cierta forma les había dado resultados. “Fue todo un aprendizaje entender que necesitábamos organizar nuestro espacio físico y seriar nuestro trabajo por eso el trabajo del INTI y el contacto con Fundación Loma Negra fue fundamental para el éxito de este proyecto”, enfatiza Lazzaro.

Guillermo Wyngaard, Coordinador de la Unidad Técnica de Nuevos Proyectos del INTI Mar del Plata, coincide en la necesidad de la articulación de los tres sectores para lograr cambios en este tipo de emprendimientos. A su vez, asegura que fue una experiencia muy buena e enriquecedora para todos.  “Es muy positivo que Fundación Loma Negra decida financiar esta asesoría porque de otra forma sería imposible que la organización pudiera acceder a un programa de mejora como este”.

Si bien a partir de la alianza las ventas de Crecer Juntos crecieron un 75% entre julio de 2014 a julio de 2015 se debatió internamente no perder el foco en que la misión de la Asociación era la inclusión de personas con discapacidad al mundo del trabajo y no la generación de un emprendimiento textil como tantos otros. “Necesitamos cuidar el espacio de contención, integración y afectivo de nuestros chicos porque para ellos el hecho de trabajar cuatro horas es una actividad más dentro de muchas otras”, explica la miembro de esta Asociación que se creó hace 20 años.

El Programa Generar no sólo significó un cambio de hacer para Crecer Juntos. Desde el INTI aseguran que fue enriquecedor ya que sus técnicos están acostumbrados a trabajar con PyMEs y adaptar la metodología y entender los tiempos de una organización social fue todo un desafío.

Para Loma Negra también fue un desafío incorporar este tipo de organizaciones dentro de su lista de proveedores. “Es un aprendizaje mutuo que te permite romper barreras y en la medida que transitás ese camino y mostrás resultados positivos, internamente se hace más sencillo y hay menos resistencia”, asegura Allende.

Elegir el futuro

Por segundo año, Fundación Loma Negra junto a Fundación Arcor y la Universidad Católica de Cuyo desarrollaron el Proyecto Orientar con el fin de que los alumnos puedan tomar decisiones maduras respecto a sus inclinaciones vocacionales e intereses ocupacionales.

Con el objetivo de brindar un proceso de orientación vocacional-ocupacional para los alumnos del último año de las escuelas secundarias, Fundación Loma Negra, Fundación Arcor y la Universidad Católica de Cuyo, lanzaron la segunda edición del Proyecto Orientar, en el que participaron las Escuelas EPET Nº1 Ing. Rogelio Boero, Epet Nº6 de La Bebida y Nicolás Echazarreta de Marquesado.

“En un principio, pensamos en algo más estratégico para la Planta La Campagnola, dado que por el aumento de mineras en la zona los profesionales se habían ido a trabajar a las montañas, pero finalmente,  ampliamos nuestro objetivo al incentivar a los chicos a estudiar una carrera”, explica Diego Pastor, Gerente de Planta La Campagnola – San Juan.

Con una duración de ocho encuentros, se dictó el curso de orientación vocacional en las tres escuelas en las que participaron alrededor de 40 alumnos. “En la Boero, dado que es una escuela técnica ubicada en el centro de San Juan, los alumnos se inclinaron más por las ingenierías, mientras que en las otras, hubo mayoría en las carreras referentes a defensa y seguridad”, explica Mariano Carrizo, Técnico de Proyecto de Fundación Loma Negra.

Así, el curso es dictado por profesionales de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Católica de Cuyo basado en tres ejes: autoconocimiento, información y decisión. De esta manera, la idea es que los alumnos obtengan información y esclarecimiento sobre aquellas profesiones y oficios que han resultado de su interés a lo largo del proceso que se realizó con ellos en sus instituciones. A su término, se realiza una feria educativa en la que se invitan a diferentes profesionales de ambas empresas para brindar una charla a los alumnos y enriquecer la experiencia.San Juan (3) - home

Para Sergio Torres, Orientador en la Escuela EPET N°6 de La Bebida y Nicolás Echezarreta de Marquesado, se trabajó diferente en ambas escuelas, dado que en la de La Bebida el curso fue voluntario y en Marquesado, obligatorio. “Se nota la diferencia cuando los chicos están interesados y se involucran en elegir qué quieren hacer a futuro”, asegura. Con respecto a los desafíos del proyecto recomienda comenzar a trabajar la temática con los chicos a edades más tempranas para que puedan contar con más información sobre la orientación. “Con esto contrarrestaríamos el miedo que tienen a la hora de comenzar la universidad”, comenta Torres y sugiere un método más dinámico y creativo.

 “En esta segunda edición se sumaron más escuelas y hubo más interés en los alumnos por carreras técnicas o duras como las ingenierías. Nuestro desafío es sumar a la Universidad Nacional y al Estado para profundizar el cambio, y que sea una política pública que logre transformación”, finaliza Pastor.

Formar en oficios

El CIVICO Catamarca busca generar capacidades instaladas en la comunidad de Frías, Provincia de Santiago del Estero, a partir de la formación en oficios con el objetivo de contribuir al desarrollo técnico-profesional de los jóvenes.

Bajo los programas “Aprender II y Aprender III: oficios para la vida”, se realizaron los cursos de formación en oficios que tienen como objetivo contribuir al desarrollo técnico-profesional y social de los jóvenes de la ciudad de Frías, Santiago del Estero. De esta manera, se brindó formación en soldadura, albañilería, instalaciones sanitarias y de gas; refrigeración y aire acondicionado, gastronomía y diseño de moda. Además, los voluntarios de Loma Negra ofrecieron talleres de inducción sobre seguridad e higiene en el trabajo.

“Aprender III fue la continuación de estos cursos por la gran demanda que había en los jóvenes de reforzar los conocimientos que habían adquirido en las ediciones anteriores. Con lo cual generamos un segundo nivel, más avanzado y específico”, explica Natalia Villavicencio, Técnica de Proyecto por Fundación Loma Negra.  En el caso del curso de  diseño de moda, la segunda etapa se transformó en confección de vestidos de fiesta y disfraces, así como también el de soldadura tuvo un segundo nivel más práctico y el de gastronomía, la especialización en repostería.

??????????Con casi 200 alumnos entre las dos etapas, el curso fue una gran motivación para todos, y hasta se incorporaron chicos de 16 años. “Cabe destacar la gran demanda de los chicos como salida laboral y la contención por parte de los instructores nuevos, que logran que los alumnos se apropien del lugar”, señala Villavicencio.

En la Escuela Superior de Especialidades Nº2 Carmen Catren se dictaron los cursos de indumentaria laboral y refrigeración, con una duración de tres horas, dos veces por semana. “Es la primera vez que participamos y es muy positiva la experiencia, se formaron grupos humanos muy buenos, tanto que los alumnos no querían irse de la escuela”, comenta Marcela Contreras, coordinadora de los cursos de la escuela a la que asisten 700 alumnos. Con una matrícula regular de 20 estudiantes por curso, algunos en situación de riesgo, Marcela destaca la predisposición de los jóvenes para aprender. “Elías, uno de los alumnos, viajaba 60 km para llegar al curso, por otro lado, varias mujeres se hicieron sus trajecitos para ir a sus trabajos y, una señora confeccionó el vestido de los 15 para su hija”.

También fue la primera experiencia como instructor para Javier Barrionuevo, quien quedó muy satisfecho con los resultados del curso de refrigeración. “La primera etapa fue teórica donde les brindamos herramientas sobre la materia. Pero en el segundo nivel, ya más elevado, se profundizaron las prácticas y los chicos quedaron muy entusiasmados”. Allí los alumnos realizaron un trabajo de reconversión de una heladera en desuso: la parte de arriba la utilizaban como conservadora y a la parte de abajo le colocaron un sistema no frost a control remoto que se iluminaba con LED. Además, aprendieron a realizar mantenimiento de aire acondicionado, calefactores y diferentes electrodomésticos. “Al momento de aceptar ser instructor lo pensé mucho porque no tenía tiempo, luego de esta experiencia sé que es un curso que no quiero dejar de dar ya que le cambia la realidad a los chicos que asisten”, concluye Barrionuevo.

Fortalecer la inversión social

Con la desafiante tarea de reconstruir la relación con la comunidad, hace cuatro años se creó el CIVICO Barker. Gracias a la generación de redes y alianzas estratégicas, promueve el fortalecimiento ciudadano en las localidades de Villa Cacique y Barker.

 

A mediados de 2011, se creó el CIVICO Barker a partir de la Norma de Responsabilidad Social Corporativa de InterCement, el cual comprende las localidades de Villa Cacique y Barker. A partir de 2012 se estableció una fuerte estrategia en la que se ampliaron y profundizaron los lineamientos en materia de Responsabilidad Social (RS) y en la conformación de redes y alianzas con referentes estratégicos de la comunidad.

 El objetivo general del CIVICO es el de promover el fortalecimiento de un espacio que incentive el compromiso social, involucrando lo público con lo privado y favoreciendo el mejoramiento de la calidad de vida en la comunidad local. De esta manera, los objetivos específicos abarcan: favorecer la construcción de redes que potencien el involucramiento institucional para el bien común; incentivar el espacio de reflexión y participación donde se genere RS y trabajo en equipo; fomentar canales de difusión sobre RS tanto de manera interna como de externa; contribuir en el desarrollo de una cultura emprendedora de jóvenes en Villa Cacique y Barker; y motivar el desarrollo de propuestas recreativas, educativas, culturales destinadas a los jóvenes de la comunidad.

 “Cuando iniciamos las actividades del CIVICO, las Villas ‘Cacique y Barker’ eran reticentes a darnos su apoyo, debido a que en 2001 se había cerrado la planta. Con el transcurrir del tiempo y de acciones concretas, la población comenzó a conocernos, y tener una visión distinta creyendo en nuestra gestión”, recuerda Julio Schmale, Líder de Recursos Humanos. Hoy en día, el CIVICO y Fundación Loma Negra son una marca reconocida en las comunidades donde opera y han logrado reconstruir los lazos con la comunidad.

 A partir de 2012, se comenzó a participar en mesas de gestión y grupos comunitarios, a generar alianzas con el Instituto de Economía de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN), con el sector público y privado, lo cual significó un año de aprendizajes y transición. El 2013 fue visualizado por los miembros del CIVICO como un año de consolidación, por lo que su planificación fue muy importante. Tal es así que a partir de un estudio realizado por el Instituto de Economía se realizó un diagnóstico sobre las necesidades que tenía la comunidad y a partir de esto definir el perfil que debían tener los proyectos y su implementación.

 “Es importarte recalcar que las poblaciones de Barker y Villa Cacique aún no han superado del todo la dependencia económica con Loma Negra, por lo que la actividad económica de la planta, sus logros o crisis han marcado la vida ciudadana”, explica Natalia Martignoni, Técnica Local de Fundación Loma Negra. A esta dependencia se sumaba, según el estudio de la UNICEN, la baja cultura emprendedora de ambas comunidades. “Por esto surge ‘VillaBa Emprende’, uno de los principales programas que implementó el CIVICO y que tiene como objetivo principal apoyar y fomentar a emprendedores, en conjunto con UNICEN, que forma parte indisoluble en la conformación y apoyo a proyectos sustentables”, enfatiza Schmale.

 A través de este proyecto, se desprendieron una serie de talleres y actividades destinadas a promover el emprendedorismo en la zona. Entre ellos, se realizan concursos de ideas y proyectos, se brindan charlas con emprendedores de otras localidades que relatan sus experiencias, se dictan cursos con el objetivo de brindar herramientas de gestión en determinadas áreas como: marketing, ventas, costos, resolución de conflictos, trabajo en equipo, comunicación, entre otros. Paralelamente se otorgan tutorías con profesionales de la Universidad para formular los planes de negocios de los futuros emprendimientos. La última etapa se basa en la gestión y asistencia de los emprendimientos elegidos por parte de profesionales.

 Teniendo en cuenta que la localidad de Barker es identificada por la fiesta provincial de la frambuesa y la fiesta del dulce casero, y que muchos emprendimientos están vinculados a la producción de alimentos, se desarrolló una alianza con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). “Estas alianzas contribuyeron a un mayor desarrollo de los negocios, gracias a los diferentes talleres que se brindaron”, afirma Martignoni.

 Sandra de la Torre, fundadora junto a su marido Oscar del emprendimiento de dulces “La Celema”, asegura que le sirvieron mucho los conocimientos aprendidos en el taller para aplicar en la etiqueta. “Mejorar la presentación, entender cómo y qué busca el consumidor y poder plasmarlo en las etiquetas de nuestros productos fue un paso adelante”.

 Durante 2015 se llevaron a cabo cinco proyectos estructurantes y ocho proyectos de voluntariado, incluyendo el Día de Hacer el Bien. Una iniciativa importante para recalcar, fue el ‘Proyecto Redes’, que buscó, a través de una alianza con la secretaría de extensión de la Facultad de Ciencias Económicas, el fortalecimiento de la gestión de las organizaciones sociales. Para esto se realizaron talleres con las organizaciones de base en la que se dictaron contenidos contables, económicos, de comunicación, trabajo en red, trabajo en equipo, y se creó un software para facilitar la carga de datos.

Por otro lado, la Escuela N°19 de Villa Cacique fue la elegida por los colaboradores de Planta Barker para la realización del Día de Hacer el Bien. Trabajos de albañilería, pintura y mantenimiento eléctricos lograron que 140 niños tengan un lugar mejor donde ir a estudiar todos los días.

 “Entiendo que es importante devolver a la sociedad lo que nos da y el CIVICO es una herramienta para hacer eso”, asegura Gustavo Cerrone, Gerente de Planta Barker a lo que Martinioni agrega: “Por este motivo, cada año buscamos potenciar al CIVICO, brindando herramientas y capacitación sobre cómo fortalecer la inversión social en las diferentes comunidades de actuación de Loma Negra”.

 

Barker, CIVICO, Institucional, Prensa|Comentarios desactivados