Un mundo mejor para los más pequeños

El CIVICO Zapala benefició a 74 niños del Jardín Maternal Nidito de Ternura y a partir de una red de aliados transformaron el lugar de juegos de esta institución

Para la novena edición del Día de Hacer el Bien (DHB) el CIVICO Zapala decidió cambiar la realidad a los 74 niños que asisten todos los días al Jardín Maternal Nidito de Ternura. La institución contaba con un gran patio que no se podía disfrutar por el estado en el que se encontraba, no tenía espacios verdes, arenero, bancos ni luminarias, sus juegos no eran los indicados para las edades de los chicos o, en algunos casos, estaban deteriorados. “Cuando nos llegó el pedido la verdad que no dudamos en elegirlos porque en una edición anterior del DHB habíamos trabajado en el otro Jardín que hay en la ciudad, Canguritos, para chiquitos en situación de vulnerabilidad de 45 días a cuatro años”, explica Estela Garltand de Planta Zapala.

Dado que el trabajo era mucho, se comenzó con las reuniones y convocatorias de aliados durante el mes de junio. Dos semanas antes de que se realizara el DHB, se inició la transformación del espacio de 25 por 15 metros. “Tal fue el trabajo que se hizo que el día de la acción decidimos poner fotos que mostraran el antes y el después. Se quedaban sorprendidos y felices al mismo tiempo por el trabajo que habían realizado, le habían modificado la vida a ese jardín”, enfatiza Hugo Parra, Líder de Cantera con 20 años en la Planta. Asimismo, Parra rescata la oportunidad que les brinda Loma Negra y explica que: “cuando uno trabaja con los compañeros fuera del trabajo diario se siente distinto, te genera más ganas, más compromiso, incluso si yo tuviera que venir solo sé que no lo haría. Por todo esto rescato la herramienta que nos da Fundación”.

Zapala 328x210

Luego de la tradicional charla donde se reforzaron conceptos de seguridad con el fin de evitar accidentes, se dividieron en distintos grupos para parquizar un espacio de más de 50 m2 al que se le había instalado previamente un sistema de riego sistematizado; se retiraron los juegos en mal estado y se instaló un arenero con un pelotero. Asimismo, se construyó un caminito para poder acceder sin problemas. En las paredes que habían sido restauradas y pintadas, los papás pintaron un gran mural mientras que los alumnos de la EPET N°15 instalaron los bancos que habían construido y la Cooperativa de Energía Eléctrica de Zapala se encargó de la nueva luminaria.  “Sabía lo que significaba para una institución que Fundación Loma Negra te eligiera para hacer el DHB por eso nunca tuve dudas de que nuestra realidad iba a cambiar 180 grados”, cuenta emocionada Nadia Pifano, Directora de Nidito de Ternura y agrega: “Cuando trabajas para los nenes estás pensando en un mundo mejor, y cuando dimensionas el impacto que tiene en sus vidas el hecho de que tengan un lugar donde poder jugar, la entrega es mucho mayor, realmente los empleados de Loma Negra y toda la gente que vino nos hizo un regalo inmensurable”.

La participación del Ente Provincial de Energía del Neuquén, la Cooperativa de Energía Eléctrica de Zapala; DGR Euroclean, Transportes Zapala, VITRANSER, la EPET N° 15, NAMUN TU y la Municipalidad de Zapala fue la clave para que los 25 voluntarios internos y los 70 externos pudieran realizar esta gran transformación. “Lo importante no fue el aporte económico sino que nuestros empleados se sumaron y participaron activamente ese día junto al resto de la comunidad. Ver la cara de esos chicos te gratifica el alma y brindarles un lugar sano y seguro es el mejor aporte que podemos hacer”, explica Sabrina Vega, supervisora de la empresa DGR Euroclean S.A., compañía que además de realizar la limpieza del predio donó los materiales para la construcción de un gabinete para herramientas.

El cierre no podía ser de otra manera que con una gran merienda y los chicos jugando y disfrutando su nuevo y merecido espacio.

Acción: Plaza de la Salud en el Hospital Mental El Zonda

Beneficiarios: 211

Voluntarios Internos: 25

Voluntarios Externos: 70

Aliados: 8

Construir un espacio para todos

En el Día de Hacer el Bien, el CIVICO San Juan junto con la Municipalidad de Rivadavia, instaló una Plaza de la Salud en el Hospital Mental El Zonda. 

 En alianza con la Municipalidad de Rivadavia, el CIVICO San Juan realizó la instalación de una Plaza de la Salud en el Hospital Mental El Zonda, como actividad elegida para esta nueva edición del Día de Hacer el Bien (DHB).

La institución es el vecino más próximo de la Planta Loma Negra. A partir de una labor interdisciplinaria, se escogió un lugar que tuviera un impacto a mediano y largo plazo. Se planificó el armado de una plaza saludable, y se trabajó durante varios días previos en la preparación del terreno. Luego, durante la jornada se instalaron los aparatos de salud para rehabilitación psicomotriz.

San Juan 328x210

“Fundación Loma Negra es un socio estratégico fundamental para nosotros porque compartimos el espacio, nos aportan materiales y conocimiento para realizar acciones al mismo tiempo que participamos en alianza en iniciativas de Responsabilidad Social”, explica Carlos Cepeda, encargado del Área Salud y Deportes de la Municipalidad de Rivadavia.

La construcción de esta plaza no sólo beneficia a los 100 internos del hospital, sino que además se enmarca en el Programa de Pausas Saludables para los más de 100 profesionales y colaboradores de la institución. Para Gustavo Frías, Director del Hospital, la construcción de este espacio es más que importante. “Ver cómo se involucraban los voluntarios de Loma Negra y cómo trabajaban en el acondicionamiento del terreno es algo que me llenó de emoción. No vinieron a cumplir, sino que se notaba que lo hacían desde el corazón. Fueron días de mucho trabajo previos a la jornada”, enfatiza Frías.

El 24 de septiembre, 62 voluntarios se hicieron presentes con sus familias para vivir un día de mucho trabajo y festejos. “Fue un DHB distinto, de gran convocatoria y compromiso. Y gracias a la aprobación del director, pudieron ingresar menores de 17 años para disfrutar en familia junto al cuerpo médico. A su vez, el encuentro tuvo repercusiones muy buenas en la comunidad y los profesores ya armaron una rutina de deporte para implementar con los internos “, detalla Ignacio Chiappini, Líder de Administración de Planta San Juan.

Acción: Plaza de la Salud en el Hospital Mental El Zonda

Beneficiarios: 100 internos y 100 comunidad profesional

Voluntarios internos: 32

Voluntarios externos: 30

Aliados: 6

Poner en valor la escuela

Un total de 124 voluntarios se unieron para mejorar la Escuela de Educación Secundaria Nº 7 de San Nicolás, en el Día de Hacer el Bien organizado por el CIVICO Ramallo.

El CIVICO Ramallo realizó su jornada del Día de Hacer el Bien (DHB) con tareas de refacciones edilicias y poda de espacios verdes en la Escuela de Educación Secundaria Nº7 Libertador José de San Martín, de San Nicolás. Un total de 124 voluntarios se unieron para cambiar la realidad a 550 personas.

La Escuela de Educación Secundaria N° 7 de San Nicolás, a la que asisten 500 alumnos, necesitaba ser reacondicionada no sólo en su interior sino también en la construcción de la vereda para acceso a nuevas aulas y talleres.

Ramallo 328x210

Así fue que se decidió refaccionar el edificio: colocar nuevas luminarias, reparar techos y filtraciones, construir la vereda y reacondicionar el espacio verde, a partir de la poda de sus árboles y colocación de nuevas plantas.

 “Lo que más alegra es ver la participación de los mismos alumnos pintando sus bancos y sus aulas. En especial, la pared de un aula llena de grafitis que se pintó de negro para taparlos, y luego de blanco. Quedó hermosa y los chicos lo valoraron”, enfatiza Edgard Huck, Supervisor de Embolsadora en Planta Ramallo y voluntario en esta y otras actividades realizadas anteriormente. Trabaja en la planta desde que se creó y está orgulloso de participar en este tipo de actividades junto con su familia. Este año, lo acompañó su mujer, que se sumó a la pintura de las paredes.

Marcos Muñoz, director de la escuela, cuenta que en una primera instancia se realizó la poda de los árboles y los arreglos de los accesos para que durante la jornada del DHB, que se desarrolló el último fin de semana de septiembre, voluntarios de la compañía, alumnos, ex alumnos, docentes y padres, colaboraron con la pintura del interior. “Al sentirse protagonistas, los alumnos valoran y cuidan más la institución. Fue una experiencia enriquecedora de la que estamos muy agradecidos por tenernos en cuenta”, afirma Muñoz.

Otras manos voluntarias se sumaron desde el barrio vecino 7 de Septiembre (Barrio IVBA) con la participación de la comisión vecinal de la mano de su presidenta Sara Godoy. “Conocí a la Fundación el año pasado cuando en su cumpleaños número diez vinieron a reacondicionar la plaza del barrio. Este año me invitaron a colaborar como voluntaria con esta escuela y me sumé con mi familia y amigos. Me emocionó escuchar a mi hija: ‘Nosotros somos voluntarios, ¡vamos!’. Y luego, orgullosa mostraba la remera a su maestra”, recuerda Sara, orgullosa de los valores de su hija.

Escuela de Educación Secundaria N° 7 “Libertador José de San Martín”, Partido de San Nicolás 

Beneficiarios: 550 alumnos

Voluntarios internos: 10

Voluntarios externos: 114 

Aliados: 8                                                            

Trabajar juntos y por el otro

El Día de Hacer el Bien se vio replicado en las diferentes comunidades que componen el CIVICO Olavarría, en una jornada intensa en la que todos los habitantes se beneficiaron de las acciones solidarias.

El Día de Hacer el Bien (DHB) en Colonia San Miguel, organizado por el CIVICO Olavarría, representó un cambio estructural para toda la ciudad. A partir de diferentes frentes de acción, 56 voluntarios intervinieron varias instituciones. Por un lado, en la Parroquia se pintó la fachada y se hizo la instalación de agua en el salón parroquial donde se realizan las principales actividades. En el Jardín de Infantes N° 920 se acondicionó el SUM y se le colocaron aberturas, mientras que en la Escuela Primaria N° 5 se construyó una vereda en una zona que se inundaba. Por otro lado, en la Sociedad de Fomento se emplazó una cancha de bochas, y en el Centro de Jubilados se pintó el salón principal, donde desarrollan eventos y reuniones, entre otras actividades.

Cnia SMiguel 328x210

“Todos los voluntarios estuvieron distribuidos entre los distintos puntos, de a poco fuimos realizando lo que demoraba menos tiempo y terminamos todos juntos en Centro de Jubilados que era el lugar que mayor trabajo requería”, cuenta Juan Pablo Acuña, Analista de Recursos Humanos de Loma Negra.

El Día de Hacer el Bien es una fecha muy esperada para la comunidad de Colonia San Miguel ya que, según explica José Sánchez, Presidente de la Sociedad de Fomento, “contar con la ayuda de Loma Negra es importantísimo porque este año hicimos muchas cosas que no las podríamos haber realizado solos. Aparte la gente se engancha, se suman los chicos y aprenden lo que significa el sentido de comunidad”, relata  Sánchez.

El Centro de Jubilados es el corazón de la vida social de esta comunidad en la que viven 800 personas. Por este motivo, los trabajos más importantes se concentraron en este lugar. Aurora Salonia, tesorera del Centro de Jubilados, recuerda la jornada como “una experiencia hermosa, recibimos mucha colaboración, el salón quedó espectacular. Fue muy gratificante ver gente tan activa y participativa”.

En la localidad de Loma Negra, por su parte, los esfuerzos se concentraron en tres acciones: Cerro Luciano Fortabat, Club Social Loma Negra y Plaza de Acceso Plan B. Con el objetivo de generar una atracción turística, en el primer espacio se desmalezaron las plantas que afectaban a las especies autóctonas, se limpió el lugar y se mejoró el camino para que en un futuro se instale una bicisenda. En el Club Social se mejoraron las instalaciones, se pintó el salón principal, se trabajó en el área de la pileta y en el cerco perimetral. Finalmente, se reforestó la Plaza con aproximadamente 20 especies nuevas.

Para poder llevar adelante las distintas acciones Fundación Loma Negra cuenta con una serie de aliados que colaboran activamente, no sólo donando materiales e insumos sino también involucrando a sus colaboradores. Durante 2017, se destacó el apoyo recibido de: El Cerrito Emprendimientos, Tecem S.A., La Callejeada, Comisión de Damas y la Municipalidad de Olavarría.

Loma Negra 240x130

“Todos esperamos el DHB con mucho entusiasmo porque se vive como un día que es de todos, donde te podés sumar logrando resultados que nos benefician a todos por igual”, enfatiza Luciano Pronino, Analista de Administración de Planta L’Amali.

La acción elegida por el CIVICO en Sierras Bayas fue la recuperación de un espacio verde que quedó abandonado en el que se realizaban tertulias en un antiguo anfiteatro. “Realizamos un gran trabajo antes y después del DHB, ya que tuvimos que limpiar el predio y prepararlo para que los voluntarios pudieran trabajar bien. Fue hermoso ver a tanta gente que no se conocía entre sí poner el esfuerzo para devolver a ese lugar la vida que ya no tenía”, asegura Máximo Plaquin, Asistente de Gerencia de Planta L’Amali.

Sierras Bayas 240x130

Los principales aliados de esta acción fueron: Biblioteca Popular, Bomberos Voluntarios, Comisión de Reyes de Magos, Cooperadora Hospital, Escuelas Primaria N ° 14 y Secundaria Nº 2, Granja Don Nazareno, Grupo Juntos por Sierras Bayas, IMEDA, Jardín de Infantes Cristo Rey, Logística Traveller, Ferretería Marfra, Metalúrgica Villa Arrieta, MJM Transporte de Constanzo, Rotary Club Sierras Bayas, Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo, Terceriser, Transsuelo, entre otras.

Acciones:

Recuperación del Cerro Huecu Fu Hum (Sierras Bayas)

Intervención en Cerro Luciano Fortabat y Club Loma Negra (Loma Negra)

Distintas intervenciones en la ciudad (Colonia San Miguel)

Beneficiarios: 8.303

Voluntarios Internos: 104

Voluntarios Externos: 279

Aliados: 40

 

Cambiar realidades

En el Día de Hacer el Bien, el CIVICO Ferrosur devolvió la felicidad al Jardín N° 914 a partir del esfuerzo en conjunto de 91 voluntarios.

Como todos los años, la acción elegida por el CIVICO Ferrosur para realizar el Día de Hacer el Bien (DHB) surgió de un colaborador que postuló como institución beneficiaria al Jardín N° 914, al cual asisten 97 alumnos y 15 docentes. “Realizamos un relevamiento de las necesidades de la institución para ver si realmente podíamos satisfacerlas, y pusimos manos a la obra”, explica Carolina Belsito, Gerente de Excelencia Operacional de Ferrosur Roca S.A.

El 24 de septiembre, 44 voluntarios internos y 47 externos, entre los cuales había padres y docentes, se reunieron para llevar a cabo diferentes tareas dentro del jardín. Se pintaron los paredones interiores y exteriores, se realizaron trabajos de jardinería, arreglo de mobiliario en baños, cambio de posición de mástil y reparación y pintura de juegos.

Ferrosur 328x210

“No esperábamos semejante obra, ya que en un principio solo solicitamos la pintura para el paredón dañado -cuenta emocionado Juan Pablo Arévalo, colaborador que presentó el proyecto-. Y fue tal la transformación que logramos que al día siguiente cuando llevé a mi hija al jardín, se bajó del auto y me dijo: ‘Papá te equivocaste, este no es mi jardín’. No puedo explicar la felicidad que sentí por haber sido parte del grupo que logró esa transformación”.

Si bien hacía tiempo que no se realizaban trabajos de pintura en la fachada, el hecho de que el Jardín esté ubicado en una zona de Olavarría cercano al predio donde fue el recital del Indio Solari a principios de este año, provocó que el deterioro fuera mayor. Los fanáticos de la banda de rock rompieran las rejas y pintaron las paredes exteriores.

Al finalizar la jornada, Mariel Campo, docente administrativa, estaba feliz por el trabajo conseguido. “Fue una jornada maravillosa porque cambió nuestra realidad. El DHB nos llenó el alma y saber que existe una Fundación que pone a disposición de una institución no sólo recursos, sino su gente y que, al mismo tiempo, te enseña lo importante que es construir junto al otro. Por eso, en la próxima oportunidad nos comprometemos a sumarnos y colaborar con la transformación de otra institución”, concluye Mariel.

Acción: Jardín N° 914 – Olavarría

Beneficiarios: 112

Voluntarios internos: 44

Voluntarios externos: 47

Aliados: 6

Renovar juntos

La jornada solidaria en Catamarca consistió en mejorar el edificio de la Escuela Nº277 Nicolás Avellaneda y el jardín de infantes que funciona al lado.

En el marco del Día de Hacer el Bien (DHB), en una jornada en la que se transmitió mucha alegría y entusiasmo, el CIVICO Catamarca puso manos a la obra junto a un gran equipo de voluntarios para reacondicionar el gran edificio de la Escuela Nº 277 Nicolás Avellaneda de la localidad de Tapso, El Alto. La escuela, con más de 100 años, necesitaba recuperar su esplendor y todos estaban más que predispuestos para lograrlo.

“Pensaba que no íbamos a terminar porque la escuela es muy grande y también nos pidieron que pintemos el edificio de al lado, donde funciona el jardín de infantes, pero gracias a la colaboración de todos, pudimos concretarlo”, comenta Rubén Guarachi, miembro del CIVICO Catamarca, aún con la satisfacción de la tarea cumplida.

Catamarca 240x130

Muchas manos se sumaron a esta fiesta, la gente de ordenanza colaboró dejando listas las paredes para poder pintarlas y cada maestro se encargó de organizar su aula. Lo que más llenó de orgullo a los voluntarios ese día fue que a pesar de que la escuela queda lejos de la ciudad donde viven todos, nadie faltó. “Pusimos un transporte para trasladar a los empleados, pero todos se juntaban en diferentes autos y llegaban juntos”, asegura Guarachi, quien vivió su segunda experiencia como coordinador del DHB junto a su novia y amigos.

Además de pintura y trabajos de albañilería se reparó el mástil y la campana, algunos artefactos eléctricos, bancos y pizarras. También se construyó un escenario de madera, juegos recreativos y una huerta ecológica. Se realizaron trabajos de plomería en baños y cocina, entre otras actividades.

Ayudaron familias completas, incluso se sumaron tres ex empleados de Loma Negra para colaborar con la institución. Paola Vanesa Vieyra, integrante del CIVICO Catamarca, se llenó de energía como voluntaria. “Uno aporta su parte, pero la gente te devuelve mucho, no tenían recursos pero les sobraban ganas”, comenta asombrada.

Según cuenta Ana Silva, directora de la escuela, fueron dos jornadas completas de mucho trabajo, dado que es un edificio grande que abarca casi toda la manzana en el que funciona el nivel inicial y primario. “La escuela estaba pintada de rosa, ahora quedó verde y champagne para que se note el cambio. Fue una experiencia increíble y muy bien organizada por cada maestra que se encargó de comprometer a un grupo de padres de alumnos que pintaron sus aulas. Hasta la huerta ecológica pudo concluirse. Y los escudos de piedra y el mapa de la entrada se pintaron de otro color y se cercaron para evitar que los chicos se lastimen.”

 

Acción: Escuela Primaria N° 277 “Nicolás Avellaneda”-Tapso   

Beneficiarios: 300

Voluntarios internos: 29

Voluntarios externos: 118

Aliados: 7

La importancia del trabajo en equipo

La clave de este año del Día de Hacer el Bien organizado por el CIVICO Cañuelas fue trabajar junto al otro y hacer realidad aquello que parecía inalcanzable.

“Por otras experiencias que conocíamos, sabíamos que si lográbamos que eligieran nuestro Jardín para las acciones del Día de Hacer el Bien (DHB) la transformación iba a ser tan importante que la realidad de todos los días nos iba a cambiar 180 grados”, cuenta emocionada aún Nancy Rojas, Directora del Jardín de Infantes N° 901 Magdalena Sánchez Elías de Quinteros, de la localidad de Vicente Casares. “La alegría fue doble cuando nos confirmaron porque, por un lado, logramos festejar nuestros 50 años de una manera distinta y, por otro, porque si bien ya tenían cerradas las actividades para ese día, nuestro Jardín fue tenido en cuenta”, agrega.

Cañuelas 240x130 Cañuelas 328x210

El hecho de incluir una acción más al plan significó comenzar con la puesta en valor un mes antes que la fecha del DHB para que ese día se sumaran los padres de los alumnos y la comunidad educativa en tareas de pintura, arreglo de bancos, cambio e instalación de nueva luminaria, colocación de rejas de seguridad, entre otros. “Todos trabajamos por recuperar ese Jardín al que concurren 79 niños y que este año cumple su 50 aniversario. Fue una manera de devolver parte de lo mucho que le da a la comunidad”, explica Marcos Cabanillas, Líder de Planta Lomaser y responsable de coordinar la acción.

Para Rojas, la experiencia fue muy agradable, “los voluntarios pintaron las paredes del frente y del fondo y reemplazaron los tubos de electricidad por iluminación LED. Además, colocaron el cartel con el nombre del Jardín y nos donaron la pintura para los postes. No podemos pedir más, se cumplió el sueño y el regalo de cumpleaños”. Además, los arreglos también se trasladaron al edificio de al lado, donde funciona la Escuela Nº 17 en los niveles de primaria y secundaria.

La importancia de la recreación

A partir de la necesidad de la Escuela Primaria N°4 y Secundaria N° 28 de Uribelarrea de contar con un espacio de recreación y deporte acorde para los chicos, el CIVICO Cañuelas focalizó la acción del DHB en la recuperación de un terreno baldío inmediato a las instituciones para que los 240 alumnos contaran con este nuevo campo que no sólo les permitirá entrenar sino también participar de la competencia intercolegiales.

Para determinar si el lugar era apto para la construcción, técnicos de Loma Negra evaluaron las distintas contingencias que podía presentar y una vez aprobados los trabajos, se decidió cerrar el perímetro con un alambrado olímpico con el fin de evitar que los autos ingresaran al predio. Posteriormente se construyó un playón de 500m2 de hormigón en el cual se demarcó una cancha de básquet y dos de vóley; se instalaron puertas de ingreso, jirafas de aro de básquet, postes y se reacondicionaron los arcos que ya estaban. Voluntarios de Recycomb realizaron todo esto en el taller de mantenimiento de la empresa.

Uribelarrea 240x130

De la planificación y ejecución participó la Cooperadora de la escuela, y los aliados que se sumaron a esta acción fueron los principales proveedores de Recycomb: Transporte Federico Romano, Transporte ISPRA, Municipio de Cañuelas – Delegación Uribelarrea, WORK GROUP, Cooperativa de Electricidad y Servicios Públicos Antonio Carboni, Cooperadora Escuela N°4, Abel Barrios y Carlos Errecart.

Además de los 30 voluntarios internos, se sumaron a padres y alumnos del último año del secundario. “El Programa Puente nos permitió tender lazos fuertes con las Escuelas Secundarias y nos pareció que involucrar a los alumnos era una forma de cerrar el círculo e integrar ambos programas”, explica Ricardo Girolami, Líder de Planta y Operaciones Externas de Recycomb, y agrega: “Fue una jornada en la que destaco como rasgo comunitario la alegría. Todos estaban contentos y los chicos que participaron estaban dispuestos a trabajar por y junto al otro”.

La alegría del objetivo cumplido también es compartida por Vladimir Colucci, profesor de Educación Física y Presidente de la Cooperadora. “Durante un mes trabajamos conceptos pedagógicos de manera vivencial. Les enseñamos que a partir del trabajo en equipo, la consideración, el esfuerzo y la comunicación se puede lograr un objetivo que parecía inalcanzable. Estoy feliz porque pude demostrar gracias al DHB eso que siempre les digo: lo importante es educar con el ejemplo”, concluye Colucci.

Acciones: “Festejamos el cumpleaños del Jardín” – Jardín de Infantes N° 901 M. Sánchez Elías de Quinterno, Vicente Casares

Campo de deportes de la Escuela Primaria Nº4 General José de San Martín, Uribelarrea        

Beneficiarios: 700

Voluntarios internos: 75

Voluntarios externos: 36            

Aliados: 16

 Cambiar la realidad de los chicos

El CIVICO Buenos Aires eligió al Hogar Juan XXIII de Avellaneda para el Día de Hacer el Bien. Más de 120 voluntarios trabajaron para su reacondicionamiento.

“Hace dos años nos acercamos a Ferrosur para pedirles unos durmientes que estaban en desuso y ahí comenzamos a conocernos, incluso en aquel momento nos comentaron que existía en la empresa un día especial y que iban a proponer a nuestra organización. Dos años después no sólo cumplieron sino que es un antes y un después”, cuenta  el padre Luis Espósito, responsable del Hogar Juan XXIII de Avellaneda, institución elegida en 2017 por el CIVICO Buenos Aires para la edición del Día de Hacer el Bien (DHB).

BsAs 240x130

Las tareas a realizar eran muchas y de envergadura: nivelar y limpiar el terreno, dejar en funcionamiento una gran pileta, cerrar un espacio para destinar una parte a estacionamiento y la otra para gimnasio; revocar y masillar las paredes exteriores para poder pintarlas el día de la acción; acondicionar grandes maseteros y el sector de la parrilla, entre otros.

“Fue un gran objetivo el que nos planteamos y realmente le pusimos el alma para lograrlo dado que por las inclemencias del tiempo muchas veces hubo que repetir el trabajo o incluso surgían imponderables que no podíamos dejar de lado y se sumaban a la lista de cosas a realizar”, cuenta orgulloso Julio Ramírez del Río, colaborador de Ferrosur del área Administrativa y unos de los líderes de esta edición del DHB.

 Para que ese sábado 28 octubre los voluntarios pudieran aportar sus ganas de colaborar los trabajos comenzaron 30 días antes. En pequeños grupos y con empresas aliadas se limpió y niveló el terreno, retiraron troncos y se pasó una pala mecánica; se instalaron los pilares para realizar el cerramiento, se cambió la instalación eléctrica y se colocó un tablero dado que las paredes y el techo estaban electrificadas. A su vez, vaciaron la pileta con baldes, para luego sellarla y pintarla; se recuperaron los canteros con hidrolavadora y se revocaron paredes exteriores. También se acondicionó totalmente el área del asador que se utilizó ese sábado para preparar las hamburguesas.

“Fuimos temprano y armamos las nueve estaciones para que cuando los voluntarios llegaran se pusieran las remeras y una vez desayunados comenzaran a trabajar. Para mí eso es clave para lograr que todas las tareas se cumplan, sumado a la importancia del rol de cada líder”, explica Ramírez del Río a la pregunta cómo logran tanto en un solo día. Y agrega: “es tanto lo que damos como lo que recibimos, sería muy bueno que a la acción del DHB le podamos sumar acciones más chicas de voluntariado durante el resto del año”.

De esta manera, y en distintos grupos, los 120 voluntarios que asistieron a la jornada pintaron el ingreso del Hogar y las paredes del exterior del patio y del galpón, llenaron los maseteros para poner los plantines con flores y colocaron otras plantas, terminaron de colocar las luminarias en el exterior y de acondicionar el espacio que serviría de estacionamiento y de gimnasio.

“Somos una Fundación que se formó hace 50 años y que desde su origen fuimos abriendo frentes de respuestas y las necesidades sociales. De esta manera tenemos el Hogar donde viven 20 jóvenes y el Hogar de día donde asisten 60 chicos todos los días. El aporte de Fundación Loma Negra y de todos sus voluntarios nos demuestra que entre todos se puede generar cambios importantes en la vida del prójimo”, concluye el Padre Luis.

Acción: Hogar Juan XXIII, Avellaneda

Beneficiarios: 50

Voluntarios internos: 77

Voluntarios externos: 51

Aliados: 9

Compartir acciones que benefician a todos

En una jornada donde el compartir fue la premisa, la acción del Día de Hacer el Bien organizado por el CIVICO Barker se realizó en el Club Loma Negra de Villa Cacique.

Con el objetivo de realizar una actividad que reúna a toda la comunidad y genere un impacto significativo, el CIVICO Barker eligió el Club Loma Negra de Villa Cacique como lugar emblemático y para realizar el Día de Hacer el Bien (DHB).
“El Club tiene pocos socios, pero la mayoría de las personas de la comunidad concurren a realizar algún tipo de actividad ya sea deportiva o recreativa en el club. Por eso lo elegimos para hacer nuestro voluntariado, por el impacto positivo en la comunidad”, explica Pablo Taiana, Líder de Planta Barker.
Barker - 240 x 130
El sábado 28 de octubre se reunieron alrededor de 90 voluntarios en las inmediaciones del Club para celebrar una jornada con un doble propósito: realizar una acción solidaria al mismo tiempo que se compartía un momento juntos. Fue así como los voluntarios se dividieron en dos grupos, el del “Hacer” y el del “Compartir” para organizar las actividades.
El primer grupo trabajó días los días previos con el fin de lograr mejoras en el playón externo. Entre las principales reparaciones que realizaron están los cuatro tableros de básquet, el arreglo del piso y la demarcación de las canchas. En la planta los voluntarios de Loma Negra construyeron cestos y bancos de hormigón. También se intervino la plazoleta cercana, a la cual se le repararon sus juegos y se sumaron otros nuevos. Asimismo, la Unidad Penitenciaria colaboró con la construcción de bancos de caña y madera y colaboró con la instalación de una tribuna realizada con durmientes de ferrocarril en desuso en la cancha de fútbol.
Cuando finalizaron los detalles de la puesta en valor, el segundo grupo se dedicó a organizar una muestra de diferentes organizaciones deportivas de vóley y básquet de localidades aledañas. Los chicos se entretuvieron con animaciones infantiles, y, a modo de cierre de la jornada, el grupo de folklore local “Peña Renacer” brindó un espectáculo de música y baile.
“Tuvo más convocatoria de la que pensamos. La gente espera el DHB como una jornada importante para compartir e involucrarse. Tuvimos muchos voluntarios externos y muchos chicos disfrutando de las actividades recreativas”, recuerda Claudio Antonione de Planta Barker y Coordinador del “Compartir”. Entre los principales aliados que participaron de la actividad, se encuentran el Municipio de Barker, la Unidad Penitenciaria, las empresas contratistas Minerar y Collazo SRL, colaboradores del Club Loma Negra, la Sociedad de Fomento, el Centro de Jubilados y el Club de Fútbol Infantil.
Tanto los voluntarios como los miembros de la comunidad disfrutaron de una jornada intensa de emociones y acciones. Así lo vivió León Buyanovky, Líder de Embolsadora de Loma Negra: “Me encanta el deporte y mis hijos van al Club, por lo cual sabía de la necesidad real que se tenía. El ejemplo que me dio mi padre favoreció este espíritu de colaborar que tengo, por lo que ver a los niños disfrutando y un espacio recuperado me reconforta”, concluye.
Acciones: Playón Club Loma Negra – Villa Cacique
Beneficiarios: 300
Voluntarios internos: 57
Voluntarios externos: 33
Aliados: 16

Vivenciar hoy un día en mi futuro

Quince estudiantes del último año del colegio secundario compartieron una jornada laboral con profesionales de la carrera que desean estudiar.

El pasado 7 de diciembre, en La Casona del Carmen de las Cañuelas, se llevó a cabo la tercera edición de “Experiencia DTF”, un programa de orientación vocacional que junto con “DTF Expo”, forma parte de Definiendo Tu Futuro, organizado por Rotaract e Interact Cañuelas, patrocinados por Rotary Cañuelas, con el apoyo de Fundación Loma Negra, Molino Cañuelas, Municipalidad de Cañuelas, Jefatura de Inspección y profesionales participantes.

La inscripción fue gratuita y se invitó a participar a todas las escuelas del distrito; treinta y tres fueron los alumnos que se anotaron. Luego de un proceso de selección, donde los estudiantes cumplieron con varias instancias, entre ellas, completar un formulario online símil CV y entrevistas en profundidad simulando un proceso de búsqueda laboral, finalmente los participantes fueron quince.

4“Me parece muy bueno que se dé la oportunidad a estudiantes de compartir un día con profesionales, para que puedan conocer la profesión más a fondo, y sentirse más seguros de lo que eligen para su futuro” comentó Noeli Aguilar, instrumentadora quirúrgica del Hospital de Cuenca Alta, quien estuvo acompañando a una alumna de la Escuela Estrada.

La jornada comenzó con un desayuno en el salón de eventos, donde los estudiantes se conocieron con los profesionales, entre nervios y ansiedad por vivenciar lo que sería un día en su futuro. Luego de las presentaciones, los alumnos se adentraron al campo profesional durante aproximadamente 7 horas. Para ellos, una oportunidad única de evacuar dudas de todo tipo y aprender más sobre la profesión que aspiran desarrollar.

“Estuve muy conforme con la experiencia DTF, me sentí cómoda. La profesional designada puso la mejor onda y me brindó y trató lo mejor posible, pasé un lindo día y además obtuve conocimientos acerca de la carrera que desconocía”, argumenta Victoria Contreras, alumna de la Escuela Estrada, y futura Licenciada en Nutrición.

Luego, para finalizar, a las 17hs, todos los participantes se reencontraron en el lugar que dio inicio a la jornada, “La Casona“, donde compartieron sus experiencias y contaron cómo se sintieron durante el día, para proceder posteriormente al cierre formal del evento.

Se hicieron presentes autoridades y representantes de las diferentes instituciones que apoyan y colaboran con “Experiencia DTF“; en los diversos discursos que pudieron apreciarse, se destacaron los logros obtenidos, y se alentó a todos los profesionales de Cañuelas a sumarse a las próximas ediciones de este programa, destacando la importancia que este espacio posee para los jóvenes.

“Es un verdadero honor ser parte de estos dos proyectos formadores de nuestras generaciones futuras. La Casona fue concebida como un gran proyecto adecuando sus instalaciones creando un ambiente agradable, confortable y seguro y para ser disfrutado en su totalidad. Doble satisfacción por ser hijo de un rotario”, destacó el dueño de La Casona, Carlos Gustavo Mazzini, quien puso a disposición de la organización todo lo necesario para que Experiencia DTF sea una vivencia excepcional para todos los involucrados.

Los alumnos de la Escuela Especial N° 502 de Máximo Paz estuvieron a cargo del catering del evento, la profesora Sandra Hernández destacó que “esta es una experiencia muy buena para todos. Lo que hoy se vivió los acerca a ellos al mundo laboral real. Integrar es marcar, tenemos que trabajar en la inclusión”. “Grandes panaderos argentinos” es una iniciativa impulsada por Fundación Loma Negra, en alianza con el INTI y su Fundación Saber Como.

Cañuelas, CIVICO, Institucional, Prensa|Comentarios desactivados